Medio Ambiente, Santa Cruz

Hotelero rellenó manglar en Tamarindo y ahora extraerá la tierra tras inspección de Sinac

El jueves 23 de abril algunos vecinos de Tamarindo expresaron su indignación en Facebook: la noche anterior (en el Día Mundial de la Tierra) el hotel y restaurante Ochos había rellenado una parte del manglar y había abierto una zanja que conducía las aguas hasta el mar.

“El ecosistema del manglar va a desaparecer si no se saca la tierra de nuevo y se devuelve a su estado original cuanto antes”, publicó la página Blue Flag Tamarindo (Bandera Azul Ecológica, BAE) en Facebook. 

En la publicación otras personas comentaron su inconformidad con lo que estaba sucediendo. “Muere el manglar y con él toda la fauna que vive ahí”, dijo una. “Qué tristeza, algunas personas siguen dañando el ambiente y matando todo lo que esté por delante”, dijo otra. 

El encargado de la publicación fue Jordi Villagrasa, coordinador de BAE del distrito costero. Según Villagrasa, el agua del manglar está contaminada de aguas negras. “Esa es una lucha que tenemos en la comunidad”, asegura. “Pero no deben dañar el manglar. Deben corregir lo que hicieron y que no lo vuelvan a hacer”.

Los responsables del relleno fueron los dueños del restaurante y hotel Ochos, ubicado junto al manglar. Su dueño, Shon Kapeta, dijo a La Voz de Guanacaste que el Minae le recomendó verter la tierra para minimizar el olor y la contaminación por aguas negras y melaza que llega desde la comunidad hasta el manglar.

El manglar está negro por la caca, entonces yo consulté con la gente del Ministerio de Ambiente y Energía (Minae) cómo puedo resolverlo. Me dijeron que con arena”, relató el dueño del hotel. 

Según Kapeta, el funcionario le dijo que usar la tierra podía ayudar al manglar a recuperarse después de toda la contaminación”. 

El director del Área de Conservación Tempisque (ACT), Mauricio Méndez, asegura que el Sinac no dio tal permiso ni recomendación. Más bien, aseguró que la Fiscalía Ambiental investiga lo ocurrido y le pidió al Sinac una visita y evaluación del ecosistema, por lo que esta mañana inspeccionaron el manglar. Méndez relató que el relleno es de menos de 100 metros cuadrados y la zanja ya está casi completamente lavada por la marea.

Según Méndez, el fiscal autorizó al dueño del hotel para que retire la tierra que echó. 

“Nos encontramos una parte de relleno y estando ahí hablamos con la persona vecina del manglar [Shon Kapeta] y le dijimos que evidentemente eso no lo puede hacer, que es delito y es ilegal. Él preguntó que qué podía hacer y que si le dábamos permiso de sacarlo. Llamamos al fiscal y dijo que sí, que estaba bien pero que con la supervisión nuestra”, contóMéndez.

Kapeta contratará un bajop (“backhoe”, en inglés) que sacará el relleno la mañana de este martes 28 de abril. Méndez supervisará la extracción y realizará un informe que enviará a la Fiscalía. “De ahí en adelante la denuncia la sigue manejando la fiscalía, pero al menos el material fue retirado”, dijo.

La zanja que Kapeta abrió en la playa de Tamarindo conducía las aguas del manglar hasta el mar. Así se veía el jueves 23 de abril, cuando algunos vecinos visitaron la zona. Foto: Blue Flag Tamarindo

Las afectaciones

Según los vecinos, Kapeta y el director del ACT, el manglar ya estaba tenía daños desde antes del relleno debido al crecimiento urbanístico de la comunidad de Tamarindo

“El manglar tiene un deterioro muy grande por muchas causas. El flujo de agua que pudo haber tenido ya no es el mismo porque se construyeron calles, alcantarillas, casas y eso modifica los flujos de agua, la cantidad y velocidad”, explica. Es decir, el agua ya no fluye naturalmente hasta el manglar, sino que es de alguna forma desviada por las construcciones. 

Las mismas alcantarillas construidas llevan basura y sedimentos al ecosistema. “Pero uno no sabe si había madrigueras o cangrejos o algo”, considera Méndez.

Si dejamos ese relleno, no va a poder entrar la marea porque el nivel del suelo está más alto y dentro de un año ahí va a crecer zacate o plantas. Es decir, el manglar pierde área [cerca de 50 o 100 metros cuadrados]”, agregó.

Según Méndez, posiblemente aprovecharán para quitar un par de palmeras que no deberían estar en el área del manglar. “Eso será adicional. Si se puede aprovechar es importante para quitar esas plantas que no son propias del ecosistema”, agregó.

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios