Galería

Huevos de tortuga: el subsidio de Ostional

This post is also available in: English

Una foto en la que aparecían cientos de turistas impidiendo el paso de las tortugas  en Playa Ostional, durante el mes de setiembre, le dio la vuelta al mundo, con publicaciones en las redes sociales y  los diferentes medios de comunicación.

 La fotografía desató una ola de críticas contra la administración del Refugio de Vida Silvestre Ostional, pero sobretodo, puso sobre el escenario un hecho que pocos saben o recuerdan: en Costa Rica la comercialización de los huevos de tortuga provenientes de Ostional es legal desde 1987.

De acuerdo con Magdalena Vega, presidenta de la Asociación de Desarrollo Integral de Ostional (ADIO), 40 años atrás la playa no estaba protegida. La perdida de huevos era bastante importante pues llegaban personas de todas partes del país para hacer saqueos. Se engordaban animales con huevos de tortuga y como no se hacía limpieza de playa, en la arena quedaba una capa dura de contaminación que impedía los nacimientos.

A partir de los años 70 comienzan las primeras investigaciones con la Universidad de Costa Rica y hasta la fecha se ha mantenido un proceso de investigación permanente, monitoreando la población de tortugas que llega a esta playa.

Se tiene claro que al tener un desove masivo de huevos de tortugas, ellas mismas producen un efecto de sobre excavación, destruyendo los nidos de otras tortugas que llegaron anteriormente. Parte de esos huevos son destruidos a causa de la erosión de la playa, perros y zopilotes. En los primeros días después de una arribada, el índice de destrucción del huevo es sumamente alto y es por eso se permite el aprovechamiento los tres primeros días de la arribada. Aunque la playa es una zona protegida, el 70% de producción se pierde por causas naturales.

Una vez que el biólogo regente de la ADIO hace una declaratoria de arribada, el SINAC verificara si los huevos son comercialmente aprovechables  (pues hay arribadas muy pequeñas), y se emite una resolución del SINAC autorizando el evento.

El aprovechamiento de los huevos se realiza en orden durante los primeros tres días de arribada. Se trabaja dos horas por día o más, dependiendo de la demanda de venta, llevando así un control para no extraer más de la cantidad solicitada y se dividen en grupos de cinco personas para detectar, excavar, lavar y empacar el producto.

Hay un cuerpo de vigilancia de 12 miembros que trabajan toda la noche, proceso importante para el control del saqueo ilegal en playa.  También se organizan para limpiar la playa y cuando se da el nacimiento a los 45 días, proteger a los neonatos para evitar que sean depredados por perros, zopilotes u otros animales.

 Cada noche se monitorea la playa para llevar un conteo de la cantidad de tortugas que arribaron. Entre el 22 al 24 de setiembre se contaron 251,812 tortugas. Se recolectaron 537 bolsas de huevos que se vendieron por un monto de 6.986.000. De este monto, el 30% se utiliza para gastos y el 70% es el incentivo que se  repartirá equitativamente entre los socios. 

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios