Regional, Nosara

Investigación demuestra desove constante de tortugas en Playa Guiones

This post is also available in: English

Las caminatas por Playa Guiones de Nosara durante las mañanas son placenteras. Se ven surfers, niños jugando en la arena  y gente paseando a sus perros. Pero algunas mañanas, especialmente en las madrugadas cuando apenas el sol está saliendo por detrás del cerro, se pueden ver unas huellas extrañas.

Tienen formas largas, de unos 10 centímetros de largo, y están caracterizadas por presentarse de manera doble en una hilera de seguidillas, una arriba de la otra. El camino que trazan va del mar hacia el médano. Son las tortugas marinas.

Otras mañanas, entre las 10 a.m. y el mediodía, los bañistas son sorprendidos por unas tortuguitas bebés de color azúl oscuro.  

Playa Guiones no es conocida por su actividad de avistamiento de tortugas marinas como lo es Playa Ostional, pero forma parte del Refugio de Vida Silvestre Ostional (RVSO) desde 1985 y, a pesar de no recibir las famosas “arribadas” de cientos de miles de tortugas Lora que recibe su vecina, un grupo de residentes locales y una bióloga marina de Estados Unidos están estudiando la actividad de estos reptiles marinos para demostrar que allí también existen.

Foto por David Valverde

La Bióloga Marina Vanessa Bezy, de 27 años de edad, es de Carolina del Norte, EE.UU. y actualmente está trabajando en su doctorado con el Natural Science Foundation para analizar el comportamiento de las arribadas en Ostional.  La playa de Ostional y su comunidad no son nuevas para Bezy. Desde el 2010 que visita la zona de manera regular y en mayo del 2015 decidió mudarse a Playa Guiones para trabajar en su doctorado a tiempo completo.

Su experiencia con tortugas marinas tampoco es poca a pesar de su corta edad: en el 2004 trabajó en Playa Matapalo como voluntaria con la organización sin fines de lucro Asociación de Voluntarios para Áreas Protegidas (ASVO), y en varias playas de anidación de tortugas marinas de su país.

La impresión en Ostional es que en Guiones o Peladas casi no hay tortugas (marinas), pero en realidad son ignoradas, no hay suficiente material al respecto, no hay detalles, no hay estudios”, cuenta Bezy. “ Hay muchas más de lo que creía”.

Así fue que, paralelo a su doctorado, en octubre del 2015 Bezy decidió fundar el proyecto de investigación TortuGuiones.

Con ayuda logística y económica de algunos comercios de la zona, y el trabajo voluntario de residentes– llamado Ciencia Ciudadana por el entrenamiento científico que deben recibir los voluntarios para participar del estudio–, el proyecto ya tiene un amplio registro de desoves, nacimientos y saqueos de nidos.

Monitorear a las tortugas es muy sencillo”, explica la bióloga. El trabajo de los voluntarios es llenar una planilla disponible en la página web de TortuGuiones, donde deben describir qué tipo de actividad presenciaron. “Pusimos postes cada 50 metros, es una manera económica de localizar en la playa el lugar exacto en donde se reportó una actividad.

El proyecto ya tiene unos 100 voluntarios que participan en organización de eventos, prestando servicios o reportando los avistamientos. Unos 20 voluntarios han sido formalmente capacitados para buscar y registrar actividad de tortugas en la playa, en su mayoría Playa Guiones. “También hemos recibido reportes de unos 30 residentes de la comunidad quienes vieron tortugas en la playa”, cuenta Bezy.

Cambio de escenario

En febrero de este año y luego de un largo tiempo de lucha por las comunidades locales cuyas casas dentro del refugio estaban bajo amenaza de demolición, el estatuto legal del RVSO fue modificado: pasó de ser un refugio Estatal– con leyes duras a favor de la protección de las tortugas y en detrimento de la actividad humana–, a refugio Estatal-Mixto. Esto significa que según la nueva ley, las reglas del refugio son más flexibles.

Foto por David Valverde

El refugio fue creado en 1983 y abarcaba únicamente desde Playa Ostional hasta la desembocadura del Río Nosara. En 1985, el presidente de ese entonces, Luis Alberto Monge Álvarez, extendió el refugio a través de un decreto desde el Río Nosara hasta Guiones Sur.

En este contexto es que nace TortuGuiones, aunque Bezy aclara que el proyecto no busca contrariar la nueva ley ni demostrar que, al haber presencia de tortugas en Playa Guiones, la actividad humana debe ser restringida más de lo que establecen las autoridades gubernamentales a cargo, sino crear el primer estudio científico de actividad de tortugas marinas en Guiones.

Para la joven, el desarrollo de las comunidades locales va de la mano con la protección de las tortugas cuando las personas entienden el impacto que ejercen en su medio ambiente.  “Hay mucha gente que quiere construir (en la playa) y de verdad les importa (cuidar a las tortugas)”.

Además, la científica está convencida que para que Ostional siga siendo el inmenso semillero de tortugas que es, las playas vecinas también deben recibir atención. “¿Qué pasa si ignoramos lo que sucede en Guiones? Puede impactar drásticamente a la playa de Ostional. Debemos proteger a las playas aledañas”.

Bezy da el ejemplo de lo que pasó con el Parque Nacional Marino Las Baulas en Playa Grande, contiguo a la turística Playa Tamarindo, que sufrió un deceso en la anidación de las tortugas Baulas en la década del 80 hasta que se declaró Parque Nacional en 1991.

Reporte TortuGuiones desde octubre 2015 a marzo 2016 (este proyecto tiene el aval del Minae)

Guiones

Nidos de tortugas: 27

Nacimientos: 29

Peladas

 

Nidos de tortugas: 10

Nacimientos:s 4

 

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios