Regional

Investigadores desarrollan método barato para saber cuánta agua le queda a Guanacaste

This post is also available in: English

Un grupo de científicos del Proyecto FuturAgua en Guanacaste diseñó un instrumento que mide cuánta agua hay en las cuencas de la zona a un precio un 80% menor que el siguiente equipo más cómodo del mercado.

 

La información que arrojan estas tecnologías permite que las comunidades y las autoridades tomen decisiones con más precisión por estar basadas en datos, algo que comenzó a hacerse desde hace muy poco tiempo en Guanacaste.

 

Aquí, las decisiones sobre si dar o no una concesión sobre los ríos y acuíferos más importantes se han tomado prácticamente a ciegas en los últimos 50 años.

 

La nueva herramienta, conocida como datalogger, cuesta $100 dólares. El siguiente equipo similar más barato en el mercado cuesta $480, pero la Dirección de Aguas (DA) utiliza equipos que tienen un costo promedio de $10.000, confirmó su director, José Miguel Zeledón.

 

Los equipos son más caros porque pueden enviar datos en tiempo real a través de una antena celular, y no cada mes, como lo hace el datalogger de $100. Estos datos entran a red de monitoreo de pozos del Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE) en donde se puede analizar en el momento cuáles son los acuíferos más afectados.

 

Los datos forman parte del Sistema de Monitoreo de Agua Subterránea en Tiempo Real (SIMASTIR), que ya está operando pero que todavía no tiene un acceso público).

 

Su departamento tiene 44 puntos de medición en Guanacaste, en los acuíferos de Sardinal, Huacas Tamarindo, Brasilito, Nimboyores, El Coco , Playa Panamá, Nicoya,  Tempisque (margen derecha), Playa Potrero, Caimital, Huacas Tamarindo y Cóbano.

 

“El bajo costo de los dataloggers nos permite instalar varias estaciones de mediciones de datos, por ahora en Potrero y Caimital. De otra manera, hubiéramos podido instalar sólo una o dos estaciones más caras”, comentó.

 

Esta información permitirá conocer cuánta agua hay en diferentes momentos del año y cómo los cambios en las condiciones climáticas afectan al recurso hídrico.

 

FuturAgua presentó la fase inicial, desarrollada en Nicoya, a la Secretaría Técnica del Programa Integral de Abastecimiento de Agua para Guanacaste (PIAAG) y espera presentar los avances logrados a las instituciones gubernamentales en el futuro cercano.

 

Diseño sencillo con energía solar



El equipo consiste en un sensor colocado al final de una tubería de PVC que permite leer cambios en las condiciones del agua con frecuencias de hasta 10 minutos. Los datos se almacenan en una tarjeta SD y se pueden retirar cada mes.

 

 

El equipo está alimentado por paneles solares y utiliza un lenguaje de programación abierto llamado Arduino, con el cual se pueden programar robots y sensores sin necesidad de licencia y con bajo costo.

 

Los investigadores  son parte del proyecto FuturAgua, que lleva tres años investigando y desarrollando trabajos con la comunidad de Guanacaste en torno a temas del agua.



FuturAgua cuenta con la ayuda de instituciones de cuatro países: Estados Unidos, Canadá, Francia y Costa Rica. De la parte tica, el Centro Agronómico de Investigación y Enseñanza (CATIE) garantiza la eficacia, calidad y orientación del proyecto.



“FuturAgua tiene como meta aumentar la resiliencia de la población para enfrentar la sequía”, comentó Marianela Argüello del proyecto FuturAgua.                        



 

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios