Regional, Nosara

John S. Johnson: “Nunca hemos querido crear algo ‘grande’ en Nosara”

This post is also available in: English

No les voy a mentir, es difícil ser periodista y entrevistar a su propio jefe manteniendo una mirada objetiva y hasta crítica en las preguntas, especialmente cuando el jefe es el centro de atención, rumores y expectativas de una comunidad en la que John S. Johnson pisa fuerte aunque casi sin ser visto ni oído.

Hace ya ocho años que trabajo para Johnson y en esos años la gente me ha preguntado cosas sobre él, le han puesto sobrenombres y hasta lo han juzgado en polos opuestos: o es un manipulador o es un filántropo lleno de buenas intenciones. En un intento por dar respuestas a las muchas preguntas sobre la expansión del Hotel Harmony y sobre quien es Johnson, le solicité una entrevista a la cual accedió, pero para el pesar de muchos curiosos, Johnson pidió que sea breve.

Las preguntas las basé en conversaciones que tuve con agentes de bienes y raíces sobre las inversiones de los Johnson, con nosareños que hablaban de él con admiración o recelo, y con turistas que sorprendidos se preguntaban porque uno de los herederos de Johnson & Johnson invertía en un pueblo como Nosara.

Para quienes no lo conocen o saben poco de John Johnson, es nacido en Boston, vive en Brooklyn NY y tiene 48 años, esta casado con Susan Short y es padre de tres hijos. Alto y de textura delgada, disfruta del surf (en el agua o en la arena), del submarinismo y otros deportes extremos, aunque no los practica muy seguido ya que, además de dedicar tiempo a su familia, participa de muchos proyectos, negocios y actividades benéficas, sean en el área de hotelería, bienes y raíces, medios de comunicación, arte,  cine, música o investigación del comportamiento – leyó bien, investiga cómo y porqué nos comportamos de determinada manera y no otra.

Aquí les compartimos un vistazo general de su visión para el futuro Nosara y por qué cree en ella.

Foto contribuida. El Presidente Luis Guillermo Solís se reunió con John S. Johnson en septiembre, durante su visita oficial a Nueva York. 

 

-Usted recientemente compró el  barrio privado Nosara Falls, un terreno de 17 hectáreas localizado entre Guiones y Esperanza. Esto luego de la compra del Hotel Casa Tucán, los condominios Las Olas y, finalmente, la creación del Harmony Hotel. Pareciera que usted quiere crear algo grande… 

Nunca hemos querido crear algo “grande” en Nosara. Dada toda la cobertura en la prensa internacional que ha recibido esta área, existía definitivamente un riesgo de que grandes desarrolladoras se instalarán acá y cambiarán nuestro pueblo. Tuvimos la oportunidad de comprar las propiedades para que estas pudieran ser usadas en reforzar las características ya existentes de este lugar. Por ejemplo, en el plan maestro que estamos desarrollando para el sitio de la expansión del Hotel, hemos considerado el proyecto como una extensión natural de la comunidad de Playa Guiones. Es una oportunidad única para combinar los elementos del Hotel con espacios públicos de reunión, así como con espacios comerciales para negocios locales.

-¿Cuáles fueron los costos de la compra de Nosara Falls? ¿Y de Las Olas y Casa Tucán?

 Debo rehusarme a hablar de los costos, pero todas son propiedades registradas, por lo que usted puede hacer su propia investigación sobre este tema (i bien no pudimos confirmar en el Registro Nacional de Costa Rica el valor de las propiedades por falta de información, se estima que Nosara Falls se vendió por un monto que oscila entre los $8 y$10 millones de dólares).

-¿Por qué invertir tanto en Nosara? ¿Por qué no en cualquier otro lugar del mundo?

Susan (Short) y yo nos conocimos por primera vez en Nosara, por lo que tenemos un verdadero vínculo emocional con este lugar. Con los años hemos llegado a quererlo aún más; los problemas y desafíos de la comunidad nos importan muchísimo.

-En una entrevista publicada en este periódico, usted mencionó a su esposa, como una persona que tiene un papel importante en todos los proyectos de Nosara. ¿Cuáles son los aportes de ella?

Susan comprende bien el potencial que tienen nuestros proyectos para generar un impacto positivo tanto en el ambiente como en los habitantes de la comunidad. Su trabajo con el jardín de plantas nativas en el Harmony Hotel fue, esencialmente, un trabajo de restauración del ecosistema natural del lugar, mientras al mismo tiempo creaba oportunidades laborales y educacionales. Nos emociona poner en práctica las lecciones de este proyecto que es tan exitoso en el Harmony, en los demás proyectos a futuro.

-Usted es un gran fan de la sostenibilidad, así como un viajero del mundo. ¿Existen ideas o conceptos de otras partes del mundo que esté aplicando en Nosara?

Me considero más que solo un fan de la sostenibilidad. Para mí, es una manera de vivir y trabajar; nosotros incorporamos elementos de sostenibilidad de manera natural en todo lo que hacemos. Nosara es un lugar único, especial. Amamos a Nosara así como es, y nos gustaría mantener el carácter y la vibra general del pueblo. Sin embargo, es indiscutible que el lugar seguirá creciendo; nosotros queremos asegurarnos de que crezca responsablemente. Más bien, creo que Nosara podría convertirse en un modelo a seguir para otras comunidades.

-¿Podría mencionarnos algunos conceptos novedosos sobre sostenibilidad que vayan a ser utilizados en los proyectos a futuro?

El término “sostenibilidad” usualmente refiere a tener el menor impacto negativo posible en el medio ambiente. Yo quisiera explorar cómo nuestros proyectos podrían además regenerar y devolver algo al medio ambiente. También es importante expandir nuestro enfoque a la sostenibilidad social: queremos dar fortaleza a la comunidad pagando  salarios competitivos, creando movilidad laboral, mayores oportunidades en los programas educativos así como cuidado de niños, siempre respetando y celebrando la integridad de la cultura local.

-Luego de que el Harmony Hotel abriera sus puertas, estrellas como Susan Sarandon, Liev Schreiber, Michael Stipe (cantante de REM), la modelo Elle McPherson, y más, empezaron a llegar. Esto contribuyó a que Nosara se convirtiera en un lugar codiciado; algunos de ellos incluso compraron propiedades en la comunidad, lo que tuvo un impacto en la subida de los precios en las bienes y raíces. ¿Qué podría decirle usted a la gente que considera esto algo contra producente a la hora de contar con acceso justo a los servicios básicos y a la tierra?  

Es gracioso que sugieran que es mi responsabilidad que algunas celebridades decidan venir a quedarse a Nosara. Construimos un hotel en el cual ellos disfrutan quedarse, pero no es como que nosotros los reclutamos o los trajimos acá a vivir.  La verdad es que las celebridades tienen poco que ver con los precios de las bienes raíces. Sencillamente, existe una alta demanda para una pequeña cantidad de producto; nosotros hemos tenido que lidiar con esto tanto como nuestros vecinos. Desde el principio del Proyecto Americano, el valor de las propiedades en esta área ha sido alto; ofrecido a inversores extranjeros. Sin embargo, eso a la vez es lo que ha contribuido al desarrollo de la comunidad y los negocios locales.

-Usted fue uno de los inversores del Huffington Post, así como uno de los fundadores del sitio BuzzFeed. Usted también compró este periódico en el 2005 y desde entonces ha estado invirtiendo en él. ¿Por qué son los medios de comunicación tan importantes? ¿Cuáles son sus expectativas a futuro con respecto a La Voz?

Los medios de comunicación son una plataforma dónde se le permite a la gente contar sus historias. Compré el periódico porque estaba a punto de cerrar; vi la oportunidad de mantener un importante medio de información ciudadana. Quiero que La Voz continúe conectando y visibilizando a los pequeños pueblos del área, así como dándole a la gente que se interesa por su comunidad una oportunidad para ser escuchados. Estamos en el proceso de hacer de La Voz una organización  sin fines de lucro, para que su contenido sea verdaderamente independiente, lleno de información local; quiero que la gente confíe en la integridad de los artículos y las publicaciones. 

-Siempre ha mostrado interés por la Asociación Cívica de Nosara. Recientemente, usted ayudó a financiar un estudio sobre la economía y el turismo en Nosara. Dicho estudio fue realizado por la ONG CREST. ¿Cuál es su opinión sobre la labor de la ACN?

La ACN tiene un papel importante a la hora de afrontar algunos de los desafíos ambientales más importantes de Nosara. También juega un rol importante como parte de una serie de grupos que enfrentan los problemas comunitarios de una forma estructurada y organizada. Creo que todas estas asociaciones comunales son esenciales para el desarrollo y el crecimiento de Nosara; así nos aseguramos de no sacrificar las características que hicieron de este lugar algo maravilloso en primer lugar.  

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios