Regional

Jonathan Ordóñez: “Me gusta darle valor a los materiales que nadie valora”

This post is also available in: English

Hace tres años, el bagaceño Jonathan  Ordóñez decidió llevar un técnico de soldadura en el INA para involucrarse en las tareas de construcción, pero lo que no se imaginó es que esa decisión lo llevaría a convertirse en un artista del metal.

Sus obras nacen en Bagaces y se han expuesto en hoteles como La Pacífica en Cañas o en algunos supermercados; sin embargo, el sueño de este joven de 23 años es tener más ferias en Guanacaste para poder compartir sus productos bajo su marca Arte Metal JOV.

También quisiera tener una galería donde exponer y trabajar de lleno en su arte, ya que actualmente abandona sus ratos creativos para hacer trabajos comunes en soldadura y costearse sus gastos.

¿Cómo decidió darle vuelta a su trabajo, pasar de soldador a artista?

En el INA me empezaron a invitar a ferias y se fueron dando algunas oportunidades. Quise formar un negocito propio y estoy en eso. Yo lo que quiero es tener un negocio con un tallercito, pero estoy enfocado en seguir adelante. A mí me gusta trabajar en esculturas, trabajar con chatarra y de ahí empiezo a inventar.

¿Quién lo inspiró a trabajar en esta disciplina de arte en metal?

Mi instructor del INA Geovanny Valverde  y el director Carlos Villegas me empezaron a enseñar imágenes en Internet y nos poníamos a practicar. Ellos fueron los que me dieron la idea de que era un buen negocio y me motivaron a trabajar, porque me decían que yo tenía mucha creatividad. Yo con ellos me sentí más seguro de seguir adelante.

¿Dónde le gusta exponer su trabajo?

Vieras que se me ha hecho difícil ir a ferias en Guanacaste, porque no hay mucho. Lo que hago es buscar algún local, pero a veces no me resulta la venta. A mí me gustaría que me dieran oportunidades de ir a otras provincias, a otros lugares, pero se me ha dificultado salir de Bagaces porque a veces hay que pagar inscripciones y económicamente no estoy muy bien. Yo tengo que pagar casa y cositas así, entonces no tengo como para invertir en una feria.

¿Logra dedicarse de lleno a su trabajo artístico?

Me dedico también a estructuras, hacer rejas, luego también estuve dibujando en grafito y hago retratos, pero me dediqué más a lo que es soldadura. A veces tengo que dejar mi trabajito propio para agarrar un poquito más de plata en soldadura.

Los artistas se satisfacen de diferentes formas con su trabajo. ¿Qué es lo que lo llena a usted?

Me gusta mucho inventar. Me encanta terminar algo y saber que quedó como yo quise y me imaginé. Además me gusta ayudar con el medio ambiente, porque a veces uno va por la calle y la gente bota basura y no le sacan provecho, y exponer algo como una obra de algo que la gente no le había dado sentido, es muy llamativo. Me gusta darle valor a los materiales que nadie valora.

¿Cuál es su sueño?

Mi sueño es tener un negocio propio y poder hacer esculturas en tamaño grande. Yo disfruto de ver un montón de piezas en el suelo y luego ver una obra, me llama mucho la atención, pues esas mismas piezas tiradas no tienen valor. A mí ver una obra terminada me da mucho sentimiento y eso tiene que ver con que a uno le gusta lo que está haciendo.

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios