Regional, Nicoya

Juzgado detiene extracción de roca caliza en tajo Pedregal de Nicoya por impacto en bosque

This post is also available in: English

La empresa Pedregal tendrá que detener la extracción de minerales de su tajo en Nicoya durante los próximos seis meses debido a una medida cautelar ordenada por el Juzgado Penal de Guanacaste.

Así lo anunció la Fiscalía Penal Ambiental este viernes 2 de setiembre mediante un comunicado de prensa.

La medida se toma como parte de la investigación contra el gerente del tajo, de apellidos Zamora Mora, quien según la fiscalía está vinculado con el delito de cambio de uso del suelo del bosque, con lo que se perjudicaron los recursos naturales.

Para la Fiscalía, Zamora figura como el principal sospechoso de dar las órdenes de utilizar una zona de bosque con limitaciones legales en el tajo de Nicoya, pues era el encargado de dirigir las operaciones de la empresa desde el 2011 y daba todas las instrucciones relacionadas con el uso del suelo.

El Ministerio Público abrió la causa en el 2015 tras conocer los resultados de un estudio del Sistema Nacional de Áreas de Conservación que revelaban el uso ilegal de la zona sur del quebradero.

Según el Ministerio, el área explotada por la empresa aumentó en 1,45 hectáreas entre el 2010 y el 2014. El 74% de este terreno era bosque.

El abogado de la empresa, Gavridge Pérez, dijo a La Voz de Guanacaste que su cliente aún no ha sido notificado y que analizarán la resolución para impugnarla.

“Le informo que he recomendado a mi cliente don Rafael Ángel Zamora Mora que no rinda declaración alguna de una supuesta resolución que no ha sido notificada.  Sí me extraña como sin habernos notificado, se filtrara, o quien la filtrara a las noticias.  A esta hora no nos han notificado”, dijo el abogado.

Años de antecedentes

Pedregal tiene una amplia gama de antecedentes que incluyen el cierre de su tajo en Belén de Heredia por daños ambientales en mantos acuíferos y una condena a prisión por delitos ambientales a su dueño, Rafael Ángel Zamora Fernández.

A Zamora Fernández se le sentenció a dos años de cárcel por desviar las aguas del Río Lajas, que alimenta la Laguna Madrigal y de afectar el uso del suelo de una zona boscosa de 31 hectáreas. La sentencia aún no está en firme.

 

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios