Regional, Nosara, General, Estilo de vida

La casa perfecta

Escuchar a alguien describir la casa de sus sueños o lo que alguien considere la casa perfecta es siempre fascinante y sorprendente. Mientras muchos están  convencidos de que la cocina es el centro del universo, para otros el baño representan la sanación de su alma y por lo tanto le darán toda su atención. Las opiniones sobre todos los temas que se refieren a diseño son diferentes en cada persona, familia y cultura. No es de extrañar que a usted no le guste la casa de su vecino y que su vecino considere que su casa está muy mal diseñada y que los colores de la fachada no combinan con el paisaje…si su vecino es daltónico podría usted esperar aún mayor desacuerdo en cuanto a gustos en el vecindario.

            Para quienes se pueden dar el lujo de diseñar la casa a su “GUSTO”, deberán partir de una clara pregunta: El gusto de quién?

            Si usted está pensando en hacer una casa para que se llene de amigos, pues pregúntele a ellos las comodidades que desean tener, si por el contrario añora la compañía de su suegra, no dude en que sea ella quien se reúna con el arquitecto. Si sueña usted en que sus hijos adoren la casa y se queden a vivir con usted hasta los 40, deberá pensar en los gustos de ellos… Y que tal aquella prima que tanto opina, dirá que su cocina es muy pequeña, que el baño debería enchaparse de su color favorito y que los cuadros de la sala deberían ser de los que ella pinta. Por otra parte, usted puede correr la suerte o desdicha de contratar un arquitecto muy terco, que diseñará una casa pensando en sí mismo y no en usted…al final usted podrá decir que todo lo que no le gusta o quedó feo fue culpa del arquitecto, de sus amigos, su suegra y su prima!

            Enfrentemos la realidad, las diferencias de opinión en cuanto al diseño son tantas que difícilmente le quedaremos bien a todo el mundo al diseñar nuestra casa, es posible que ni siquiera podamos complacernos a nosotros mismos porque tendremos que negociar algunos aspectos con nuestra pareja o porque lo que queremos es imposible.

            Definamos los aspectos que son irremediables: el principal en la mayoría de los casos es el presupuesto, a no ser que su prima pretenda pagar el costo de la cocina, usted hará una cocina a su gusto y a su presupuesto.  Consulte con los constructores y arquitectos locales el costo de la construcción de una vivienda con los acabados que usted desea, generalmente le darán un aproximado por metro cuadrado, divida su presupuesto en el costo de construcción y no se pase de esa cantidad de metros cuadrados, por más que usted desee tener el dormitorio de la revista, usted deberá limitarse a su bolsillo.  Si usted insiste en querer una casa más grande, defina cuales son sus necesidades mas urgentes y junto con su arquitecto realicen un diseño que le permita construir en etapas. Es muy importante definir las futuras ampliaciones de la casa desde el anteproyecto, para que el arquitecto pueda dejar las previstas electromecánicas, el espacio en el lote, las conexiones de espacios, la solución de techos etc, de tal manera que cuando usted construya la segunda etapa, su casa no se vea con un “añadido” o que un espacio deba ser demolido para ampliar otro.

            Una vez establecido el presupuesto, defina quienes estarán involucrados en el proyecto y siéntese con ellos a soñar, no tanto en las dimensiones o los colores de las habitaciones, sino en la vida que usted desea tener en esa casa. Analice su experiencia y su estilo de vida actual, generalmente usted seguirá con los mismos hábitos, pero los cambios que usted realice en su nueva casa podrían modificar su estilo de vida e inclusive mejorar las relaciones de pareja y familiares. Considere todo lo que usted hace en su casa, si trabaja desde la casa o llega sólo a dormir, si se la pasa viendo tele, cocinando, o en el jardín, si necesita un espacio para encerrarse sólo o si su vida es como dice mi amiga:  caóticamente hermosa compartiendo la habitación con sus hijos.  Su casa y su estilo de vida son únicos, no permita que las ideas pre-fabricadas y las opiniones no solicitadas lo influyan. Aunque esto pareciera una descripción para el psicólogo, es en realidad al arquitecto a quien usted le dirá sus sueños, y si su arquitecto tiene la sensibilidad de entender su estilo de vida y está dispuesto a satisfacer sus deseos, tendrá usted finalmente una casa diseñada a su gusto.

            Tenemos un presupuesto, definimos como usted decide vivir en su nueva casa, pensará que no hay nada más qué cuestionarse, pero la casa de sus sueños aún asoma una lista de elementos a considerar.  La topografía, el viento, el sol, la vista, los árboles que no quiere cortar, las regulaciones de su comunidad…

Parece ser que nuestra Casa Perfecta, no es siempre como la soñamos, tampoco es igual a la de la revista. La Casa Perfecta nace y se desarrolla en torno a nuestra vida y el entorno. Es una proyección de  su personalidad, de su cultura y tradiciones.

La Casa Perfecta responde a su capacidad económica, sus necesidades y habilidades, su edad y pasatiempos, su estilo de vida y los valores que quiera incorporarle.  La Casa Perfecta existe, es la suya y es única. 

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios