Turismo

La Cruz de Guanacaste: del olvido al desarrollo turístico

This post is also available in: English

Para muchos ticos el cantón de La Cruz solo aparece en el mapa cuando se habla de indicadores de pobreza. Para la mayoría de los extranjeros, el destino ni se incluye en su itinerario de vacaciones, pese a que su belleza se desborda por cualquier parte.

La Cruz es el quinto cantón del país con mayor porcentaje de población en condición de pobreza, con una cantidad de 22.644 habitantes según los datos del Censo 2011, y que de cantidad de habitantes solo el 9.7 % tiene acceso a Internet y el 30% no tiene seguro médico.

Así las cosas, el escenario de La Cruz podría parecer que no tiene escapatoria; sin embargo, a finales del 2014 el cantón empezó a degustar los beneficios del turismo con la apertura del Hotel Dreams Las Mareas, de 447 habitaciones y más de $125 millones de inversión.

El 93.8% de los habitantes de La Cruz saben leer y escribir, según los datos del Censo 2011.

De acuerdo con  Francisco García, Gerente General del Dreams Las Mareas, de los 500 empleados contratados por el hotel, el 70% de la planilla  son oriundos del cantón cruceño.

A raíz de la llegada de este complejo algunas operadoras turísticas  y pequeñas y medianas empresas (PYMES) empezaron a funcionar en el cantón y a ofrecer más fuentes de trabajo.

Tal es el caso de Salve Terra, una PYME creada en enero 2015, enfocada en atender a grupos pequeños de turistas, a través de expediciones de aventura. Para su propietario, Maurice Chartier, el arranque de operaciones del complejo ha movido la economía del cantón.

“Definitivamente la llegada del hotel ha contribuido al emprendimiento de la zona. Es un hecho que ha beneficiado a las empresas; sin embargo, yo considero que hace falta la diferenciación a las PYMES, pues estamos compitiendo con operadoras gigantes de Guanacaste. Creo que lo que hace falta es trabajar en un programa en el que al turista se le diferencie las operadoras grandes, y las que somos pequeñas y de la zona”, dijo Chartier.

Durante muchos años la economía del cantón estuvo concentrada en la ganadería y en la pesca, pero en la década de los 70, durante el gobierno del ex presidente Daniel Oduber, el Estado empezó a proteger los bosques secos que abundan la zona, por lo que el 60% del cantón consta de áreas protegidas para su conservación. A raíz de estas políticas, muchos ganaderos tuvieron que abandonar sus tareas y buscar empleos en ciudades vecinas como Liberia.

El parque central de La Cruz cuenta con una zona de patinaje gratuita y abierta todos los días.

Para algunos la inauguración del Hotel Dreams ha pasado desapercibida en el pueblo. Así es para la presidenta de la Cámara de Turismo de La Cruz, Marina Peña, quien aseguró que los turistas del hotel no hacen actividades dentro del cantón.

“El comercio está indignado. No traen turistas al cantón. Uno pasa viendo grandes buses que se los llevan a La Fortuna de San Carlos o a Monteverde y no se quedan aquí (La Cruz). No vienen a comprar nada, no visitan nuestras playas”, alegó Peña.

De acuerdo con Luis Diego Hidalgo, Gerente General de Swiss Travel, una de las operadoras más grandes que brindan servicios al hotel, aseveró que el 33% de los huéspedes que han llegado desde la apertura del Dreams, se quedan en el cantón. El 50% visitan sitios guanacastecos como Palo Verde, un 12% se traslada a Nicaragua, un 3% se mueven a San Carlos y a Monteverde, y el resto no salen del hotel.

Para el gerente, el cantón pasó mucho tiempo en donde la actividad turística pasaba de lejos, por lo que su desarrollo empresarial a penas está en pañales.

“Hay gente que está interesando en el turismo en La Cruz y hay gente que está cumpliendo con niveles altos.Lo que pasa que para hacer hay que tener cierto capital y cierto nivel de emprendimiento. Es un proceso”, explicó el gerente.

“Hay que entender que los turistas que nos visitan exigen ciertos niveles. Para hacer actividades turística nosotros no podemos ir donde cualquier empresario; debemos cumplir con estándares de higiene, atención. Nos fijamos que tengan seguros de riesgos y no todos los tienen. Hay señores que hacen tours en caballos, pero ni si quiera cuentan con cascos”, agregó el gerente.

Nacientes de empleos

En el 2010, Lenín Loaiciga abrió la empresa Spider Monkey, una compañía de canopy en La Cruz, en conjunto con su familia. En aquel tiempo solo trabajan tres personas y con costos recibían 20 clientes al mes, a un punto en el que dudó si el proyecto valdría en la pena. No obstante, en el 2015, tras la llegada del hotel, Loaiciga creció su empresa a 15 empleados locales.

“Nosotros estamos ahora recibiendo hasta 20 clientes al día, cosa que antes no pasaba. Yo creo que el cantón está tomando fuerza. Me parece que el hotel nos vino a poner en el mapa. Ahora estoy terminando un restaurante, que no hubiera podido hacer sin clientes”, explicó Loaiciga.

En el caso de Salve Terra, además de contratar a seis empleados de la zona, han beneficiado indirectamente a 11 familias. Por ejemplo, Carlos Francisco Artavia, quien presta su finca para que Salve Terra haga cabalgatas y recibe una comisión por los turistas que pasan por ella.

“Toda una vida me dediqué al campo, yo soy jornalero. Ahora me estoy beneficiando con el turismo y eso es muy bueno, porque nos están dando trabajo. La cosa está muy dura”, expresó Artavia. 

Para el Gerente General del Hotel Dreams, considerando el pago de planillas, impuestos municipales, estatales, aportaciones a la Caja Costarricense de Seguro Social, servicios públicos proveídos al hotel (agua, luz, telefonía, etc. ,transportes, alojamientos y otros servicios a colaboradores, la empresa inyecta $22.000.000 USD anuales, es decir, más de ¢11 mil millones.


      

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios