Regional, Sámara, General, Estilo de vida

La fábrica de sueños de Sámara

This post is also available in: English

Recuerdo el momento que supe que quería ser artista. Yo tenía 5 años. Un chico que vivía en mi calle tomó un lápiz y un papel y dibujó una cebra. Fue el mejor truco de magia en el universo para mis ojos de 5 años. Ver como el papel y el lápiz en las manos de un chico normal, se podían convertir en una cebra. El problema era que todos me decían que no podía ser una artista. Los escuché por un rato, pero al final lo hice realidad.

Así que cuando pasé una tarde con Lenina y ella me contó su historia, lo comprendí inmediatamente. Ella es feliz, una felicidad de esas que están bien adentro de uno y que no puede ser sacudida, felicidad de aquella que se logra cuando uno tiene un sueño y lo hace realidad.

Lenina Araya Orocu llegó a Sámara desde San José, es una de los padres fundadores y la directora de la escuela privada Mareas ubicada en el segundo piso del Patio Colonial.

Su vida hubiera sido más fácil si, después de su divorcio, ella habría vuelto a donde tenía el apoyo de su familia y más oportunidades de trabajo, pero Lenina decidió quedarse aquí y eso ha hecho toda la diferencia. Ella necesitaba construir su propia vida. Necesitaba mostrarle a sus hijos que era importante vivir una vida llena de buen trabajo en beneficio de otros, en un lugar que es hermoso y cerca de la naturaleza. (Sus tres hijos están todos creciendo muy bien, por cierto.) En Sámara es donde encontró a una comunidad que le ayudaría con sus sueños.

Cuando Lenina quería tener un play en el patio de la escuela, la comunidad de Sámara organizó una fiesta en Coco´s restaurante y recaudaron todo el dinero necesario. Llegaron voluntarios para limpiar el área del patio y lo dejaron listo para la entrega de los nuevos juegos. El 25 de julio, día de la Anexión, Mareas dedicó un hermoso nuevo play en el Patio Colonial.

El nuevo sueño de Lenina es ofrecer clases de yoga regularmente para todos los estudiantes de Mareas. La financiación está apretada, pero si usted tiene las habilidades y tiempo libre, póngase en contacto con la escuela Mareas

El hecho de que Lenina es un gran modelo tiene mucho que ver con el gran número de estudiantes matriculados en Mareas. Ella sueña en grande y hace que las cosas ocurran, que es una gran lección para los niños de nuestra comunidad.

De mi parte, les confieso que tengo un nuevo sueño. En este caso para que Sámara sea reconocida como un centro de las artes. Tomará tiempo, pero se puede hacer. Lo que es necesario aquí es la creación de documentos, preparar información para participar en exposiciones y publicaciones, organizar algunos eventos y crear una presencia en Internet. Todo es factible con alguna cooperación y unos voluntarios dedicados. Más de unos pocos es aún mejor.

Algunos artistas locales han iniciado reuniones semanales, tanto para compartir ideas e información sobre la creación de arte, cómo para comercializar a Sámara como un destino para exposiciones, talleres, clases y tours de arte. Si usted está interesado en unirse a nosotros, póngase en contacto conmigo o con Jaime Koss en la Galería Koss en Playa Sámara.

Los sueños pueden volverse realidad, pero sólo a través del trabajo duro y con el apoyo de una comunidad. ¿Usted quiere trabajar conmigo en la fábrica de sueños?

 

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios