Regional

La histórica casa Baltodano Briceño en Liberia luce como nueva

Como nueva. Así luce la histórica casa de la familia Baltodano Briceño en Liberia, que luego de más de 100 años de vida recibió una remodelación desde los cimientos que costó  ¢80 millones.

El inmueble, conocido también como “Hacienda El Real” o “La Casa de Calá”, se ubica al costado suroeste del parque central Mario Cañas Ruiz, y fue el lugar donde nació y vivió el médico Enrique Baltodano Briceño, un ciudadano muy reconocido del cantón.

Esta casa tipo hacienda fue construida entre 1851 y 1900 y es una representación del estilo de la arquitectura tradicional de los hacendados ganaderos de Guanacaste, según lo explicó el Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural (CICPC).  

En el 2008, este centro realizó un estudio en el que se concluyó que la casa es una de las edificaciones más representativas de la Ciudad Blanca, por lo que en el 2011 se le declaró Patrimonio Histórico-Arquitectónico de Costa Rica.

Desde entonces, Patrimonio ha buscado la forma de restaurar la estructura con la técnica constructiva original conocida como bahareque, a partir de barro y bejucos entretejidos.

De acuerdo con Óscar Salas, arquitecto del CICPC, quien estuvo a cargo de coordinar los trabajos de restauración, el principal reto fue primero identificar el proceso constructivo original y luego utilizar los mismos materiales.

“Nos dimos cuenta de que las paredes se amarraban con bejucos, por lo que tuvimos que conseguir bejucos que estuvieran totalmente secos, para sustituir los dañados. Nuestro propósito era que quedara exactamente igual, por lo que se respetó tanto la técnica como el sistema constructivo”, explicó Salas.

Uno de los detalles distintivos de la propiedad es la baranda de madera en el corredor exterior, la cual se replicó con base en una fotografía que ayudó a considerar grosores y altura. Luego se trabajó con madera de cedro seca, curada, que se dejó en acabado natural.

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios