Turismo

Liberia y su ciudad oculta

This post is also available in: English

Liberia tiene una ciudad oculta, llena de historia y sorpresas dentro de sí. Para desentrañar esa historia se creó el tour nocturno Liberia, un tour histórico- turístico que recorre algunos de los lugares más emblemáticos de la ciudad durante la noche.

La Voz de Guanacaste formó parte del tour del miércoles 20 de abril, que comenzó en las afueras del Museo de Guanacaste, a las 6 p.m.

Allí todo transcurría con normalidad: los carros, la gente, el viento fresco y la luna liberiana que pronto iluminaría nuestro camino. Mientras esperábamos a parte del público que nos acompañaría, Ernesto Elizondo, guía y organizador del tour, daba un pequeño resumen de todo lo que estábamos a punto de disfrutar.

La travesía inicia en el interior del museo donde actualmente hay una exposición llamada Vivamos la democracia, que estará hasta finales del mes de mayo, con fotografías antiguas, caricaturas y objetos.

Luego salimos del recinto para iniciar nuestra caminata nocturna. Recorrimos unos 150 metros y nos ubicamos frente a la Parroquia Inmaculada Concepción de María, donde sería nuestra segunda parada.

En ese espacio en medio del templo y el parque, antes pasaba la Carretera Interamericana, y la casa que se encuentra al costado de la iglesia era utilizada para recibir a personas que pasaban por la ciudad, aunque por el año 1930 fue comprada por el Estado para utilizarla como Antigua Gobernación.

Otro detalle que llamó la atención de los asistentes es que en los inicios de la ciudad, ésta estaba delimitada por cinco portones, con el propósito de evitar que las vacas hicieran caos en el pueblo.

Nos dirigimos a la Calle Real y viajamos a 1918 en el Hotel Liberia que nos recibe con música suave de fondo. Uno de sus dueños, Warner Meza, nos invita a pasar mientras cuenta la historia del recinto, el cual tiene paredes de bahareque y pisos italianos.  

El hotel conserva sus cuatro habitaciones iniciales, que se adaptaron para recibir huéspedes con los estándares de hoy en día pero guardando parte de la historia de la ciudad. Está clasificado como un hotel 3 estrellas.

Al salir del hotel, el viento estaba más fuerte, la noche más cálida, y las ganas de seguir recorriendo Liberia se hacían más grandes.

Caminamos un poco más por la Calle Real y llegamos a Café Liberia, el cual engalana su cielo raso con una maravillosa pintura, ausente de firma del artista que la creó, pero que llena de pasión gracias a sus expertas manos.  

Nuevamente seguimos el paseo, salimos de la famosa carretera y nos dirigimos a la Casa de la Cultura, donde disfrutamos de su arquitectura en forma de L y conocimos las puertas del sol (dos puertas que chocan la una con la otra), que ayudaban a ventilar y dividir la casa en dos.

Nuestro próximo destino era al año 1904, en la Escuela Ascensión Esquivel Ibarra, que hizo que Liberia se “colocara dentro del mapa arquitectónico de Costa Rica”, explica Elizondo. La escuela fue declarada como Patrimonio Histórico-Arquitectónico de Costa Rica en 1990.

Caminamos unas cuadras más y llegamos a las afueras de la iglesia Ermita de Nuestro Señor de la Agonía. Sus paredes blancas, y su hermosa fachada, similar a la iglesia colonial de Nicoya, nos hicieron sentir en 1865.

El guía nos dejó un minuto solos, pidiendo que no nos moviéramos de donde estábamos, mientras observábamos como la luna hacía que el blanco de la Ermita fuera más claro y lleno de luz.

Segundos después un crujido de puertas nos daba la bienvenida a conocer el interior del templo.Teníamos todo el lugar para disfrutar, cada detalle, cada rincón, toda una nueva historia que nos sería contada.

Vimos las campanas que alguna vez adornaron el lugar, oímos la historia del gran reloj que fue enviado a Liberia, África pero llegó a Liberia, Costa Rica, donde adornó la iglesia con su tic tac por muchos años.

El paseo termina justo allí, a finales de siglo, apenas dando una pincelada de las muchas historias ocultas que tiene la ciudad blanca pero logrando despertar ansias de más.  

El tour se hace los primeros miércoles de cada mes. Para información o reservas, visite la página de facebook Ciudad Oculta

 

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios