Regional, Sámara

Los cuatro fantásticos de CASATUR

This post is also available in: English

Al presentarse sólo ocho personas a la Asamblea Anual de la Cámara de Turismo de Sámara, CASATUR, programada para el pasado 6 de marzo a las 3 p.m., todos los miembros de la Junta Directiva decidieron renunciar. Más personas llegaron después de las 4 p.m., lo que aumentó el número de asistentes a un total de 12, pero la baja asistencia sólo confirmó el problema que provocó la decisión de la Junta en primer lugar: la falta de apoyo y participación.

CASATUR cuenta actualmente con 48 negocios asociados, lo que representa quizá la mitad de todos los negocios de la comunidad; sin embargo, sólo unos pocos de estos se involucran más allá de pagar la tarifa anual. Por ejemplo, sólo 10 negocios y 6 personas participaron en el programa de limpieza del 2013.

Aquí queremos reconocer a los 4 miembros activos de la Junta Directiva de CASATUR, quienes por años han trabajo arduamente para la comunidad: el presidente Marco Carmona, el vice presidente Giancarlo Capponi, Secretaria y Tesorera Carolina Álvarez y la Vocal Laura Ellington.

La cámara se fundó en 1998 con Carmona como presidente y Capponi como vice presidente. En el 2001, Carmona renunció a su puesto en Villas Playa Sámara y abandonó la Cámara. Esta continuó trabajando un año más, pero entonces Capponi regresó a Italia y la Cámara murió. En 2008, esta revivió, al regresar Carmona y Capponi, en un esfuerzo por recuperar la denominación de la Bandera Azul Ecológica.

Según Carmona, tuvieron éxito en conseguir la Bandera Azul para la porción sur de la playa en el 2009 y el 2010, así como la parte central de Playa Sámara en 2011 y 2012, pero perdieron la bandera por cinco puntos en el 2013 debido a la contaminación en el área frente a la delegación de policía y el restaurante Sherriff Rustic.

Al preguntárseles por algunos de sus logros, la Junta Directiva entregó una lista con 44 ítemes en cuatro categorías. Entre las actividades para promover el turismo, los deportes y la cultura, se promocionó a Sámara en Internet, publicaciones físicas y otros lugares como los programas “7 Estrellas” y “Vamos a Turistear”. Se realizaron eventos deportivos como el triatlón y el SAMARUN. También se lograron atraer actividades culturales como el Ciclo de Cine y la Caravana Tica. Los logros comunitarios y ambientales incluyen el programa de la Bandera Azul ecológica, la colocación de basureros, limpieza de la playa y las calles seis veces por semana, campañas de castración de gatos y perros, siembra de árboles, así como el arreglo de algunos caminos y alcantarillas en conjunto con la Municipalidad. La Junta también promovió la seguridad comunitaria al obtener un segundo vehículo para la policía de Sámara y ayudar con el mantenimiento de las patrullas; patrocinar las reuniones con la Fuerza Pública, así como cursos en seguridad comunal y empresarial, y cómo identificar dinero falso. En educación se consiguió dar cursos gratis de computación, primeros auxilios, guías turísticos y periodismo comunitario (en conjunto con La Voz de Guanacaste).

La Junta Directiva prometió seguir trabajando hasta Semana Santa, para así asegurar que las playas y las calles se mantengan limpias durante la afluencia masiva de turistas pero, después de eso, la Cámara estará inactiva.

“Espero de todo corazón que los asociados tengan presente lo que podría ocurrir”, indicó Carmona al referirse, por ejemplo, a la cantidad de basura que podría acumularse sin la ayuda de CASATUR, pues el servicio de recolección de la municipalidad en Sámara es limitado.

 Álvarez dijo que ellos recogen unas 25 o 30 bolsas de basura llenas por semana, según la época, y que logran cubrir la playa desde Cangrejal hasta Mala Noche y, periódicamente, más allá incluso de Villas Playa Sámara hasta el final de la playa. También se recoge basura en las calles del centro, en Cangrejal, Canto de los Gavilanes y hasta el puente de El Torito.

La Junta Directiva espera apoyar a futuro la creación de una nueva Asociación Integral de Desarrollo para Sámara central, la cual podría ser apoyada con financiamiento público. Esta asociación aún no ha sido formada, aunque Capponi, quien es un miembro del comité organizador de esta nueva asociación de desarrollo, aseguró que sólo están esperando unas firmas para poder confirmar la fecha oficial para la confirmación, con suerte a mediados de abril.

 

Marco Carmona

Carmona es la única persona originaria de Costa Rica en la Junta. Trabaja en la gerencia de Villas Playa Sámara y es dueño de una imprenta en Nicoya, en donde también vive. Aunque no vive en Sámara, él ama este pueblo playero y ha trabajado duro para promoverlo, con viajes a San José, Liberia y Playas del Coco para reuniones estratégicas y proactivas con otros funcionarios y organizaciones como el programa Playas Seguras.

La satisfacción más grande: CASATUR ofreció dos cursos en comidas y bebidas tradicionales, los cuales atrajeron la atención de varios jóvenes locales y tuvieron mucha participación. Carmona cree que esta es la clase de actividades que se necesitan en Sámara.

La necesidad más grande en Sámara: encontrar una manera para arreglar la contaminación de la playa y así recuperar la bandera azul. Esto requiere conseguir los informes del AyA, y quizá elevar una denuncia al Ministerio de Salud.

Giancarlo Capponi

Originario de Italia, Capponi y su socio manejan el Hotel Giada, así como el Hotel Sámara Inn. Él dijo que comenzó a trabajar en CASATUR al notar la falta de instituciones y organizaciones que pudieran enfrentar problemas como seguridad, la necesidad de promover Sámara y la falta de colaboración con la comunidad. Capponi afirmó que si la Municipalidad no se encarga de problemas como el de manejo de los desechos, la comunidad debe hacerse cargo. Él supervisó el centro de reciclaje en Sámara hasta que este cerró sus puertas y se estableciera un servicio de recolección de reciclaje.

La satisfacción más grande: Haber por lo menos intentado de poner la idea que no debe existir solo un negocio sino una comunidad, aportar para desarrollo sostenible de la zona.

La necesidad más grande en Sámara: La comunidad necesita más que todo participación y organización … cosa que esperamos que podemos lograr con este proyecto de la asociación de desarrollo.

Carolina Álvarez

Nacida en Colombia, Álvarez es gerente del hotel Casa del Mar. En el 2008, al ver la playa tan sucia, incluso con un perro y algunas tortugas muertas, publicó un artículo en Del Sol, la revista local de turismo, donde ella alentaba a la gente a reunirse un día determinado frente a Casa del Mar para limpiar la playa. Ella fue gratamente sorprendida al ver que llegó gente.  Desde entonces ha trabajado con CASATUR para mantener limpias las playas por medio de voluntarios de la comunidad, de TUCAN (un grupo ambientalista en Nicoya), y de las escuelas locales y universidades en Nicoya y San José. Ella también ayudó a organizar SAMARUN, un evento deportivo que se llevó a cabo el 12 de octubre de 2013, el cual reunió dinero para pintar la cafetería de la escuela y limpiar la playa hasta el pasado 28 de febrero. También realizó donaciones para evitar el cierre de la delegación policial y promovió campañas de castración de animales a bajo costo.

La satisfacción más grande: Ver que la gente tiene un poco mas de conciencia de donde vive. Ella nos contó que se alegra cuando las personas muestran ganas de ayudar: preguntándole cuándo es la próxima limpieza de la playa y ofreciendo su ayuda.

La necesidad más grande en Sámara: Hay mucho individualismo en Sámara… Algunas veces es necesario que la gente se tire al agua, que participen más. Si ven algo mal, es importante que hablen pues es su pueblo.

Laura Ellington

Originaria de Inglaterra, Laura Ellington hizo de Sámara su hogar en el 2004. Ella dirige la escuela de idiomas de Samara, Intercultura. Hace dos años empezó a trabajar con CASATUR porque observó la necesidad de contar con una organización que se enfocara en ciertos aspectos relevantes de la comunidad que no eran atendidos, como la seguridad. Ellington aceptó un rol importante en el comité de seguridad y se reunió innumerables veces con los oficiales de la Fuerza Pública para así conseguir más presupuesto en seguridad para Sámara. Consiguió una comunicación efectiva en masa gracias a los correos electrónicos, creó la página de CASATUR en Facebook y colaboró con la creación de su sitio y un mapa turístico, entre otros proyectos.

La satisfacción más grande: Ser capaz de contratar a alguien con recursos de CASATUR para que limpiara la playa seis veces por semana, así como ofrecer a la comunidad muchos cursos gratuitos en diversos campos.

La necesidad más grande en Sámara: El proyecto “Manos a la obra” es una gran prioridad. Este programa, a través del Instituto Mixto de Asistencia Social, otorga fondos gubernamentales para la limpieza de playas, así como fuentes de trabajo y un ingreso para las personass con necesidades económicas. Este programa será dirigido sin ningún costo adicional por la Asociación CREAR y por voluntarios en la comunidad.

 

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios