Regional, Nicoya, Turismo

Marca Nicoya: reivindicación histórica y cultural

This post is also available in: English

¿Por qué Nicoya no puede ser un destino turístico cultural mundial? Fue una de las primeras ciudades habitadas por los españoles cuando llegaron a esta parte de centroamérica cerca de 1519. La consideraban un punto estratégico para su encuentro de culturas porque en la hoy llamada Nicoya, vivían los descendientes de los indios nativos Chorotegas y el legendario cacique Nicoa.   

Y no solo Nicoya es rica en historias dignas de ser contadas a viva voz, sino que también tiene la posibilidad de mostrarlas con su Iglesia  Colonial, el parque y algunas casas del barrio La Cananga que todavía guardan rasgos de aquella época colonial. De bailar en noches de luna llena al son del baile de La Yeguita o escuchando algunas canciones de artistas contemporáneos, de saborearla con sus comidas típicas, de sudarlas a través del esfuerzo colectivo de La pica e´leña, o del trabajo del agricultor que mantiene vivos los frutos criollos de esta tierra, como el maíz pujagua, el zapote, el níspero, entre otros.  

Mientras tanto, el tiempo pasa y no se aprovecha por completo su legado histórico-cultural, que bien podría dinamizar la economía local y generar una marca cantonal que pueda posicionarse a nivel nacional e internacional.

Abdenago “Nago” Torres Meléndez, folclorólogo, presidentede Radio Cultural y quien ha estudiado y difundido la cultura guanacasteca,  considera que los responsables de la no promoción de la cultura y la historia de Nicoya han sido: el Ministerio de Cultura, el Instituto  Costarricense de Turismo y la Municipalidad de Nicoya.

“La gente no entiende y no sabe la verdad de la cultura de La Gran Nicoya, hay un desfase generacional”, explicó.

“Nago” considera necesario que la Municipalidad de Nicoya declare al cantón como: “Población Nacional Histórica Trascendental de Costa Rica y el Mundo”. Con esta distinción, el opina que el Ministerio de Cultura podría interesarse más en Nicoya y destinar más recursos  para la parte cultural.

Además, Torres indicó que se pueden habilitar nuevos espacios   culturales e históricos, como también remozar los pocos que existen, tal como la Iglesia de San Blas. “La Iglesia de Nicoya es el atractivo principal que tiene el cantón debido a que agrupa el legado precolombino y colonial”. La iglesia, cuya construcción original data del 1544 según Víctor Cabreras, está cerrada al público por estar deteriorada debido al terremoto del 2012.

También, señaló a la Plazoleta del parque Recaredo Briceño como un punto de referencia cultural de Nicoya que demuestre a los visitantes    los juegos y costumbres de los chorotegas,

tales como la danza del Volador (ver infográfico), u otro juego que, según Nago, se puede representar es el Comelagatoazte, juego parecido al actual columpio, donde los integrantes se mecen de arriba abajo (ver infográfico).  

Además, Torres Meléndez explicó que en la plazoleta del parque se pueden desarrollar actividades culturales, ventas de comidas criollas, así como de piezas y utensilios de la época precolombinas.

Adicionalmente, debería habilitarse una sede del museo de réplicas precolombinas de los artesanos de San Vicente y Guaitil, quienes solo atienden al público en sus poblados, a unos 20 km de la ciudad.

Por su parte, Nelson Gamboa, presidente de la Cámara de Comercio de Nicoya, fue más duro en su opinión al afirmar que culturalmente a Nicoya solo le queda el nombre. La razón, según él, es la falta de interés de los comerciantes que ven con apatía y conformismo el tema.

“La mayor parte de los dueños de los comercios de acá no son de Nicoya. Eso hace que no se interesen en la cultura. Actualmente no hay en Nicoya una Cámara de Turismo. Debería de haber un grupo de comerciantes directos del sector turismo que se asocien entre hoteleros y restaurantes. La gente cree que venir a Nicoya es ir solamente a las playas. Se vive bajo un régimen muy apático y conformista”, comentó.

Potencial enorme

De acuerdo a los últimos registros de la oficina del Instituto Costarricense de Turismo en Nicoya (ICT), la zona sur de Guanacaste (Hojancha Nandayure, Nicoya) recibió las visitas de unos 111.677 turistas en 2009, lo cual corresponde a un 7,3% de los 1.922.579 que visitaron el país ese mismo año.

No obstante, tres años después, en 2012 la afluencia de turistas al territorio nacional aumentó a 2.343.213, es decir casi un 25% más en relación al 2009, por lo que se estima que de igual forma, el arribo de turistas haya crecido en Guanacaste y Nicoya.

En 2014, la estadía del turista en la provincia es de 8 noches y el gasto de unos $800 USD (alrededor de ¢420.000), según cifras del ICT. Tales números podrían llegar a la ciudad colonial, si Nicoya lograra consolidarse como un destino turístico histórico cultural.

En tanto, Marco Jiménez, alcalde municipal, consideró que para abordar el tema de la cultura se requiere de la participación de la municipalidad en conjunto de los diversos actores comunales. “Me parece que una política adecuada de cultura requiere de la participación de los actores privados e institucionales”, dijo.

Además sobre los planes en materia de cultura que tiene la municipalidad, el alcalde informó que para este 2015 se espera habilitar el museo etnográfico, el cual está ubicado debajo del kiosco del parque Recaredo Briceño y que todavía no ha sido terminado, y en donde se planea tener piezas precolombinas y trabajos de los artesanos de San Vicente y Guaitil.

Adicionalmente, Jiménez indicó que a inicios de este 2015 contaron con la presencia de autoridades del Ministerio de Cultura, quienes realizaron un recorrido por la Iglesia de Nicoya, la cual está cerrada por encontrarse deteriorada.

“La iglesia está cerrada porque está despedazada. La administración de la presidenta Chinchilla dejó 145 millones de colones dispuestos para la reconstrucción de la iglesia y ya para este año hay posibilidades de ejecutarlos”, dijo el alcalde. 

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios