Regional

Marco Tulio Gardela, el maestro de la guanacastequidad

This post is also available in: English

El creador del concepto de guanacastequidad, el profesor y filólogo Marco Tulio Gardela Ramírez, no es guanacasteco por nacimiento pero sí por decisión.

Aunque nació puntarenense hace 66 años, en Quepos, hace cuatro décadas se vino a vivir a Liberia y se casó con una profesora de la provincia, Marcelina Mendoza. 

Gardela fue profesor de español en el Colegio Técnico Agropecuario de Liberia, trabajó como asesor de esa misma materia en la Dirección Regional de Enseñanza de Liberia, fundó el Centro Literario de Guanacaste en 1974 y ha sido el autor de decenas de libros, poemas en idioma chorotega y hasta diccionarios. 

En su casa, en Barrio La Cruz de Liberia, tiene una biblioteca donde abundan los libros. Este es su lugar de pensamiento, de trabajo y de esparcimiento. También guarda una decena de sombreros sabaneros y tiene una colección de bustos de mujeres cholas desnudas en madera. 

Con voz cálida, como de quien está enseñando, nos cuenta que está pensionado pero no está de ocioso, pues trabaja como presidente- fundador del Centro Literario de Guanacaste, y es asesor del programa de educación Vivamos la Guanacastequidad, el cual creó en 1989. 

El programa es su principal logro, dice él. En él, se contextualizan las tradiciones y cultura guanacasteca en cada materia que se imparte en escuelas y colegios de la provincia. 

“La palabra guanacastequidad se forma con dos elementos, el adjetivo guanacastecos y un sufijo -idad- que quiere decir cualidad de. Es decir, la cualidad de ser guanacastecos”, relató emocionado. 

Por eso es que Gardela cree que la guanacastequidad se puede transmitir y forjar desde las aulas, con los estudiantes. 

Su idea se concretó el 7 de abril del 2006, cuando el programa se oficializó en el Diario Oficial La Gaceta. Desde entonces, se volvió de acatamiento obligatorio en todos los centros educativos de la provincia implementarlo

Las cualidades del guanacasteco

La cultura chorotega es una de las grandes pasiones de Marco Tulio Gardela. En su extensa colección de libros tiene un diccionario chorotega – español (de Santiago Quirós) que se aprendió y ahora hasta escribe poemas en la lengua indígena. 

Su amor por Guanacaste, las letras y el potencial que vio en algunos jóvenes del Colegio Técnico Agropecuario de Liberia y el Instituto de Guanacaste lo llevaron a fundar el Centro Literario de Guanacaste en 1974, organización que quiere agrupar y dar a conocer los escritos de autores de la provincia. 

Desde entonces, cientos de miembros se han destacado obteniendo reconocimientos nacionales e internacionales. Renombrados escritores y prosistas como Rodolfo “Fito” Salazar, Medardo Guido, Ofelia Gamboa y Miguel Fajardo, han integrado este centro.  

“El mayor logro del centro literario es haber hecho una organización que ha persistido en el tiempo”, considera Gardela.      

Un puntarenense quiere recuperar la península para Guanacaste

Entre sus luchas también se mantiene intacta la recuperación de los territorios peninsulares de Cóbano, Lepanto y Paquera, que actualmente están dentro de los límites de Puntarenas. ¿Qué hace un puntarenense defendiendo un territorio para Guanacaste?

Para él, es justicia histórica: “El extremo peninsular es ciento por ciento guanacasteco. Judicialmente lo que hizo (el expresidente) Alfredo González Flores, es ilegal”, alega y agrega: “Pero no está perdido”

Marco Tulio Gardela está orgulloso de su decisión. “Yo digo que soy (cédula) 5 siempre”. 

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios