Santa Cruz

Marina de Flamingo emplearía a más de 480 guanacastecos

This post is also available in: English

La empresa a cargo de la concesión de la Marina Flamingo espera dar más del 80% de los empleos a personas guanacastecas, principalmente santacruceñas. Eso significaría entre 480 y 520 nuevos empleos, pues la compañía estima que generará 600 puestos en total. 

“Estamos trabajando duro para exigirle a la gente que nos alquila que contraten [personas] locales de la provincia y principalmente del cantón. Lo idóneo sería un 80%, 90% empleados locales y bien calificados con salarios buenos que se queden en la zona”, aseguró Joaquín Gamboa, uno de los representantes de la compañía Marina Flamingo Development Group. 

Para lograrlo, las y los vecinos de la zona reciben formaciones en las instalaciones Cepia, donde tanto esta organización comunal sin fines de lucro como el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) imparten capacitaciones. Ambas partes se aliaron con el grupo empresarial a cargo de la concesión para identificar las áreas en que necesitarán personal e iniciar las formaciones. 

“Estamos organizando cursos de inglés, de mantenimiento de electricidad y de aire acondicionado, por ejemplo”, comentó la fundadora de Cepia, Laetitia Deweer. “Eso lo hacemos nosotros con voluntarios y contratación de docentes de forma privada, pero el INA también está formando marineros y camareras”, agregó. 

La primera etapa de la marina generaría empleo para 120 personas, según estimaciones de Gamboa. Aunque estaba programada para marzo de 2021, la compañía tuvo atrasos en las obras por disponibilidad de maquinaria e imprevistos en la dificultad del terreno que obligaron a atrasarla para el próximo año. 

Las capacitaciones se hacen en Cepia y los vecinos no tienen que moverse de la zona, que ese es otro de los problemas para la gente, pensaban que íbamos a dar capacitaciones en Nicoya, en Santa Cruz o Liberia”, comentó Gamboa. “Queremos que los puestos clave sean ocupados por gente local”, enfatizó.

Empate académico-laboral

Para Deweer, que lleva 15 años trabajando en la zona, hay un punto clave por mejorar para el desarrollo de las comunidades aledañas: la compatibilidad entre empleadores y empleados actuales y potenciales. 

Si los vecinos están bien formados en las áreas que las empresas necesitan, el desempleo será cada vez menor, cree Deweer. Para eso, considera necesario que se generen conversaciones entre esas tres partes: formadores, comunidad y empleadores. 

La organización lo confirmó en diciembre del 2020, cuando hicieron un sondeo con 15 empresas constructoras de la zona costera para identificar necesidades de formación. Los resultados arrojaron que las empresas necesitaban empleados con conocimientos en áreas como electricidad, mantenimiento de aire acondicionado y fontanería. 

Cepia abrió cursos en esas áreas —excepto fontanería que aún lo tienen pendiente— y contrató a un coordinador de formaciones profesionales que, además de organizar, coordinar y supervisar los cursos que imparte la organización, también dará cursos en habilidades blandas y formación humana. 

El coordinador incluso evalúa el impacto de los cursos una vez finalizados y tienen evidencia de que el desempleo de los estudiantes disminuye y que, además, encuentran trabajos asociados al área de su formación. 

La organización también abre cursos periódicos de inglés para aumentar las posibilidades de empleabilidad de los locales. 

La entrada en operación de la Marina Flamingo exige mejoramiento en las vías, como la ampliación de este puente en Brasilito. Foto: César Arroyo Castro

Avances en la marina

Desde el 2019, Marina Flamingo Development arrancó con la primera de tres etapas de la construcción. Durante ese periodo la empresa se comprometió al desarrollo de: 211 puertos de atraque, un área de capacitación, un salón multiusos, mercado de artesanías, plaza comercial, tienda de conveniencia, centro de convenciones, gasolinera, casa club de la marina y un hotel de 64 habitaciones. 

La finalización de la primera etapa se trasladó de marzo del 2021 a enero del 2022 debido a los cierres comerciales que generó la pandemia, las dificultades con el terreno y la disponibilidad de maquinaria. 

Hubo algunas complicaciones con ciertas maquinarias que no se conseguían en el país pero se subsanaron y ya estamos prácticamente empezando la construcción de las edificaciones de la primera etapa”, dijo Gamboa. 

Otro de los imprevistos que la empresa enfrentó fue que el fondo marino es muy rocoso. “En lugar de dragar con draga de succión, que es más rápido porque solo toma la arena y la tira a otro lado, tuvimos que hacer paredes para secar el mar y meter maquinaria para poder dragar manual que es más caro que la succión”, contó Gamboa. 

Según el representante de la compañía, un 95% de los locales comerciales serán ocupados por dueños costarricenses y un 5% por extranjeros. 

A pesar de los atrasos, el grupo empresarial está satisfecho con el avance del proyecto. “Estamos muy bien y contentos con el progreso y con la ayuda de varias partes. Hemos tenido una cooperación increíble de la municipalidad, del comisión de marinas y todo mundo ha estado muy pendiente de todo lo que se está haciendo”, mencionó Gamboa. 

La inversión de la marina se estima en $33,6 millones, en un área concesionada de unos 187.000 metros cuadrados.

 

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios