Regional, Nicoya, Entretenimiento

Max Goldenberg: canciones con estilo guanacasteco

This post is also available in: English

El legado musical de esta familia nicoyana ha pasado de generación en generación. Max Goldenberg Guevara aprendió a tocar guitarra sólo con su oído, gracias al hermano de su madre, su tío Adam Guevara. A su vez los hijos de su hermana Olga, sus propios sobrinos, Jaime, Hector, Camilo y Fidel Gamboa Goldenberg (quien fuese la voz principal y el guitarrista del grupo Malpaís), solían hacer durante sus vacaciones guitarreadas en el corredor del tío Max. Al crecer los niños, cada uno hizo sus contactos en el mundo de la música, e invitaron a estas amistades a la casa para crear así un verdadero ambiente artístico. 

El músico y compositor Max Goldenberg, quien cumple70 años este 3 de marzo, nació en Liberia pero creció en Nicoya, criando ganado junto a su padre. Sin embargo, hace 30 años, cuando el negocio de ganado empezó a ir mal, decidieron dedicarla finca familiar hacia la recuperación de la naturaleza. Ahora los venados deambulan por la propiedad, en donde también tienen un huerto orgánico y un taller de ebanistería. Goldenberg también experimenta con la crianza de abejas melipona sin aguijón para hacer miel medicinal.

Al crecer en el corazón agricultural de Guanacaste, estas tradiciones, junto a una importante identificación con la naturaleza y el clima natural de lluvias y sequías, influenciaron las letras de Goldenberg. “Trato de plasmar ese sentir guanacasteco de la vida en el campo”, comentó.

Sus letras también utilizan el doble sentido, típico de Guanacaste, para permearse de una jocosa crítica social. Goldenberg considera una obligación la denuncia de problemas sociales, pero su ingrediente principal es el humor para no ofender a nadie ni ser muy duro. “Entre broma y serio se dice la verdad”, él afirmó.

Mientras nos sentamos en el corredor, lleno con muebles rústicos de madera construidos en el taller y rodeados de flores y arboles, Goldenberg nos anuncia que temprano ese mismo día escribió la letra para una canción. Él se levanta y desaparece dentro de la casa. Después regresa con unas hojas de papel blanco en donde está impresa la letra. Se sienta y comienza a cantarla mientras marca el ritmo sobre la mesa con sus manos. La canción se llama “La u-rraca”, una oda a laurraca azul y, al mismo tiempo, una crítica al bajo nivel en la calidad de la educación universitaria privada. El ritmo es de una parrandera tradicional guanacasteca. Goldenberg canta:

Soberana vestida de azul/ Es un símbolo de libertad/ Animosa, curiosa, vital/ Su denuncia es un grito-verdad.

Goldenberg confiesa que él no comenzó a escribir música sino hasta tarde en su vida, a mediados de sus 30. Cuando era más joven, esos años que él nos describe como “una euforia de la juventud”, era un músico callejero, llevándole serenata a las novias, y empezando a tomar un poco más de la cuenta. Los años le trajeron sobriedad y madurez, y Goldenberg comenzó a componer canciones utilizando herramientas de la música popular para crear su propio estilo. Ahora dice que está aprendiendo a tocar guitarra de nuevo con músicos con mejor formación que él.

Goldenberg tiene 4 hijas, 8 nietos y 3 bisnietos. Se puede decir que él y su esposa, Sonia Zúñiga, fueron novios desde la secundaria, aunque él era estudiante y ella la profesora de francés en el Liceo de Nicoya. Sin embargo, ambos eran de la misma edad, pues Goldenberg tuvo que repetir unos años. Tienen 50 años de casados y, aunque admite que a veces fue difícil debido a su consumo de alcohol, su vida en común ahora es feliz.

Inspirado por una foto de su padre usando una boina en Bielorrusia, foto que encontró después de la muerte de este, Goldenberg usualmente también usa una boina. Hace 7 años se perforó su oreja izquierda para identificarse más con los jóvenes y ahora luce ahí un arete de un pequeño diamante. Él nos dice que los últimos años se ha estado tratando de cuidar más para no envejecerse“así de viaje”. Por ejemplo, desayunando frutas en la mañana y rodeándose con su familia, los animales y la tranquilidad. “Vivo muy feliz, eso es el secreto”, nos dijo. 

 

Dónde se presenta

Goldenberg ha tocado nacional e internacionalmente. En 1973, cuando visitó Berlin, el muro aún dividía el este del oeste. El año pasado representó a Costa Rica en España y Cuba durante un festival de cultura Hispánica.

Si quiere oírlo tocar, Goldenberg frecuentemente está con su hermano Paco y Yetty Kern, una violinista alemana, los viernes por la noche en La Fulana Cosa, un restaurante familiar próxima a su casa, 2 kilómetros fuera de Nicoya con dirección a Santa Cruz.

 

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios