Regional, Nicoya

Mientras Nicoya clama por vivienda, dos proyectos están a punto de venirse abajo

This post is also available in: English

De acuerdo con los registros de solicitudes de vivienda, en el cantón de Nicoya existen más de 3.000  familias esperando por una vivienda digna, y mientras eso sucede, algunos proyectos  como Anexión en Matambas, Florida Verde y Nosara están a punto de ser desechados debido a la excesiva cantidad de trámites.

El proyecto Anexión estaba a cargo de la empresa Alnitzy S.A. de Heredia y pretendía construir 50 viviendas en una primera etapa en el sector de Matambas— cuatro kilómetros noreste del centro de Nicoya— sin embargo, por la falta de permisos de agua  la empresa  debió abandonar la iniciativa a mediados del 2014, aduciendo que no podían esperar más.

De acuerdo con Mario Fonseca, Director de Evicem, la empresa desarrolladora a cargo de los planes de construcción, Matambas cuenta con un pozo de unos 35 metros de profundidad, suficiente para abastecer a la comunidad; sin embargo, AyA no ha hecho el estudio de factibilidad al pozo.

Por su parte, Alberto Valerio, director de la empresa Alnitzy S.A. de Heredia, explicó que se había establecido una fecha límite al 31 de julio para que AyA diera una respuesta al problema, y como no lo hizo la empresa abortó el proyecto.

Similar suerte podrían correr los proyectos de Nosara y Florida si no reciben el aval del Ministerio de Vivienda en los próximos meses. En ambos casos, los trámites se iniciaron hace más de dos años y medio y  según Fonseca, siempre aparece un nuevo requisito, retrasando los proyectos.

En Nosara, el proyecto pretende beneficiar a 50 familias en la comunidad de San Pedro, ubicada entre el cruce de Los Arenales y San Juan. El de Florida sería para la misma cantidad de viviendas, cerca de San Antonio de Nicoya.

Fonseca aseguró que si el Ministerio de Vivienda no da el aval  con prontitud, la empresa abandonará la iniciativa.

 “Es desgastante, son más de dos años de luchar. Hemos estado cumpliendo con los requisitos que nos piden y siempre surgen nuevas cosas. Al final nos queda la satisfacción de haber luchado hasta donde nos fue posible para ayudar a la gente, pero no tiene caso seguir invirtiendo si no hay voluntad política para que las cosas se den”, dijo Fonseca.

Fonseca indicó que en los casos de Florida y Nosara, la  documentación ya cumplía con los requisitos, pero ahora les indican que deben cambiar la servidumbre a calle pública, lo cual implica abrirse de seis a 14 metros de calle, eliminar varios lotes, hacer nuevos trámites de medidas y más gastos adicionales.     

Marco Ávila, presidente de la Asociación de Desarrollo Integral de Nosara, se mostró molesto ante la lentitud con que avanzan estos procesos.

“Lamentablemente en la administración pública existe burocracia sucia. Uno no se explica cómo habiendo tanta necesidad de vivienda, existan tantas trabas para poder desarrollar un proyecto de vivienda. Tenemos más de dos años de luchar por un  proyecto en Nosara, que es una prioridad porque son familias afectadas desde el terremoto, y aquí estamos a la espera”, indicó Ávila.

Por su parte, la Viceministra de Vivienda, Ana Cristina Trejos, dijo que en cuanto a los casos de Florida y Nosara, se está estudiando la posibilidad de que estos proyectos puedan pasar tal y como están contemplados.

 “Estamos analizando estos casos porque al parecer ya ellos cuentan con demarcación de lotes y los planos, y al cambiar a calle pública tendrían que modificar medidas, por tanto vamos a considerar la posibilidad de que al menos a ellos se les apruebe en esas condiciones”, dijo Trejos.

El pasado diciembre, la Municipalidad conformó un comité de vivienda y, según Juan Luís Aguirre, presidente del Concejo Municipal, ya está trabajando con algunos proyectos como el de la Granja con el que se pretende desarrollar una primera etapa de 50 viviendas y barrio el Chorotega con un proyecto similar.

Otro proyecto que está en proceso es el de playa Garza que se encuentra en la etapa de estudios y beneficiaría a unas 120 familias vecinas del lugar y será financiado por la Mutual Alajuela. De acuerdo con Edith Castillo, impulsora del proyecto, de momento se cuenta con los estudios de viabilidad.

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios