Regional, Nosara

MINAE autorizó abrir camino entre Cacho’s Surf y Nosara Travel

This post is also available in: English

En el 2004, un decreto del Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE) prohibió el paso de vehículos en un tramo de 200 metros por la carretera paralela a Playa Guiones, entre la entrada al cementerio por la playa, a la par del local de surf Cacho’s y una casa residencial al final de la carretera del Giardino Tropical, donde están las oficinas de Nosara Travel. El 25 de septiembre se reabrió la carretera gracias a una nueva resolución del MINAE que revocó el decreto anterior.

Mientras que algunos están satisfechos con la reapertura, ya que proporciona una ruta más directa que conecta ambas áreas, más de 20 habitantes, empresas y organizaciones de la zona han firmado una petición para cerrar de nuevo la vía con el fin de proteger el refugio y para mantener la seguridad y la paz en el área. La cuestión clave es si legalmente la entrada de la carretera se encuentra dentro de los límites del Refugio Nacional de Fauna Silvestre de Ostional o no.

Carlos Hernández Rosales, administrador del Refugio Ostional para el MINAE, explicó a la Voz: “En cuanto a este tema, a solicitud de la municipalidad de Nicoya, la dirección regional (en Ostional) emitió una resolución administrativa indicando que se levante el cierre anterior, esto por cuanto dicho cierre se encuentra fuera del Refugio y lo deja a criterio de la municipalidad por ser de su competencia el mantenerlo o quitarlo”.

La resolución del MINAE para revertir el decreto anterior que cerraba el camino, citó un informe de Hernández del 28 de noviembre del 2012, en el que esteatestiguó que el punto en donde se cerró la carretera no está en el refugio, sino más bien en la línea limítrofe de la zona protegida, y además declaró que el cierre hecho en el 2004, no impidió que los vehículos entren o salgan de la sección de la carretera que se encuentra dentro del refugio y por tanto, carecen de eficacia.

El cierre, localizado en la parte residencial de la carretera, permitía la entrada a peatones y bicicletas, pero no  a motos o carros. Sin embargo, los vehículos podían entrar a la carretera desde el lado sur, cerca de Cacho’s, y permitía así el acceso de vehículos a las propiedades y casas que se encuentran en la carretera, pero no dejaba pasar otros vehículos.

Marcos Ávila, representante del distrito y presidente de la Asociación Integral de Desarrollo  de Nosara (ADIN), señaló que gracias a la carretera, la gente ya no tiene que pasar por Café París y sus alrededores para llegar a la zona donde se encuentra Gilded Iguana. Explicó que la investigación para volver a abrir el camino fue iniciada por su padre, Cuyo Ávila hace cuatro o cinco años cuando era el Sindico de Nosara, y que el proceso para hacerlo fue largo y tuvo que ser hecho en conjunto con la oficina del alcalde y el equipo técnico municipal.

También le dijo a La Voz que ADIN planea tomar medidas para volver a abrir otras vías a petición de los miembros de la comunidad. “La ley establece que todos los caminos públicos debe estar abiertos”, afirmó. Por ello, el primer paso que están dando es verificar con la oficina de registro de propiedad si los caminos en cuestión son en realidad vías públicas. Algunos de los caminos que se examinan en el estudio incluyen la carretera entre Huacas y Esperanza, que sale detrás de Chamán (anteriormente el Banana Bar) y otro camino por el antiguo Hotel Villaggio, que también va al refugio, para permitir a la gente un acceso más fácil a Playa Guiones desde Garza.

Julio López, ingeniero municipal, confirmó que la oficina del alcalde tomó la decisión de reabrir la carretera después de que el MINAE anulara el decreto del 2004. Asimismo, indicó que es consciente de los esfuerzos de la ADIN para reabrir otros puntos, pero dijo que aquellos no se han definido, ya que no ha habido aun ninguna solicitud formal a la oficina del alcalde.

¿Dentro o fuera del Refugio?

No todo el mundo está contento con la reapertura de la carretera, a pesar de la conveniencia de tener una ruta más directa entre las dos secciones. Don Haskin, quien vive a la par de la entrada a la carretera en el punto del cierre, está liderando esfuerzos para solicitar que la carretera sea cerrada de nuevo.

Las preguntas surgieron cuando empezó a circular un mapa catastral del Área de Conservación Tempisque (ACT), en donde se muestra el terreno del registro catastral  con una línea de límite de puntos superpuesta sobre una imagen aérea de satélite  de la zona. En el mapa, la línea de frontera se curva, colocando la sección norte de la carretera fuera del refugio. Sin embargo, señaló Haskin, la costa no parece tener una curva, por lo que se pregunta en qué datos está basada la línea. En el 2012, Haskin contrató al ingeniero y topógrafo Huber Vargas Ramírez, para delimitar y para hacer el mapadel límite de los 200 metros de la zona marítima. Los resultados de las mediciones de Vargas muestran la carretera completa dentro del refugio.

Edwin Hernández Ramírez, quien asistió al topógrafo, explicó que los resultados estuvieron bien tomados, ya que midieron todos los mojones ubicados en la playa utilizando un GPS.

El ingeniero Miguel Nema Orozco quien está colaborando en el esfuerzo para volver a cerrar la carretera, está tratando de negociar con el municipio y el MINAE.  El 24 de octubre, Mauricio Méndez Venegas, subdirector del ACT, emitió una solicitud para hacer un informe identificando los posibles impactos dentro del refugio como consecuencia de la apertura de este camino.

Nema dijo que si las negociaciones no tienen éxito, van a presentar una denuncia formal en contra de ambas entidades.

“Creemos que por ninguna razón ellos se pudieron basar en hojas cartográficas para realizar la apertura del camino, cuando claramente existe un plano aportado por nosotros respecto a los mojones existentes. El camino, según el plano aportado, se encuentra dentro del refugio. Queremos demostrar también el impacto negativo que tendría el refugio con la apertura de este camino”, explicó.

Conveniencia Versus Conservación En octubre, la carretera estaba llena de baches con agua y barro, impidiendo que muchos empezaran a utilizarla, aunque Karen Haskin dijo que ya vio motocicletas y cuadriciclos e incluso vio pasar una retroexcavadora. El temor de los Haskins es que cuando el camino se seque en noviembre, aumentará el tráfico, el polvo y el peligro en el refugio. Y no son los únicos.

Federico Gurdián, gerente del Hotel Harmony, también está preocupado debido a que sus clientes caminan hacia la playa desde el hotel a lo largo de un sendero detrás del hotel que cruza la carretera. La visibilidad desde la carretera es limitada, así que Gurdián está preocupado que sus clientes sean atropellados por los vehículos que circulan rápido por el camino.

También le preocupa que la gente que va a la playa estacione sus vehículos en la carretera, lo que los hace vulnerables a los ladrones, así como el hecho de que el aumento de ruido, por ejemplo, cuando se disparan las alarmas de carros, afectará a la fauna del refugio. Como medida preventiva, el hotel donó árboles a Costas Verdes para plantar a lo largo del borde de la carretera, para que sea más difícil estacionar los carros allí. Los árboles son de especies como el jacote que se plantan típicamente como postes para cercas en Costa Rica.

Por su parte, Wantana Panpaisal, dueña de una propiedad en la carretera, dijo que es neutral en el tema. A ella le gustaba cuando estaba cerrada, ya que mantenía el área de refugio tranquila, pero también le gusta la comodidad de no tener que conducir por toda la carretera a través de los baches para entrar o salir. “Si se cierra y el camino se arreglara, yo sería feliz”, concluyó.

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios