Regional

Ministerio Público investiga supuestas “mordidas” de inspectores de patentes en Muni de Liberia

El Ministerio Público investiga supuestos intentos de cobros ilegales, conocidos como mordidas, que presuntamente hicieron algunos inspectores del departamento de patentes de la municipalidad de Liberia.

El abogado Olger León, denunció esta situación ante los miembros del Concejo de Liberia el pasado 23 de enero.   

León recordó que el 20 de agosto de 2015, su cliente Claudio Miguel Ramirez Mena, interpuso una denuncia penal en contra de un funcionario de apellido Chavarría, acusándolo de peculado (Ver adjunto).

 

 

El abogado explicó que en el 2016, “las mordidas continuaron” y que por eso ampliaron la denuncia a otro inspector de apellido Torres.

Ramírez Mena, es dueño y patentado del Bar y Restaurante Palavicini, ubicado en barrio Moracia, quien aseguró que en al menos tres ocasiones algunos inspectores de patentes le han pedido “colaboraciones” monetarias.

“En diferentes momentos, a Don Miguel algunos funcionarios municipales le han pedido colaboraciones y don Miguel nunca ha querido darles dinero”, expresó León.

Muni prohíbe venta de licor

Olger León, relató que el pasado 20 de enero, tres inspectores del departamento de patentes de la municipalidad, y más de 20 oficiales de Fuerza Pública, allanaron el local y clausuraron la venta de bebidas alcohólicas.

Los funcionarios municipales alegaron que el establecimiento no cumple con la categorización de Bar y Restaurante y que las luces y música no corresponden a un establecimiento de ese tipo, según contó León.  

“El viernes 20 de enero después de las 9 pm, llegan tres inspectores al bar con un grupo de más de 20 oficiales de la policía, tres patrullas, unidad canina, el GAO (Grupo de Apoyo Operacional), policías encapuchados. Los inspectores me dijeron que el local no cumple con la categorización porque las luces no son blancas y que la música no es para este restaurante. Ellos dejaron sellados los congeladores donde están los licores y se fueron”, relató León.   

Tanto León como Ramírez, sospechan que este allanamiento podría ser una represalia de los inspectores municipales por no haber hecho las colaboraciones monetarias que en su momento le solicitaron.

Encargado de patentes conoce algunas denuncias

El encargado del departamento de patentes de la municipalidad, Álvaro Rodríguez González, dijo que conoce la denuncia penal interpuesta en el 2015 en contra del inspector Chavarría, pero no así la más reciente al inspector de apellido Torres.

“Hasta ahora me estoy dando cuenta que hay una denuncia. Es un acto administrativo, no tengo conocimiento que se le haya notifica a él (Torres)”, dijo Rodríguez.

El jefe de patentes informó que en su momento se abrió un órgano director a lo interno de la municipalidad para analizar el caso del funcionario Chavarria. Sin embargo, el mismo fue desestimado porque no se logró comprobar que el funcionario hubiera pedido o recibido “colaboraciones monetarias”.

¿Conoce de algún inspector que haya pedido dinero a un patentado? “No le podría decir nada al respecto de eso”, indicó el jefe de patentes.  

Rodríguez González, informó que la razón por la que prohibieron la venta de licor en el Bar y Restaurante Palavicini fue porque se estaban realizando bailes y que la patente que tiene el local no incluye ese tipo de actividades.

“Los inspectores llegaron a clausurar porque no están realizando la actividad comercial que la municipalidad les autorizó que es para restaurante. Allí se hacían actividades bailables. No les estamos clausurando toda la actividad comercial solo la parte de venta de licores. Ellos (el dueño del local), está al día con la patente”, aclaró Rodríguez.   

En el 2016 la Muni de Liberia canceló seis patentes de licores en el cantón, porque los patentados tenían una actividad comercial distinta a la reportada en la municipalidad, según datos del departamento de patentes.

Alcalde y regidores preocupados

El alcalde liberiano Julio Viales y los regidores municipales mostraron su preocupación por la denuncia hecha por León y Ramírez.

El regidor Gerardo Fuentes dijo, “si se cierra ese bar deberían cerrarse muchos más que no cumplen con la ley 7600. Los felicito por venir y exponer la situación ante nosotros y sepamos de estas irregularidades”.

Eladio Cortés, expresó “considero que debemos pensar en frío y mandar este proceso a la administración municipal. Lo que se dijo es grave y debemos investigarlo”.  

Igual postura tuvo la regidora, Alejandra Larios, quien expresó que el tema “es algo administrativo y ahí debe dilucidarse”.

El alcalde Julio Viales, se mostró sorprendido por la situación y dijo que iniciarán una investigación para conocer la versión de los inspectores municipales implicados.

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios