Regional, Nicoya

Mujeres esperando fondos de INAMU decepcionadas durante reunión en Nicoya

This post is also available in: English

El 18 de marzo se acaloraron los ánimos durante una reunión celebrada en Nicoya con grupos de mujeres de todo el cantón y representantes del Instituto Nacional de las Mujeres (INAMU), el Banco Popular y el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA). La tensión escaló debido a la confusión acerca del propósito de la reunión. Algunas de las mujeres habían venido con grandes expectativas de que el INAMU iba a darles dinero para ayudarles a iniciar o a hacer crecer sus negocios. Se hicieron presentes cerca de 130 personas, muchas de los cuales trajeron para enseñar, muestras de sus trabajos: alimentos, obras de arte, edredones, trabajos en cuero, ropa y más.

Después de una media hora de presentaciones, la representante del INAMU, Ana Laura Obregón Montiel, abrió el turno de preguntas. Laura Hernández Ledezma de Barco Quebrado preguntó para aclarar cuándo y en qué forma las mujeres recibirían la plata, a lo cual, Obregón respondió preguntando “¿Qué plata?”

Luego que otras mujeres presentes expresaron que se sentían engañadas, Obregón trató de aclarar que el INAMU había creado un concurso llamado FOMUJERES, con fondos no reembolsables para fomentar las actividades productivas, pero que el concurso se había cerrado el 24 de enero, aunque debido a la cantidad de formularios recibidos, los resultados, programados originalmente para ser presentados en marzo, se retrasarían hasta finales de abril. Aquellas que participaron en el concurso pueden ver el progreso de sus formularios en www.inamu.go.cr.

Por su parte, Obregón estaba allí para presentar una oportunidad diferente llamada Proyecto Emprende, que está respaldado por la Unión Europea para prestar asistencia y capacitación a mujeres, con el fin de establecer negocios de venta en tres líneas de productos: artesanía (joyas, obras de arte en medios tales como vidrio o cuero, acolchados, etc.), turismo rural (por ejemplo, recorridos por senderos cuya propietaria sea una mujer) y agroindustria (alimentos típicos como tortillas o conservas, mermeladas y miel).

El proyecto se desarrolla en tres regiones de Costa Rica: Chorotega (que incluye a Nicoya), Pacífico Central y el Caribe. Las mujeres cuyos productos califiquen pueden recibir apoyo directo para fortalecer sus negocios a través de capacitación en producción, cómo conseguir códigos de barras y cómo entrar y lograr posicionarse en el mercado, trabajando en grupos o individualmente.

Las mujeres que deseen más información sobre el proyecto Emprende pueden ponerse en contacto con la oficina regional del INAMU en el teléfono 2666-7508 o 2665-4946. El Ministerio de Agricultura (MAG) y el Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC) también están participando en este proyecto.

Obregón también explicó que la única entidad gubernamental que ofrece ayuda en forma de dinero no reembolsable es el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS).

Karen Espinoza Villalobos, directora del INA en Nicoya, destacó que están ofreciendo varios cursos gratuitos, tales como dos meses de Emprenderismo y de Administración de la pequeña y mediana empresa. También habló de un curso de 6 meses sobre informática y un curso de un mes sobre cultivos hidropónicos. Señalaron así mismo, que el INA proporciona asistencia económica para pasajes de bus, comida y posiblemente alojamiento mientras la gente está tomando cursos.

Según Espinoza, unas 600 personas reciben formación en el INA de Nicoya anualmente y alrededor del 80% son mujeres. Para obtener más información o para inscribirse en un curso, póngase en contacto con Enrique Molina, administrador de servicios, en el teléfono 2685-4295.

La reunión fue organizada por Patricia Ruiz Cambronero, una líder comunitaria de San Martín de Nicoya, quien trata de abrir puertas a las mujeres mediante la organización de un grupo para buscar oportunidades de ayuda. El grupo comenzó con unas 20 mujeres y ha crecido a más de 100 provenientes de comunidades de todo el cantón.

 “El gobierno tiene dinero para apoyar a la mujer”, afirmó Ruiz. Expresó que es sólo una cuestión de encontrar cuál institución ofrece la ayuda y por lo tanto decidió organizar la reunión para que todas las mujeres pudieran escuchar todas las ofertas al mismo tiempo.

Por su parte, después de la reunión, Hernández Ledezma, quien sueña con abrir una soda, comentó que a veces las mujeres, incluida ella misma, no entienden la información, citando la confusión acerca de la asistencia económica. Sin embargo, afirmó, “Yo sigo participando. Siempre está la ayuda”.

 

 

 

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios