Derechos Humanos, Especiales, Santa Cruz, Liberia

Mujeres en Guanacaste marcharon contra la violencia de género

This post is also available in: English

El 25 de noviembre toma cada vez más relevancia en las calles de Guanacaste: ayer decenas de mujeres organizaron manifestaciones en sus comunidades para levantar la voz en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Así sucedió en Liberia y Tamarindo. 

En la ciudad blanca las manifestantes marcharon desde los Tribunales de Justicia hasta el parque central. Sus principales peticiones giraron en torno al cese de la violencia doméstica arraigada en la cultura guanacasteca, el acoso callejero y la violencia sexual. 

“[Ser mujer en Guanacaste] es bastante complicado”, dijo Fiorella, activista de la colectiva La Hoguera, quien prefirió no brindar su apellido. “Hay mucho machismo arraigado aún en la cultura y es muy complicado salir a la calle vestida como una quiere, porque una se siente demasiado acosada y reprimida”.

Por eso estamos acá, porque vamos a alzar la voz y a demostrar que nosotras no nos vamos a dejar que nos sigan reprimiendo”, agregó.

En Tamarindo otro grupo realizó un plantón durante dos horas en el parque Oneida, en el centro del distrito. La actividad fue organizada por la Asociación Cepia, que trabaja con población vulnerable en las costas de Santa Cruz

Posteriormente marcharon hasta la rotonda de la comunidad, frente a la playa, exigiendo sobre todo paz y libertad para transitar sin miedo por las calles. 

“Especialmente en las zonas costeras y de playa hemos perdido ciertos espacios de seguridad”, recalcó la directora de la organización, María José Cappa. 

“Nos gustaría recuperar la tranquilidad al caminar por nuestras comunidades, disfrutar de la playa aunque sea de noche y vestirnos de la manera que nos guste sin que signifique ponernos en una situación de vulnerabilidad”, añadió. 

El grupo que se manifestó en Tamarindo marchó del parque Oneida a la rotonda, frente a la playa del distrito. Foto: Noelia Esquivel S. 

Un cantón femicida

Al final de la manifestación, las activistas liberianas crearon un altar para conmemorar a mujeres víctimas de femicidio. En él destacaron a Francis Miranda y Justina Galo, dos mujeres asesinadas en el cantón a manos de hombres durante los últimos 18 meses. 

“Estoy acá por todas estas compas, por mí y por todas las ancestras”, recalcó en Liberia Adriana Navarro, de 24 años. “Aquí estamos nosotras representando a las que nunca se rindieron (…)  y por todas estas chiquitas (refiriéndose a las niñas presentes en la marcha)”. 

En los últimos cuatro años, Liberia ha sido el cantón infaltable en las estadísticas de femicidio en Guanacaste. Desde el 2018, reporta al menos un femicidio anual.

Las liberianas crearon un altar en memoria de las mujeres víctimas de femicidio. Foto: Yamlek Mojica

Este año, Francis Miranda fue apuñalada y asesinada por su expareja en el distrito central, el 8 de setiembre. Un mes después la nicoyana Carolina Briceño murió en las mismas condiciones. Ambas tenían hijos. Francis, además, estaba en el sétimo mes de su embarazo. 

Con los femicidios de Francis y Carolina, Guanacaste alcanzó el promedio de dos femicidios al año que registra desde el 2017. 

Una mujer también murió de forma violenta el 3 de octubre en Bagaces. El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) todavía no confirma si su caso será catalogado como un femicidio. 

Exigir paz

En Tamarindo el grupo reclamó libertad en los espacios públicos. 

Nosotras nos sentimos desprotegidas. No podemos andar en las noches en las playas o en las calles porque hay hombres que nos acosan”, dijo Esperanza Landero,  vecina de Villareal, Tamarindo. “Ellos creen que andamos provocando y no es así la cosa: nosotras tenemos que ser libres a como andemos”. 

La Asociación de Desarrollo de Tamarindo (ADIT), que participó en la actividad, destacó la aplicación SoSafe, donde las personas pueden reportar situaciones de peligro en tiempo real. Las alertas llegan a la comunidad que utiliza la aplicación y a las autoridades policiales. 

La organización Cepia también recordó que disponen de apoyo psicológico tanto para mujeres víctimas y sobrevivientes de violencia, como para hombres con dificultades de manejo de ira y otros problemas de comportamiento. Para acceder al servicio puede contactar a Cepia al 8483-2153 o al 8933-0503.

Otros grupos de mujeres se reunieron en Cañas, La Cruz y Nosara, en la costa de Nicoya, según relataron activistas y la directora regional del Instituto Nacional de Mujeres (Inamu), Mélida Carballo a La Voz de Guanacaste.

Comentarios