Comunidad

Muni de La Cruz tendrá que invertir ¢52 millones en recuperar mirador abandonado

This post is also available in: English

El Centro Cultural y Turístico el Mirador tiene la mejor vista panorámica hacia bahía Salinas de todo el cantón de La Cruz en Guanacaste. Pero hoy, los graffitis en las paredes del lugar, el techo a punto de caerse, el agua estancada y el moho nublan ese paisaje.

El espacio cuenta con un anfiteatro, un puente peatonal elevado, un restaurante y una tienda para la venta de artesanías.

Randall Chinchilla, jefe de la delegación de policía de La Cruz, aseguró que el lugar se convirtió en un punto de encuentro para personas que consumen drogas. Al punto que la delegación elaboró un plan para hacer visitas frecuentes al sector y vigilar el espacio.

 

 

Desde agosto pasado, la municipalidad dispuso de un oficial de seguridad a partir de las 10 p.m. para resguardar el inmueble. Sin embargo, por falta de presupuesto, el lugar queda desprotegido durante el resto del día.

Es una pena ver la infraestructura en esas condiciones, lo digo más que todo como ciudadano del cantón. Creo que si realmente el lugar se pusiera a funcionar yo considero que esto [uso del espacio para el consumo de drogas] se eliminaría”, dijo Chinchilla.

No por mucho tiempo

La municipalidad de La Cruz espera no darle más largas al abandono y estima que las obras de remodelación, que permitirán que el Centro inicie operaciones de nuevo, arrancarán este noviembre.

Junnier Salazar, alcalde del cantón, dijo que el gobierno local ya tiene presupuestado un monto de ¢52 millones para el arreglo de la obra.

“Sabemos que esa suma de dinero es la que necesitamos porque el área de planificación de la municipalidad realizó un informe detallado de costos y reparaciones que se deben de hacer”, agregó el jerarca.

Lo que queda del edificio con anfiteatro y amplios espacios para promoción del arte y cultura cruceña, hoy es un criadero de mosquitos.

Un largo camino

La muni dio en concesión este centro en diciembre del 2015 y estuvo en operación hasta abril del 2018. Durante todo ese periodo, Ariana Badilla, abogada municipal, explicó que el concesionario no le dio mantenimiento alguno al inmueble y no canceló ninguno de las cuotas de alquiler.

El concesionario llegó a adeudar la suma de unos ¢34 millones, monto que la municipalidad deberá recuperar a través de un nuevo proceso de cobro.

Como respuesta a la falta de pago, la abogada aseguró que cuando el alcalde Junnier Salazar asumió funciones en el 2016, se inició con un procedimiento administrativo (en junio de ese año) para cancelarle la concesión al inquilino del mirador y que así el lugar volviera a manos de la municipalidad.

“El caso fue elevado hasta el Tribunal Contencioso Administrativo. Debíamos seguir el debido proceso y, mientras eso sucedía, la municipalidad no podía intervenir el lugar. El lugar desde que se entregó estaba en malas condiciones”, detalló Badilla.

En mayo de este año los Tribunales resolvieron a favor de la municipalidad. Ahora, la abogada explicó que se trabaja en un cartel de licitación para encontrar un nuevo concesionario que tenga interés en poner a operar las instalaciones.

“Lo damos en concesión porque a nivel administrativo no es rentable que lo opere la municipalidad”, comentó la abogada.

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios