Nicoya, Nosara

Muni de Nicoya frena posible demolición de rancho construido sin permisos en Garza porque funcionario se fue de vacaciones

This post is also available in: English

La Municipalidad de Nicoya aún no resuelve qué hará con el rancho que un estadounidense construyó ilegalmente en la zona marítimo terrestre de playa Garza de Nosara, donde nadie puede construir porque no existe un plan regulador.

El departamento de construcción le recomendó a la alcaldía que demoliera la obra desde marzo de este año. En ese momento, la alcaldesa a. i. le pidió un criterio legal al departamento jurídico y ahí se quedó varado el proceso, pues el jefe de ese departamento, Miguel Guillén, está de vacaciones y vuelve hasta octubre.

En una entrevista con La Voz el 2 de abril de este año, Guillén aseguró que Humberto León era el encargado de redactar el documento y que estaría listo una semana después. Han pasado dos meses y todavía no lo ha firmado.

Sin embargo, León indicó que el criterio legal ya está listo pero que debe aprobarlo su jefe para poder compartirlo.

No puedo adelantar [el criterio] por ética profesional y por directrices del departamento jurídico”, contestó León al pedirle detalles sobre el contenido de ese documento.

Mediante un mensaje de WhatsApp, Guillén confirmó que ya tiene el criterio que redactó su subalterno, pero que lo revisará hasta que regrese a trabajar.

El alcalde Marco Jiménez dijo que debía esperar el criterio legal y el del departamento de Zona Marítimo Terrestre para tomar una decisión. Posteriormente, este medio le preguntó qué hará con respecto a que Guillén dijo que lo revisará hasta octubre y solo contestó que aún no ha conversado con él.

Aunque en Garza hay varias propiedades con construcciones que sobrepasan el límite de la ZMT, muchas de ellas fueron construidas antes de que se publicara la ley de zona marítimo terrestre, hace más de 40 años. De hecho, ningún vecino tiene concesiones ni permiso de hacerle ampliaciones mayores a sus casas, pues la municipalidad tampoco ha hecho un plan regulador que determine cómo deben hacerse esas construcciones.

La Voz de Guanacaste ha intentado comunicarse sin éxito con David Lesman durante cuatro meses. Su abogado, Guillermo Chacón, indicó en dos ocasiones que no se referiría al caso hasta que Lesman regrese al país.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuatro meses y contando

La Voz de Guanacaste reveló que la construcción se estaba levantando sin permisos hace cuatro meses. En ese momento, Jiménez estaba suspendido y la vicealcaldesa Adriana Rodríguez quedó a cargo.

Este mojón delimita la línea donde acaban los 50 metros de zona pública en la zona marítimo terrestre. Según la ley, no es permitido construir nada en esta área. Según la municipalidad, una parte de la construcción del rancho de Garza está sobre esos 50 metros.

Tanto la vicealcaldesa como el abogado que escribió el criterio afirman que Guillén (quien es el jefe del departamento) se fue de vacaciones con el compromiso de revisar el criterio relacionado con la demolición durante su ausencia. Guillén lo confirmó, pero dijo que “ese era un acuerdo con la anterior alcaldesa, no ratificado con el actual titular”.

¿Por qué el alcalde no ha tomado ninguna decisión? Jiménez se ampara en que no puede hacerlo hasta tener un criterio legal. Sin embargo, Guillén afirmó: “Enfatizo que Legal es de acompañamiento no de línea ejecutiva”. Aunque este medio le pidió más explicaciones al respecto, el jefe del departamento legal no contestó a los mensajes ni llamadas posteriores.

El funcionario a cargo de Zona Marítimo Terrestre, Rodrigo Acuña, dijo a La Voz que él ya había dado su criterio al departamento de Control Constructivo cuando el encargado lo solicitó. “En esa oportunidad nosotros le indicamos [a Josué Ruiz, encargado del departamento] que al señor [David Lesman] no se le ha dado ninguna autorización para que construya”, afirmó. “Yo le voy a llevar [al alcalde] lo que nosotros ya habíamos hecho sobre el asunto”, agregó.

El encargado de Control Constructivo, Josué Ruiz, explicó que el departamento había recomendado la demolición y que, en este momento, necesita la aprobación del jerarca para demoler.

Mi departamento se encarga de realizar el trabajo de campo, tener el expediente y fundamentar (la demolición) para que ellos sean los que nos den el visto bueno. Ellos se encargaran de analizarlo legalmente para ver qué se hace”.

¿Y qué dice el concejo? Los regidores habían analizado la situación y acordaron esperar 30 días hábiles la demolición del rancho. Según el regidor Jhonny Gutiérrez, ese periodo se cumplió el 30 de mayo.

Como la administración no ha resuelto nada todavía, la comisión de ZMT del concejo se reunirá el miércoles 19 de mayo para pedir explicaciones. “Tenemos que convocar a los funcionarios de ZMT y a Control Constructivo para que nos generen el escenario”, agregó el regidor suplente William Allen.

 

Para esta nota colaboró la periodista María Fernanda Cruz 

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios