Regional, Nicoya, Vida y salud

Muni de Nicoya y vecinos firman convenio para limpiar botaderos clandestinos

This post is also available in: English

Como si de una guerra se tratara, la Asociación Ambientalista El Tucán, ubicada en Barrio San Martín de Nicoya, decidió atacar los focos de contaminación en los basureros clandestinos.

Armados de escobas, palas, machetes, rastrillos, guantes  y bolsas, un ejército de 24 vecinos, en su mayoría mujeres, recorre los botaderos recogiendo, separando, quemando y enterrando los restos.

Manuel Cordero, fiscal de la Asociación, recordó que hace 18 años la agrupación se formó debido a un brote que hubo de conjuntivitis en Nicoya. “Descubrimos que los casos de conjuntivitis eran por un tal sayol (especie de mosca) que venía de los criaderos de basura, que se le pegaba en el ojo a las personas y le producía la conjuntivitis, fue así como empezamos a atacar la basura”, comentó.

La municipalidad de Nicoya y a la Asociación firmaron un acuerdo, el pasado mes de junio, en donde la alcaldía se compromete a pagar ¢2.000.000 para la compra de materiales de limpieza y trabajo de los voluntarios de la agrupación durante un plazo de seis meses. Aunque los trabajadoreos ya arrancaron, el convenio espera el visto bueno del Concejo Municipal, que se podría dar en los primeros días de este mes de agosto.

“El convenio es para tener los materiales necesarios para seguir haciendo nuestro trabajo, porque la municipalidad se compromete a recolectar lo que nosotros vamos a escoger. Nosotros ya iniciamos dando vigilancia a todos los caminos rurales. El convenio es de julio a diciembre”, afirmó Cordero.

La idea es que todos los materiales seleccionados por los voluntarios sean llevados por la municipalidad al centro de acopio de Nicoya, o al vertedero en Santa Cruz.

Hace dos años la Asociación El Tucán recibió la donación de ¢3.000.000 de la municipalidad para darle mantenimiento al parque Recaredo Briceño y a los alrededores de la vía pública.

“El objetivo es tratar de eliminar los botaderos clandestinos y dotar a esta organización ambiental de recursos básicos para limpiar los vertederos”, dijo el alcalde Marcos Jiménez.

Dentro de las zonas identificadas con botaderos clandestinos están: el camino a Quirimán, cerca del Río Perico, en el sector conocido como la cuesta camino a San Antonio, en las zonas aledañas a las lagunas de tratamiento de aguas residuales, así como en el sector cercano al Río Grande en el barrio El Carmen y en Sabana Grande.

Junto a esta iniciativa la alcaldía tiene planeado elaborar un plan remedial en colaboración con el Ministerio de Salud y así unir esfuerzos en la lucha contra los botaderos a cielo abierto.

“El montón de zancudos que tenemos y la contaminación es por los basureros a cielo abierto. Nosotros entramos a los lotes, recogemos materiales y aplacamos el dengue. Todos somos voluntarios, si no lo hacemos por nosotros y los vecinos, nadie lo va a hacer”, aseguró Cordero. 

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios