COVID-19, La Voz Chequea

Municipalidad de Liberia nunca tuvo aval de Salud para la construcción de fosa común

La Municipalidad de Liberia construyó una fosa común para 10 cuerpos en el cementerio del cantón, para recibir a las posibles personas que mueran por el Covid-19. El alcalde Julio Viales dio la orden de hacerla sin tener el aval del Ministerio de Salud. 

Viales anunció la construcción de la fosa común en su perfil de Facebook. Dijo que el director del hospital de Liberia, Marvin Palma, le había indicado que la capacidad de la morgue del centro médico es de 20 cadáveres. “Si en dado caso los parientes no los recogen en 48 horas, la municipalidad tendría que hacerse cargo”, dijo Viales en su publicación

Yo le dije: bueno, yo lo que puedo hacer es una fosa común”, relató Viales a La Voz el jueves 26 de marzo por la mañana.

Otros perfiles y páginas en redes sociales compartieron la publicación. El periódico La Nación publicó una nota y generó con ella cientos de comentarios de gente preocupada ante la noticia: “En serio es necesaria esta información???? Por qué no la dosifican???”, “la enfermedad no es la que está matando a la gente sino publicaciones como esta”, y “qué barbaridad estas noticias dan pánico y estado de ansiedad”. 

Sin embargo, Viales insistía: “Recibimos una orden sanitaria [el martes] para que la hiciéramos”, aseguró a La Voz luego de las publicaciones en su muro de FB y en La Nación. 

La Voz de Guanacaste con su proyecto de verificación La Voz Chequea concluyó que lo que Viales dijo es falso, tras consultar al director del Área Rectora de Salud de Liberia, Mario Calvo y al asesor en comunicación de Viales, Luis Diego Coronado. 

El jerarca sí recibió varios documentos del Ministerio de Salud. El primero se lo envió el  director del área de salud de Liberia el martes 24 de marzo. El documento solo indica que la municipalidad debe crear un plan de manejo de personas fallecidas en el hospital del cantón que no son retiradas por familiares, así como de residuos de fluidos corporales y restos humanos (placentas, amputaciones…).

Calvo confirmó a este medio, a través de un correo electrónico, que el ministerio nunca dio ese permiso. 

El asesor en comunicación de Viales, Luis Diego Coronado, corroboró el viernes 27 vía telefónica que lo que Viales decía era incorrecto.

Con respecto a la consulta de fosas, Salud lo que nos manda es que debemos tener un plan de regulación para el tratamiento de cadáveres, amputaciones, dedos y residuos fétidos, eso es lo que nos piden”, dijo.

Luego de la publicación en La Nación, el jueves 26 de marzo, el Ministerio le envía a Viales una segunda carta, en la que le recomiendan al alcalde que se guíe por las directrices de Salud sobre manejo de cadáveres, que serían publicadas ese día. 

En el documento, Calvo aclaró que “la construcción de fosas comunes no es una medida que esté promoviendo el Ministerio de Salud”.

Según las nuevas normas de Salud, el cuerpo debe meterse dentro de una bolsa hermética y el ataúd debe sellarse con clavos, para no abrirlo. Después, puede enterrarse o incinerarse en un plazo máximo de 24 horas luego del fallecimiento. Tras conocer los lineamientos, el alcalde dijo que ya no utilizarán la fosa, sino que sepultarán los cuerpos abandonados de forma tradicional.

¿Por qué necesitamos esta explicación?

Para entender por qué es importante desmentir las afirmaciones de Viales hablamos con el periodista Darío Chinchilla, editor del medio dedicado al chequeo de datos y verificación del discurso público Doble Check. Para Chinchilla, es importante que las instituciones y los funcionarios publiquen información veraz y que no genere más incertidumbre, aún más en momentos como este. 

Los medios de comunicación y las personas en puestos de elección popular deben saber leer el momento y saber que hay que gestionar la incertidumbre en la ciudadanía. Si hay posibilidad de conocer qué sucedió con una decisión política (los medios y personas en puestos de elección popular debemos) dar cuentas claras de lo que pasó y, si hubo una equivocación, expresarla con todas las letras”, dijo Chinchilla. 

La ciudadanía y las audiencias tienen la posibilidad y deber de exigir rendición de cuentas con información veraz y oportuna, cuando está disponible”, agregó. 

Liberia tiene un caso de paciente con COVID-19. Es un funcionario de la Clínica Médica San Rafael Arcángel, según confirmó el gerente médico Walbin Sánchez en el Facebook de la clínica. Hasta este lunes 30 de marzo, Guanacaste registra diez casos positivos con el nuevo coronavirus: tres en Nicoya, tres en Santa Cruz, uno en Liberia, uno en Tilarán y dos en Carrillo. El país contabiliza en total 330 casos positivos.

 

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios