Regional, Nicoya

Municipalidad de Nicoya se endeudó hace cinco años para cementerio que nunca compró

La Municipalidad de Nicoya obtuvo un préstamo de ¢350 millones con el Banco Popular desde el 2012 para comprar un terreno para un nuevo cementerio; sin embargo, luego de varios desacuerdos entre la alcaldía y el Concejo Municipal, no han comprado el terreno para construirlo.

En estos cinco años, la Muni ya le ha pagado al banco un poco más de ¢250 millones entre intereses y  la amortización a la deuda, pues el préstamo fue contemplado para un periodo de 15 de años de pago. 

Según el director financiero de la Municipalidad, Keylor Solórzano, el que no se haya comprado todavía el terreno del cementerio y se esté pagando el crédito no afecta económicamente a otros proyectos municipales, pues era dinero que estaba presupuestado. Lo que sí afecta es la recuperación de la deuda.

 

 

“Si el terreno ya se hubiera comprado, la Municipalidad podría recuperar el dinero del préstamo con la venta de los nichos. Eso disminuye el déficit de la Municipalidad”, dijo Solórzano.

El funcionario aclaró que el dinero del préstamos se encuentra en un fondo de inversión del Banco Popular y ha recuperado ¢51.504.485 en intereses.

Para el asesor financiero y economista independiente, Gerardo Corrales, no es estratégico que la municipalidad tenga este dinero sin ejecutar, pues el dinero se puede devaluar y el terreno podría subir de precio.

Proceso en veremos

En Nicoya, la compra del nuevo cementerio ha sido toda una odisea. El proyecto se viene peloteando desde hace diez años, pero fue hasta noviembre del 2016 que el Concejo Municipal aprobó la adquisición.

En ese momento, los regidores acordaron la adjudicación de una propiedad valorada en ¢205.750.000 y ubicada cerca de la urbanización de Matabuey, camino a Río Grande de Nicoya, pero la finca tenía un gravamen.

Ahora, la investigación que realiza el Ministerio Público en contra del alcalde Marco Antonio Jiménez pone en pausa el proceso. De acuerdo con la Fiscalía, el departamento de proveeduría supuestamente le recomendó al Concejo de Nicoya que comprara un terreno que pertenecía a un tío de la asesora legal de la municipalidad, de apellido Mora.

Según la presidenta del Concejo Municipal, Karen Melissa Arrieta, en la próximas semanas, la comisión especial del cementerio emitirá un dictamen para decidir qué pasará con la compra del montesanto.

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios