Nicoya, Nosara, COVID-19

Nicoya tiene cinco albergues para casos covid y afectados por inundaciones, dos de ellos en Nosara

This post is also available in: English

El Comité Municipal de Emergencias (CME) de Nicoya tiene preparados dos albergues para atender a personas confirmadas o con sospecha de COVID-19 que no tengan hogares aptos para cumplir el aislamiento. Por ejemplo, que no cuenten con agua potable o que vivan en condiciones de hacinamiento. El CME también tiene listos tres más por si sucede alguna inundación en el cantón.

El gestor de riesgos del municipio, Johan Ajoy, detalló que los albergues para casos COVID-19 se activarían en la Escuela Leonidas Briceño, en el centro del cantón, y en el Colegio de Bocas de Nosara, en ese distrito costero.

“Se tomó en cuenta de que allá en la zona de Nosara hay mucho extranjero, es una zona de mayor riesgo. Y en el caso de la Leonidas, [la escogimos] por ser Nicoya centro y tener las instalaciones más adecuadas”, explicó Ajoy. “Se coordinó con los directores de cada institución y ambos edificios están listos para albergar cualquier tipo de casos”. 

Según el funcionario, distribuyeron los pabellones de cada centro educativo para separar los casos confirmados, sospechosos y asintomáticos. La Comisión Nacional de Emergencias suministraría las colchonetas, la alimentación y los servicios médicos en el momento de requerirlos. 

La CNE contrató a nivel nacional empresas que van a encargarse de eso. Esas empresas tendrían que asumir inmediatamente si hay que activarlos. A nosotros no nos han dicho cuáles serían las empresas, pero sí están ya destinadas a cargo de cada edificación”, dijo Ajoy.

En menos de dos semanas, Nosara cuadriplicó la cantidad de casos activos de personas con coronavirus. El 7 de agosto el distrito costero tenía solo dos casos y en este momento tiene ocho.

“La preocupación de la gente es muy grande, más por los casos que han estado saliendo. Todo eso viene a preocupar más lo que está sucediendo porque nosotros ya casi tenemos las inundaciones”, dijo preocupado el presidente de la Asociación de Desarrollo Integral de Nosara (ADIN), Marco Avila. 

El Instituto Meteorológico Nacional (IMN) prevé condiciones muy lluviosas para el fin de semana debido a la onda tropical número 30. 

En total, Nicoya reporta 34 casos activos de personas con COVID-19: 20 en el distrito central, ocho en Nosara, tres en Mansión y tres en San Antonio. 

Tres albergues más por inundaciones

El gestor de riesgos del municipio, Johan Ajoy, aseguró que el CME y los comités locales de emergencia de Nicoya están alertas a atender las inundaciones usuales en estos meses del año. 

Según un análisis previo que hicieron en conjunto, determinaron que debían habilitar albergues en el redondel de Nosara, en el salón comunal de El Torito de Sámara y en el gimnasio del polideportivo de Nicoya. 

“Nosara es vulnerable por el dique y por el Barrio Hollywood que siempre se inunda, entonces se escogió el redondel por su amplitud, espacio y cercanía. El Torito también por el (acuífero) Mala Noche, también suceden muchos eventos ahí. Y a nivel general ahí en Nicoya tenemos pensado el gimnasio del polideportivo como tipo albergue para eventos naturales”, explicó Ajoy.  

El presidente de la ADIN, Marco Ávila, dijo que el equipo de voluntarios de Nosara ya tienen las tareas asignadas y están listos para activar el albergue en cuanto se necesite. 

Agregó que al menos 50 personas se sumarían a la atención del albergue para recibir y acomodar personas, cocinar y limpiar. También tienen 400 colchonetas y el espacio de la Cruz Roja adecuado para que se incorpore el equipo de médicos voluntarios que darían atención si alguien lo requiere. 

Ávila estima que aunque la capacidad del redondel es de 4.000 personas, por la emergencia de la pandemia podrían albergar unas 1.000.

Con covid hay que aplicar distanciamiento, hay un área para burbujas, tres metros por tres metros, los que no son de  burbujas van en otro sector y adultos mayores en otro sector”, agregó Ávila.

El CME guarda los suministros para los albergues del gimnasio del polideportivo de Nicoya centro y de El Torito de Sámara en una bodega en el polideportivo. “De ahí distribuiríamos a esos los albergues para tener un control. Ahí tenemos colchonetas, frazadas, diarios. Si sucede algo ya estamos listos”, aseguró. 

El Ministerio de Salud o el Comité Nacional de Emergencias, en conjunto con los comités comunales de emergencias, son quienes darían las órdenes de activar cualquiera de los dos tipos de albergues. 

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios