Regional

Nicoya vivió un 25 de julio sin motines en las calles

Nicoya celebró su 192 aniversario de incorporarse de manera voluntaria a la República de Costa Rica en un ambiente libre de marchas y sin policías antimotines en las calles.

Desde el 2008, cada 25 de julio se ha caracterizado no solo por la algarabía de los festejos, sino también por protestas y reclamos de diversos sectores de la provincia, que han elevado su voz porque consideran que es la única fecha en que el Gobierno vuelve sus ojos a Guanacaste.

Este año, desde las 9 a. m., las calles de la Ciudad Colonial lucían despejadas con poca presencia policial. Solo un grupo de nicoyanos marcharon pero en agradecimiento al Gobierno por haber escuchado sus peticiones y haber aprobado el financiamiento hasta la tercera etapa del Proyecto Residencial Don Mario, el cual se espera que inicie en setiembre próximo.

 

 

Hasta el presidente Luis Guillermo Solís percibió este clima pacífico y lo dijo en la sesión del Consejo de Gobierno.

 

“Siempre hay grupos que aprovechan estas épocas para hacer valer su derecho al reclamo, pero he visto cómo esto ha evolucionado. Entonces, si ha habido un alivio en el clima, no hay policías antimotines en las esquinas, tenemos una relación muy cordial”.

Incluso Wilmar Matarrita, uno de los principales organizadores de movimientos de protesta en Nicoya, indicó que este año no se planeó un reclamo masivo de los diversos sectores de la provincia porque perciben que hay diálogo y avances en algunos temas.

El diputado guanacasteco, Juan Marín, expresó sentirse contento por el avance de proyectos en el tema agua como en el Embalse Río Piedras.

Me siento muy contento de que estemos avanzando en proyectos importantes como el embalse Río Piedras. En este proyecto hemos establecido  plazos que nos permiten ver por dónde vamos”.

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios