Regional, Nicoya, Entretenimiento

Noche mágica: Nicoya brilló y bailó al ritmo de la Navidad

This post is also available in: English

Sería injusto comparar el Festival Nicoya Brilla con algún otro desfile navideño que se realiza en el país o en el mundo, por su pequeño tamaño. Lo que sí es justo es catalogar al festival navideño como una máquina del tiempo, pues quienes lo presenciaron se convirtieron en niños y disfrutaron de la ilusión de la Navidad.

Nicoya brilló la noche del domingo 7 de diciembre con la novena edición del festival, que reunió a más de diez bandas y a unas nueve megacarrozas, que entretuvieron al público con música, bailes y mucho color.

A las 6: 30 p.m., en toda la Ciudad Colonial se escuchó un bombetazo que indicaba el arranque de una noche que muchos guardarían en sus memorias.

Los oficiales de Tránsito, Bomberos y Cruz Roja fueron los primeros que comenzaron el desfile, para dar paso a los mariscales: los gemelos nosareños Román y Gerard Gutiérrez, quienes participaron en la olimpiada internacional de robótica en Rusia,  la Academia de Taekwondo Bek Ho y las deportistas de la Selección de Futbol Femenino, Karol Sánchez y Dinnia Díaz, quienes iban saludando al público desde una carroza.

“Estoy súper feliz de poder compartir con los niños y con la gente de Guanacaste. Estas son las cosas que lo motivan a uno a seguir haciendo el esfuerzo que hacemos”, comentó Díaz.

Para ponerle sabor y sonido a la noche luminosa, la Banda de Marcha Municipal de la Escuela del Sinem fue la primera en  ambientar con villancicos y  con alguno que otro tema contemporáneo como Happy del cantante Pharrell Williams.

De acuerdo con el director de la banda, Josiph Hernández, la agrupación está conformada por 85 músicos y son acompañados por 18 bailarines y seis abanderados, quienes se encargan de embellecer el show. Esta banda, también participará en el Festival de la Luz que se realizará el sábado 13 de diciembre en San José. 

Sonrisas y más sonrisas

Como si fuesen pequeños conciertos, conforme pasaba una banda musical, los asistentes aplaudían con cara de agradecimiento y como si hubieran pagado un boleto para verlos.

Tal es el caso de Yalilé Vega, vecina de San Martín de Nicoya, quien llegó acompañada de diez  familiares en los que iban hijas, hermanas y sobrinas.

“Me encantó este festival. Es una belleza estar escuchando estas bandas tan lindas y ver a las carrozas. La verdad es que uno viene para traer a los chiquitillos, pero uno también la pasa lindísimo”, comentó Vega emocionada.

Sin duda, una de las carrozas que más se robó la atención del público fue la de la unión de las tiendas Papillo, Libería Ayales, Eka, Living Nicoya y Cover 25, llamada Fantasía Disney. En ella, los personajes de Mickey Mouse y Minnie iban saludando al público, con efectos especiales de nieve, que caían en  las cabezas de todo el mundo.

Al frente de la carroza unos diez bailarines de la agrupación Kumbala, iban disfrazados de Mickey y Minnie,  haciendo coreografías con temas del famoso ratón y la vez, regalando confites a los más pequeños.

“Tenemos más de un mes de estarla preparando. Siempre nos gusta hacer una carroza para los niños, que sean ellos los que disfruten y a la vez agradecerle al pueblo nicoyano, por el apoyo a nuestros negocios”, comentó Aidelina Flores, propietaria de Papillo.

En la música, una de las bandas que más llamó la atención fue la Banda Comunal de Música Latina de Santa Rosa de Pocosol de San Carlos, integrada por más de 50 músicos. Los músicos se tiraban al suelo, saltaban y gritaban: ¡Nicoya San Carlos los saluda!, eso sin hablar del repertorio de canciones que ponía a bailar a todos.

Aunque la organización se pulió en el festejo, algunos asistentes se quejaron de las grandes distancias que habían entre bandas y carrozas, que dejaban algunos minutos en blanco, durante el desfile.

Salsa con sabor a Navidad

A las 10:45, cuando acabó el desfile, la plazoleta que se ubica al frente de la Iglesia Colonial de Nicoya, se convirtió en una especie de  trinchera en donde explotaba un juego de pólvora que duró casi 20 minutos.

Con el último bombetazo los músicos de la agrupación nacional Son de Tikizia arrancaron con un concierto que no dejó a ninguno sentado, con temas navideños al estilo tropical como Rodolfo el Reno y Feliz Navidad, que se desprenden del disco Villancicos en Salsa.

“Es la primera vez que venimos a Nicoya y es una experiencia lindísima. Realmente esta actividad es  de los mejores eventos que hemos tenido en Guanacaste y queremos ofrecer los mejores villancicos en salsa”, dijo Alfredo Poveda, vocalista del grupo.

El concierto terminó a la 1: 00 a.m., con un público que parecía no tener un lunes laboral, o al menos, no tenían que madrugar.

Foto pot Ariana Crespo - Una bailarina del Instituto América posa para que el público observe su pollera panameña, traje típico de su país.

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios