Regional, Nosara, Entretenimiento

Nosara a través de los ojos de un artista neoyorquino

This post is also available in: English

“Es un lugar mágico”, asegura Michael Gaillard sobre Nosara, artista que reside en Nueva York y quien estuvo alojado en el Hotel Harmony por tres semanas. Durante su estadía, Gaillard fotografió la comunidad y la naturaleza, mostrando detalles impactantes que quizá se nos escapen por el trajín diario de nuestras vidas.

Como artista visual observó lo que estaba ante él. “Me impactó principalmente la motivación que existe en la comunidad para hacer de ella un mejor lugar, en comparación con otros lugares tropicales donde la actitud hacia el futuro es más casual”, comentó y agregó “existe conciencia real y ética de trabajo, además hay un sentimiento positivo y pienso que va en buenas direcciones”. Originario de la ciudad de Nantucket, Massachussets, Gaillard es un artista establecido en la ciudad de Nueva York. Su área de trabajo incluye escultura, fotografía, y producción audiovisual.

Una serie de coincidencias trajeron de vuelta a Gaillard a Nosara, después de su primera visita al país hace 15 años, la cual fue durante sus años de estudiante universitario. En esa primera vez, Gaillard junto a dos amigos acamparon en la playa de Mal País por tres meses. Años más tarde, el artista se reunió con los propietarios del Hotel Harmony en su ciudad natal, donde se encontraron con frecuencia surfeando en Nantucket, lo cual llevó a conversaciones sobre una posible estadía en el Hotel Harmony. «El momento era perfecto, y, como es lógico, yo estaba ansioso de tener la oportunidad de salir de Nueva York en medio de un crudo invierno.» Gaillard explicó.

Así fue que en enero de 2013, Gaillard se encontraba diariamente surfeando las cálidas aguas de Playa Guiones y tomando fotos con su cámara de lente 8×10. Gaillard mencionó que encontró un respiro al haber llegado a Costa Rica en un período de transición en su vida. «Costa Rica me ha permitido ir más despacio y concentrarme en los detalles que importan en la vida», confesó. Una vez de regreso en Nueva York, el artista produjo dos tipos distintos de trabajo, primero con la fotografía de paisaje y luego con el trabajo de estudio conceptual. Aunque él sintió que era más como una división autoimpuesta de trabajo, creyó que ya era hora de superarlo. Gaillard dijo: «Yo vi la estancia (en Nosara), como una oportunidad para liberarme de las fuerzas que habían sido factores limitantes para mi durante mucho tiempo.»

Visión Fotográfica

Las imágenes que Gaillard produjo mientras estuvo en Nosara llaman la atención a detalles finos. Fotografió la arena, los reflejos, el agua, la naturaleza y la gente que estaba integrando el paisaje. También, fotografió a las cosas que la mayoría de nosotros encontramos a diario, cuando caminamos y miramos a nuestro alrededor, pero quizá no tomamos el tiempo para observar con detenimiento y vivir esa experiencia. Su atención a los detalles habla mucho acerca de la visión fotográfica de Gaillard. «(La fotografía) es una serie de detalles extraídos y es más fuerte cuando la consideramos una metonimia – como un dispositivo en el que las piezas hablan por el conjunto más grande”, aseguró. De manera similar, centrarse en los detalles le ha ayudado a Gaillard a superar la sensación abrumadora que le provoco la experiencia debido a su falta de familiaridad con el medio ambiente. «El momento habla por la experiencia”, explicó y “las pequeñas observaciones hablan por toda la sensibilidad”, comentó. Aquí en Nosara, «si algo me pareció hermoso, interesante, yo respondí a eso.»

Los dos lugares trabajo de Gaillard, Nantucket y Nosara, están conceptualmente unidos. Una vez reproducidos a grandes escalas en los que están destinados a ser vistos (entre 1.8 mts  a 2.4 mts de ancho), el trabajo para el artista se convierte en un espacio en sí mismo. Actualmente, las imágenes del paso de Gaillard por Nosara se pueden ver en su página web. Para el verano de Estados Unicos, Gaillard también mostrará el trabajo realizado en su ciudad natal, Nantucket, y posiblemente llevara Nosara en sus fotografias a Nueva York en el otoño. Gaillard también quiere tener una muestra artística en Nosara.

Al igual que su trabajo en Nantucket, el cual ha estado rodando durante toda su carrera, Gaillard evalua la posibilidad de trabajar en un retrato actual de Nosara. A su vez, expresó su gratitud por la experiencia que tuvo en la zona, el artista también agregó «Nosara tiene todo lo que quiero como un segundo hogar. Puedo ver a mi esposa, (Brett Gaillard), y volver cada año «, concluyó.

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios