Nosara

Nuevo reglamento moderará tamaño de construcciones en Nosara para proteger la fauna de Ostional

This post is also available in: English

La Municipalidad de Nicoya publicará un reglamento temporal para limitar las construcciones sobre la zona de amortiguamiento del Refugio Nacional de Vida Silvestre Ostional (RNVSO), que comprende los cinco kilómetros posteriores al refugio, pasando por las comunidades de Guiones y Pelada.

El fin del reglamento es evitar que las actividades humanas generen impactos negativos en el ecosistema. Por ejemplo, pretende impedir que la luz artificial desoriente a las tortugas al salir a desovar o cuando nacen y se dirigen al mar.

Por primera vez, la Municipalidad tendrá una normativa para limitar el tamaño mínimo de segregación de cada terreno y también establecer el tamaño máximo de las construcciones.

La zona de amortiguamiento está compuesta por el área de impacto directo (un km desde el refugio) y la de impacto indirecto (cuatro km más).

En el área de impacto directo no podrán segregarse terrenos en menos de 1.000 metros cuadrados y no se permitirán las construcciones de más del 40% del área total del lote. Además, la altura no deberá sobrepasar los seis metros.

En la zona de impacto indirecto, el área mínima permitida en que se puede segregar un terreno será de 270 metros cuadrados y las construcciones tendrán, como máximo, 50% de construcción en el lote, con una altura máxima de nueve metros.

1.000m2tamaño mínimo de lote en zona de impacto directo
270m2tamaño mínimo del lote en la zona de impacto indirecto

 

 

 

 

 

El documento también estipula que las tapias en toda la zona de impacto indirecto deben pintarse con colores acordes a la vegetación y que se recomienda la creación de cercas con especies de árboles nativos.

Además, las luces exteriores deberán estar dirigidas al suelo y las internas deberán bloquearse con cortinas u otras barreras para que no desorienten a las tortugas que llegan a desovar, o las que nacen e inician su camino al mar.

Una vez publicado oficialmente, este reglamento aplicará solo a las nuevas construcciones y no a las ya existentes.

Si ya hay terrenos segregados de menos de 1.000 metros en la zona de impacto directo o de 270 en la zona de impacto indirecto, sí podrán construir pero apegándose al porcentaje máximo de construcción para cada área.

Haga clic aquí para leer la propuesta de reglamento.

La propuesta

El reglamento fue propuesto por la Asociación Cívica de Nosara (NCA, por sus siglas en inglés) ante la comisión de plan regulador de la municipalidad, para controlar el crecimiento urbanístico de Nosara mientras se publica el plan regulador.

Una buena parte de las regulaciones se hicieron a partir de la propuesta del reglamento de desarrollo sostenible del Parque Nacional Marino Las Baulas y del Refugio de Vida Silvestre Camaronal”, explica el representante de NCA, Francisco Jiménez.

Ahora el municipio tramita la primera publicación en el diario oficial La Gaceta. Una vez publicado por primera vez, habrá un plazo de mínimo diez días en que la comunidad puede hacer comentarios que el gobierno local podría incluir en el reglamento. En esa primera publicación en La Gaceta se establecerá el lugar, fechas y formatos de recepción de las observaciones.

Una vez terminada la consulta pública, se publicará de forma definitiva el reglamento.

Por el momento, la nueva normativa parece satisfacer a distintos representantes de la comunidad, incluso a algunos desarrolladores.

La administradora del refugio de Ostional, Yeimy Cedeño, considera que es de mucha importancia. “Ya es posible empezar a ver la contaminación lumínica que se observa desde Nosara y está demostrado en estudios científicos que las luces generan desorientación en las tortugas marinas”, dice Cedeño.

Los desarrolladores inmobiliarios tendrán una reunión a finales de este mes con miembros de la comisión del plan regulador para esclarecer dudas. Con la propuesta preliminar, se muestran satisfechos de que haya un control del crecimiento urbanístico de Nosara.

Nos parece que la base del informe es necesaria e importante para poder regular el desarrollo de la zona”, dice Donald Loría, de la desarrolladora Prendas Loría. Sin embargo, considera que tiene muy poca información técnica.

Loría se refiere a que, por ejemplo, en un terreno de 1.000 metros cuadrados, una construcción de 400 metros significa el 40% permitido, pero si se hacen dos pisos eso ya representa 80% de construcción.

El agente vendedor de Century21, Carlos Campos, también cree que el reglamento carece de especificaciones sobre la cantidad de personas que pueden vivir por hectárea cuadrada (densidad de población), pero aplaude la iniciativa. “Me parece que sin una contingencia se hubiera podido salir de control este asunto. Hemos estado viendo lotes muy pequeños y estamos en una zona con muchos recursos naturales y con el mar cerca”, argumenta.

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios