Comunidad

Obra que autorizó alcalde de Nandayure terminó por dañar manglar en Puerto Coyote

This post is also available in: English

El alcalde de la municipalidad de Nandayure, Giovanni Jiménez, autorizó la reparación de una calle con obras que terminaron rellenando con arena parte de un manglar y un estero en Puerto Coyote, aunque él asegura que nunca autorizó maltratar el ecosistema.

Un grupo de vecinos de la zona denunció el problema y el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac) confirmó que hubo afectación. Ahora, los daños están en investigación por parte de la fiscalía.

Según consta en un informe oficial presentado por el SINAC ante el Ministerio Público (adjunto en esta nota), se comprobó que el manglar y el estero en Puerto Coyote se rellenaron con material extraído del cauce del río Millan sin el respectivo permiso de la Dirección de Geología y Minas del Ministerio de Ambiente y Energía (Minae).

 

 

“Las áreas rellenadas dentro del manglar y el estero forman parte del Patrimonio natural del Estado. Los trabajos de relleno fueron hechos sin permiso de la Administración Forestal del Estado ni ninguna otra institución competente”, cita el documento.

LEA: Sinac investiga a Palí de Sámara por supuesta contaminación a Río Lagarto

El director del área de conservación Tempisque del Sinac, Nelson Marín, explicó que en el transcurso de esta semana se realizará una valoración final sobre la magnitud de los daños ambientales ocasionados. Sin embargo, será un juez el que determinará quiénes son los responsables y qué deben hacer para revertir los daños.

“Todo esto está en proceso de investigación. Sí se visitó el sitio y sí hay afectación, pero no sabemos la dimensión de esos daños. Ya será luego un juez el que determine las consecuencias”, explicó Marín.

De acuerdo con el Convenio Ramsar, que lucha por la conservación y el uso racional de los humedales en el mundo, los manglares son fuente de alimentación para miles de especies, al tiempo que tienen funciones vitales relacionadas con la regulación del agua dulce, nutrientes, y la entrada de sedimentos a la costa.

A la fecha, se estima que cerca de un 75% de los manglares alrededor del mundo han sido destruidos y el porcentaje restante está en peligro de desaparecer.  

Solo un camino

El alcalde de Nandayure, explicó a La Voz de Guanacaste que él solo autorizó la reparación del camino que llega al estero en Puerto Coyote y que desconoce la afectación y hasta la existencia de un manglar en la zona.

“Yo no conozco de esa denuncia. A mí no me ha llegado. Es más, ¿me van a denunciar por arreglar una calle que es de la municipalidad y que es nuestro trabajo hacerlo?”, se quejó el funcionario.

LEA: Un grupo de pescadores del Golfo de Nicoya comienza a ver los frutos de su pelea contra actividad ilegal

Los arreglos, según Jiménez, llegaron como respuesta a una solicitud explícita del puesto de guardacostas de la zona, pues necesitaban un mejor acceso a sus instalaciones para las acciones de control marino que se realizan en el área.

Esta fotografía, publicada en el Facebook de la Municipalidad de Nandayure, muestra el relleno de arenón y piedra que, según la denuncia del Sinac ante el Ministerio Público, fue depositado en el estero de Puerto Coyote.

La denuncia del Sinac también señala a Manuel Silva Valerio, jefe de la estación de Guardacostas, ubicada en Puerto Coyote de Nandayure, como presunto responsable de los daños. Este medio trató de localizarlo antes de la fecha de cierre de edición de esta nota, pero no fue posible contactarlo.

Desorden institucional

¿Cómo iniciaron las obras, que terminaron afectando el manglar, sin tener los permisos para ello? Un problema de comunicación a lo interno de los departamentos municipales pareciera ser el origen del problema.

El director del departamento de Gestión Ambiental de la Municipalidad de Nandayure, Douglas Arauz, aseguró que el alcalde nunca le pidió criterio técnico a su departamento para ver si era viable, desde el punto de vista ambiental, realizar los trabajos en la zona del estero.

“La alcaldía obvió al departamento de gestión ambiental. Lo que se tuvo que haber hecho era que nos comentaran de las obras y pedirle de antemano al SINAC una valoración, y luego hacer los diseños de ingeniería, pero eso no se dio, es más, yo estaba de vacaciones cuando se hicieron esos trabajos”, agregó Arauz.

LEA: Nueva ley que evitaría desalojos en refugio Ostional podría aprobarse definitivamente a finales del 2015

Por su parte, el director de la Unidad Técnica de Gestión Vial, David Camacho, aseguró que él tampoco se enteró de los trabajos y que su departamento nunca giró una autorización para que fueran realizados.

Ese aislamiento entre los departamentos fue señalado por el alcalde de Nandayure como “una persecución contra su persona”.

Para Jiménez, existen posiciones a lo interno de la municipalidad que quieren afectar su labor.

“¿Sabe que es lo que pasa?, que ellos [los funcionarios] no me quieren, ellos son los que andan haciendo el daño. A mí no me sorprendería que los daños los hagan otros y después me señalen a mí”, expresó el alcalde.

Arauz descartó ser parte de un complot como el que señala su jerarca, pero confirmó que las relaciones municipales atraviesan un momento de tensión.

“Estamos cansados de ponernos a disposición del Alcalde. Aquí no se apoyan los departamentos”, agregó.

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios