Vida y salud

Oncólogo pide declarar emergencia de salud en Guanacaste por enfermedad en riñones

This post is also available in: English

El epidemiólogo y oncólogo, Dr. Roy Wong Mc Clure, solicitó al Ministerio de Salud y a la Presidencia de la República declarar emergencia sanitaria en Guanacaste, por el aumento del Síndrome de Insuficiencia Renal (IRC), en los trabajadores de la industria azucarera.

El oncólogo señaló que, las cifras para el 2010 señalaban 110 personas con diálisis en el hospital Enrique Baltodano de Liberia, 350 afectados en Cañas y cifras similares a esta en los cantones de Bagaces y Carrillo y Filadelfia. Además,  se reportaron 36 muertes por este padecimiento.

La IRC es una enfermedad que ataca los riñones, provocada por la exposición al sol y la mala o nula hidratación y que suele afectar a los recolectores de la caña.

Por la irresponsabilidad de las empresas y los contratistas, estos trabajadores están quedando en estado de indefensión, sin empleo, con lesiones irreversibles en sus riñones, sin seguros ni atención médica, e incluso muchos han fallecido, denunció la diputada del Partido Acción Ciudadana (PAC), Yolanda Acuña.

Acuña exhortó sobre el manejo inhumano que se le da a los trabajadores de la caña, donde después de exponerlos por años a condiciones que afectan inevitablemente sus estados de salud y sin brindarles el seguro correspondiente, son despedidos sin derecho a sus garantías laborales, apenas muestran los primeros indicios de IRC.

Para ello, presentó un memorando suscrito por el Gerente de Recursos Humanos del Ingenio Taboga S.A., en el cuál se recomienda el despido de ocho trabajadores porque en las pruebas de laboratorio, de función renal y de sangre, realizadas a estos cañeros  están fuera de los parámetros normales.

En el documento se recomendó “que se liquide lo más pronto posible” a estos braceros, antes de que quedaran incapacitados por su padecimiento.

“Esta enfermedad está afectando a los padres de familia, nos están dejando sin ingresos para vivir, para comer vivimos de la caridad de la gente, nosotros no tenemos seguro ni las condiciones para que se le pueda dar tratamiento a los enfermos, nuestros niños y muchachos se están quedando sin estudiar”, comentó cargada de tristeza la esposa de uno de los cañeros que tiene IRC, Patricia Calero.

Calero también hizo un llamado a toda la población para que se solidaricen con la donación de órganos.

Según datos de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), el número de pacientes por este mal, solo en Guanacaste, se ha triplicado, siendo la mayoría de ellos hombres menores de 50 años que trabajan en labores agrícolas y son pobres, “eso ha provocado un colapso de los servicios de hemodiálisis”.

Además, se pidió una investigación legislativa para establecer responsabilidades laborales entre los contratistas, los ingenios y las instituciones competentes como el Ministerio de Salud, el de Trabajo y el Instituto Nacional de Seguros.

Por lo anterior, se presentará una moción ante la Comisión de Derechos Humanos  para determinar que tan recurrente es esa práctica en la industria, y qué implicaciones legales tendría por la evasión de responsabilidades patronales en cuanto a salud ocupacional, seguro social y riesgos del trabajo.

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios