Regional, COVID-19

ONG brinda apoyo psicológico a adultos que enfrentan estrés y ansiedad por desempleo en Guanacaste

This post is also available in: English

Belkis Gutíerrez trabajaba cuidando niños, pero las medidas de confinamiento por el COVID-19 la llevaron a perder su empleo. Así descubrió algo que nunca había sufrido: el estrés y la ansiedad por el desempleo y la incógnita de los últimos seis meses, ¿cuándo acabará esta pandemia?

La guanacasteca encontró apoyo psicológico en la organización sin fines de lucro CEPIA, ubicada en Huacas de Santa Cruz. Allí pudo tener una cita con la psicóloga Patricia León.

“Yo en CEPIA ayudo como voluntaria porque quedarse en casa es peor, uno se queda pensando mucho en esta situación y se acaba estresando. Cuando vi que estaban ayudando con ese apoyo, me acerqué a la doctora Patricia para que me ayudara también”, contó Gutiérrez.

 

La organización sin fines de lucro ya tiene 15 años de trabajar en la promoción de la salud, cultura, deporte y educación de los niños de Guanacaste. Desde sus inicios, atiende a jóvenes menores con citas psicológicas. Sin embargo, por la pandemia, decidieron expandir sus actividades a adultos y adultos mayores.

Hasta el momento, ya han logrado atender a más de 250 pacientes de los 600 que han solicitado una cita durante los últimos meses de crisis sanitaria. 

Atención a los detalles

CEPIA es una de las cuatro organizaciones que durante la pandemia llevan alimentos a las familias guanacastecas que por falta de empleo y recursos lo necesitan.

Sus funcionarias se dieron cuenta de la necesidad de atender a los adultos de la provincia durante la entrega de canastas básicas de comida. 

El coordinador de logística de una de las organizaciones aliadas a CEPIA en la entrega de alimentos, Roberto Céspedes, explicó que para asegurar que los solicitantes necesitan o no los víveres, CEPIA hace una llamada telefónica en la que preguntan la necesidad de la persona o familia, además de cómo se sienten psicológicamente ante la pandemia.

Con las llamadas empezamos a notar que las personas estaban solicitando el apoyo psicológico por estrés, ansiedad o por no poder dormir,” comentó el coordinador.

Entonces la organización empezó a levantar una lista de las personas que necesitaban citas, ya fuera a la hora de la entrega de las canastas básicas, o cuando las mismas personas llamaban a la organización por teléfono o iban hasta las instalaciones.

Les avisamos que la cita es única y que es parte de un proyecto de CEPIA debido a la demanda. Ya cuando están aquí, se les toma la temperatura, tienen que andar con la máscara, se hacen la higienización y luego pasan a la cita”, detalló la psicóloga.

La organización agenda citas para todos los días. León dice que llega a atender hasta cuatro pacientes al día. También dan citas virtuales. Ambos tipos se pueden solicitar al teléfono 2653 8365.

Yo estoy muy contenta con los resultados de este apoyo, la doctora no solo me ayudó en mi bienestar personal, en desestresarme, también me ayudó en lo social, ahora controlo más mis emociones con los demás”, agregó Gutierrez.

CEPIA lleva una base de datos con el conteo de los pacientes. Uno de los datos es el lugar de donde viene la gente: Caña Fístula, 27 de abril, Chircó, El Llano, Hatillo, Hernández, Huacas, La Garita Nueva, La Garita Vieja, Lorena, Matapalo, Pinilla, Portegolpe, Potrero, Tamarindo, Tempate, Trapiche y Villarreal.

Esta base también revela que el 55% de los pacientes atendidos llegan por consecuencias psicológicas generadas por el desempleo, debido al cierre de locales comerciales y hoteles en la zona. 

“En este momento yo creo que además de nosotros, el Colegio de profesionales en Psicología da ese servicio a la sociedad, En el caso de ellos, reciben llamadas y atienden por ahí mismo”, agregó la presidente de CEPIA, Maria Jose Cappa. 

Más allá de la pandemia

La organización y la psicóloga León creyeron que las personas se acercaban más que todo por presentar problemas de estrés, ansiedad y problemas para dormir, debido a las preocupaciones generadas por el efecto económico de la pandemia, el confinamiento y el temor al virus. Sin embargo, los pacientes también llegaron a las citas con situaciones no resueltas en la infancia, problemas familiares o personales.

“Nosotros queremos el bienestar del paciente, el bienestar personal. Si vienen por más que solo afectaciones de la pandemia, no hay problema, no tenemos una exclusividad para estrés y ansiedad”, resaltó la psicóloga.

Al final de cada mes, la organización publica los datos obtenidos con la iniciativa en un resumen mensual de noticias. En el mes de julio, el 59% de los pacientes llegaron por dificultades para conciliar el sueño.

La psicóloga entiende el fenómeno. “Cuando están llenos de preocupaciones por el desempleo o por no encontrar otra salida a esta pandemia, esa preocupación se refleja en el sueño, es difícil dormir con todo eso girando en la cabeza”.

Además, el estudio también reveló que entre los  meses de abril, mayo y junio las mujeres representaron un 88,4% de la población atendida. 

“He notado que los hombres de Guanacaste tienen más dificultades en abrirse emocionalmente, muy por el pensamiento patriarcal del varón guanacasteco”, comentó la psicóloga.

“Es muy importante para la población que CEPIA nos dé esa herramienta. (Yo) estaba súper estresada, preocupada y con una ansiedad que no me dejaba seguir adelante, pude recibir el apoyo de las chicas de CEPIA y he podido seguir con mis cosas”, expresó la paciente Belkis Gutierrez.

La presidente de CEPIA espera que el servicio se siga dando hasta noviembre de este mismo año. La decisión de seguir con el proyecto dependerá de los resultados obtenidos y la demanda que se presente al finalizarlo.

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios