Video

Pajillas sostenibles hechas en Guanacaste

This post is also available in: English

Constantino Morales y su familia viven en el Jobo, un pueblo pequeño en los cerros de Nicoya. Don Tino tiene 59 años y comenzó su negocio de pajillas en el 2007. En aquel tiempo trabajaba como jefe de jardinería para el Hotel Harmony en Nosara en donde se interesó por la sostenibilidad y el medio ambiente. Así fue como se le ocurrió la idea de crear un negocio de pajillas sostenibles, orgánicas y 100% biodegradables, para disminuir el consumo de plástico. Con la ayuda de su familia ha sacado adelante esta micro empresa, que comenzó como algo pequeño y ahora distribuye su producto a empresas en el Pacífico norte y Pacífico sur del país.

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios