Medio Ambiente

Plantas nativas: ¡Tengo hormigas en mis plantas!

This post is also available in: English

Las abejas, los murciélagos, las mariposas, y los colibríes visitan flores. Los aulladores y las orugas ronzan en hojas. Los murciélagos y los pájaros visitan los arbustos y los árboles para buscar fruta madura. Estos son las interacciones evidentes entre animales y plantas, pero algunas relaciones en la naturaleza son un poco menos evidentes.

La interacción entre hormigas-plantas cae en esta categoría. Las hormigas puede que no sean las favoritas en los hogares de las personas, pero para ciertas plantas ellas significan la protección contra animales que las comen o las enredareras que las envuelven y ahogan. Esta especie particular de hormiga buscará el refugio sólo en las plantas, no en su hogar.

Dos especies de «hormigas de plantas» comunes en Nosara son la hormiga de la Acacia y la de la Cecropia (conocida como Guarumo). Si bien la acacia no es siempre pensada como un árbol típico de jardín, es bastante atractivo con su follaje y esas espinas cónicas de aspecto tan singular, que dan a la acacia su nombre (cornizuelo en español). Si usted accidentalmente se ha rozado contra uno de estos árboles espinosos, abra notado que están llenos hormigas dispuestas siempre a picar. El área alrededor de la base de árbol puede parecer también algo desnuda (por el manicure que le hacen estas hormigas). Las hormigas defienden vigorosamente el follaje de la planta de los posibles predadores de hojas. Los pájaros conocidos como cucaracheros Nuquirrufo de algún modo son capaces de superar a las hormigas y hacer sus nidos en las Acacias sin que la defensa de las hormigas pueda hacer nada al respecto.

Las grandes espinas en éste árbol son esencialmente los condominios de las hormigas, y el alimento y la bebida están cerca. Varias glándulas en la base de cada hoja proporcionan el néctar. Y para llevar, qué podría ser mejor que los cuerpos de Beltian, bocados amarillos de alimento, rico en proteína y lípidos,  que se desarrollan en las puntas de las nuevas hojas. En 1874 Thomas Belt describió este sistema fascinante en su libro «El Naturalista en Nicaragua». * El dice de estos bocados (denominados así por él), «Los cuerpos de fruta son  acerca de un-duodécimo de una pulgada de largo y son aproximadamente la tercera parte del tamaño de las hormigas; para que una hormiga cargue uno de estos, sería como un hombre cargando un racimo de plátanos muy grande».

Los árboles de Cecropia albergan también hormigas – no en espinas, sino en las partes cóncavas de sus ramas y troncos. Estos árboles alimentan sus pequeñas hormigas guardianas con cuerpos de Müllerian, pequeños toques suaves y blancos, ricos en el glicógeno, que es producido en una en la base de cada tallo de hoja. Además,  otros bichos habitan a veces los tallos y secretan una sustancia de zumo dulce que las hormigas cosechan.

Si usted no tiene plantas de hormiga cerca a su hogar, búsquelos, son fáciles de identificar cuando se dirija a Playa Guiones en Nosara. Ellos son los ejemplos clásicos de mutualismos tropicales del bosque, por lo cual las plantas y los animales se benefician uno al otro, haciendo un intercambio de bienes y servicios.

Este artículo fue publicado en el año 2007 por La Voz de Nosara

 

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios