Regional, Nosara, Medio Ambiente

Playas de Nosara: Cantidad de agua disponible para el futuro sigue sin saberse

This post is also available in: English

Si bien en el estudio presentado por la ASADA Playas de Nosara se afirma que la infraestructura está en condiciones para durar 20 años más, la ASADA se encuentra en una nueva encrucijada: como dar el servicio de agua si el crecimiento es mayor al 5% proyectado en el estudio.

Según Olivier Von der Weid, vocal de la ASADA, el ingeniero Freddy Humberto Zúñiga, quien realizó el estudio, utilizó los números de las nuevas pajas de agua para designar una tasa de crecimiento de un 5% y así basar su proyección de 20 años más. Este porcentaje se deriva de las tasas de crecimiento promedio de la ASADA. En el 2013, Playas de Nosara experimentó una tasa de crecimiento entre un 8 a un 10%, pero durante los últimos tres años la tasa de crecimiento fue de un 2%, por lo tanto se utilizó un 5%.

¿Pero por qué Humberto Zúñiga no evaluó cuánta agua hay disponible en el manto acuífero de la zona? Según la Junta Directiva de la ASADA, esto es algo imposible de predecir ya que no se puede saber cuanta será la lluvia de los próximos años, ni cuanta agua el acuífero tiene durante la temporada seca.

Sin embargo, aquellos pocos factores que ayudarían a crear posibles predicciones, no son positivos. El Presidente de la ASADA Carlos Yaniz dice que durante los últimos cuatro años Nosara ha vivido una sequía y que siente que es importante conservar el agua que tienen. Yaniz agregó: «tenemos que cambiar la mentalidad (lo cual) es muy duro. Cuando (la gente) no se puede bañar, ahí es cuando nos llaman. «

Por lo tanto, sin suficiente poder financiero para invertir en mayor infraestructura y en la búsqueda de nuevas fuentes de agua alternativas, la prioridad número uno de la ASADA es mantener la que se tiene. El tesorero John Ermatinger afirma, «nuestra obligación es hacer todo lo posible para suministrar agua a las personas que están pidiendo y legalmente tienen derecho a tenerlo».

Von der Weid dice que si el aumento en las tarifas que la ASADA solicitó al ARESEP es aprobada, esta proporcionará una plataforma financiera más estable, que junto con el crecimiento controlado, podría permitir ampliar el suministro de agua.

«Tanto nuestro sistema de agua como la comunidad se beneficiarían del crecimiento responsable de Nosara. Nunca habríamos tenido dinero extra en el banco como teníamos antes [de la disminución del precio], si no se hubieran pagado los impuestos de impacto de los edificios nuevos», dijo Von der Weid.

El 98% de los nuevos clientes pagan los impuestos de impacto de manera voluntarias, el cual cubre el impacto que tiene una nueva construcción en el sistema existente de agua. De esta manera, los clientes existentes no son afectados negativamente y es un ingreso importante para la ASADA junto con las pagos de las cuotas mensuales voluntarias. Pero puesto que el agua es un derecho en Costa Rica, la necesidad de expansión futura es inevitable.

El acceso al agua es un «derecho humano» con excepciones

Según la Sala Constitucional a través de sus interpretaciones de la jurisprudencia, el derecho al agua es un derecho fundamental. La interpretación original se deriva del protocolo de San Salvador de 1988 cuando varios países internacionales, incluyendo Costa Rica, establecieron el derecho a un ambiente sano y a los servicios públicos básicos. Además, las Naciones Unidas ha interpretado el agua como un derecho humano fundamental.

Pero en Costa Rica hay excepciones a este “derecho” fundamental pues la Constitución no lo defiende universalmente (sólo se reconoce técnicamente el derecho constitucional al agua mediante un proyecto de ley). El acceso al agua sólo se garantiza si se relaciona directamente con la salud, si es tecnológicamente factible, si no satura el sistema afectando así el derecho de los usuarios existentes, o si presenta otros problemas técnicos tales como la contaminación o la intromisión de agua salada.

Sin embargo, un estudio técnico por hecho por el AyA debe demostrar alguno de estos conflictos para que el servicio de agua sea negado, o se imponga una moratoria en los permisos y pajas de agua.

La junta de la ASADA tiene confianza en tener pruebas suficiente para subir legalmente sus precios y los impuestos de impacto ambiental. Sin embargo, la decisión solo puede ser tomada por el AyA y el ARESEP.

Turismo y crecimiento controlado

Tanto perforar un nuevo acuífero para generar una fuente alternativa de agua, como comprar el terreno desde donde se haría el perforamiento, puede costar cientos de miles, por lo que Alvin Rosenbaum, presidente de la Asociación Cívica de Nosara (Nosara Civic Association- NCA), cree que es necesario un crecimiento controlado mediante medidas y planificaciones basadas en un plan regulador.

Rosenbaum dijo «Si tenemos demasiadas reglas, nos convertiremos en algo diferente, pero si no tenemos suficiente ( reglas) entonces vamos a conocer las consecuencias a través de números duros.»

Para ser proactiva y buscar una solución, la NCA recientemente creó un Comité para el Crecimiento Controlado. Con un Plan Regulador, la aplicación del reglamento se mantendría a nivel local, permitiendo a la comunidad mantener el control. «No estamos en contra del desarrollo», dijo Rosenbaum, «Queremos mantener el carácter de este lugar, pero también generar empleos para la gente del pueblo».

Originalmente, Playas de Nosara era un proyecto residencial que no se consideraba como destino turístico. Con la exposición pública y el paso del tiempo, la zona se ha convertido en un destino de yoga y surf mundial con repercusión mediática en medios como The New York Times, National Geographic y CNN.

El turismo estimula la economía y se ha convertido en un ingreso rentable, sin embargo, aclara Rosenbaum, «(el NCA) no quiere un turismo de cantidad. Queremos un turismo de calidad. Queremos que la gente venga a sentir que obtienen mucho por su dinero».

 

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios