Regional, Nicoya

Pleito por el kiosco frente a Iglesia colonial ya acumula 16 años de discordia

La disputa que mantiene la Municipalidad de Nicoya por la clausura de un kiosco comercial que estaba ubicado frente a la Iglesia Colonial en el Parque Recaredo Briceño, lejos de terminar tras 16 años de litigios todavía continúa.

La soda la administró Ulises Montiel Matarrita por dos años desde el 25 de julio de 1995 hasta enero de 1997. Fue el 16 de ese mes que la municipalidad decidiera suspenderle la patente comercial alegando incumplimientos en el contrato.

La Corte Suprema de Justicia rechazó el 11 de octubre de 2012 un Recurso de Casación, presentado por Montiel Matarrita, quien busca que la Municipalidad le pague 1.718.977 millones de colones, por motivo de las ganancias económicas que ha dejado de percibir desde 1997 hasta la fecha.

No obstante, Montiel afirmó que desde que le compró la patente en 1994 a Carlota Espinoza, anterior administradora de la soda, la actividad comercial principal fue siempre la ventas de refrescos y comidas en su kiosko y que la Municipalidad ha cometido un error tras otro y que nunca le han mostrado los documentos que indiquen las resoluciones o los supuestos incumplimientos que aseguran en su contra.

“En 1994 cuando le compré la patente a doña Carlota yo fui a la Municipalidad para que suspendiera la patente mientras acondicionaba el local, cuando regresé en 1995 para reanudar el uso de la patente, la Municipalidad me dio una nueva patente, no la anterior”, recordó Montiel.

Y agregó “yo le he pedido a la Municipalidad una copia certificada del expediente que hay en la Municipalidad sobre el acta de la sesión 053 del 16 de enero de 1997, también la lista de normas y ordenanzas municipales que he incumplido y la copia del documento donde me notificaron a mi sobre esos incumplimientos, pero hasta la fecha no he tenido ninguna respuesta, explicó Montiel.

Sin embargo, Montiel aseguró a VON que existe otra demanda en el Tribunal Contencioso Administrativo pendiente a resolver la cual fue interpuesta en 2011 y que él espera sea a favor suyo.

El pasado 28 de enero en un comunicado de prensa Marcos Jiménez alcalde municipal calificó como “absolutamente descabellado” el monto de ¢1 718. 977 millones, pretendido por Montiel Matarrita . “Hay gente que pretenden convertirse en millonarios a punta de demandas contra la Municipalidad”, lamentó Jiménez.

Según estimaciones de Jiménez, el monto demandado por Matarrita significaba gastar casi el 100 por ciento del presupuesto municipal del 2012 que fue de unos ¢ 1 800 millones “para complacer el capricho de una persona muy mal asesorada por abogados que le pintaron pajaritos de colores”, resaltó Jiménez.

Por su parte Montiel aseguró que el montó no es una suma antojadiza pues él consultó a un perito matemático para que cuantificara el total de dinero que ha dejado de percibir desde el momento en que fue clausurado el kiosco.

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios