Nicoya

¿Por qué la muni de Nicoya no repara las calles de Bosques don José, barrio los Ángeles y Caimito?

This post is also available in: English

La Municipalidad de Nicoya no podrá reparar las calles de Bosques don José, barrio los Ángeles y Caimito en 2021 por viejos problemas administrativos que datan desde hace más de quince años entre las urbanizadoras y la Municipalidad. Así lo afirmó la comisión técnica municipal de construcciones durante la sesión ordinaria del Concejo Municipal del pasado 8 de diciembre.

Un informe de la comisión, encabezada por el coordinador de Control Constructivo y Obra Pública, Josué Ruíz, reveló que los urbanizadores entregaron mal -o no entregaron del todo- al menos el 90% de sus calles, lo que imposibilita que la muni repare y construya de las calles. Esta situación, además, fue expuesta al Concejo desde el 2017 por vecinos de las comunidades.

Según el artículo 40 de la Ley de Planificación Urbana, todos los urbanizadores deben asumir el desarrollo de calles, áreas verdes, áreas comunales y parques dentro de su área, y cederlos gratuitamente al uso público, con mínimas excepciones. 

Posteriormente, los proyectos deben ser entregados totalmente listos a las municipalidades para que puedan entrar a la Red vial Cantonal y así la institución se encargue de mantenerlos y repararlos. 

Entre los requerimientos que deben cumplir las urbanizaciones al crear calles es contar con todos los estudios de terreno necesarios, tener la autorización del Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) y asegurar que los materiales de construcción son de bloques o asfalto. 

De no cumplir con los requisitos, tanto el Concejo Municipal como los departamentos competentes de la muni deben rechazar las calles. Esto no ocurrió al dar el visto bueno de los tres proyectos de urbanización en disputa (Bosques don José, barrios los Ángeles y Caimito).

El ingeniero Ruíz, explicó que hasta la fecha al menos el 30% de las calles de todas las urbanizaciones todavía no han sido traspasadas a la municipalidad, y por lo tanto, no pueden repararlas.

Las que sí son competencia de la muni, por su parte, no cumplen los requisitos mencionados. En su mayoría no tienen estudios de terreno, algunos no poseen los permisos del AyA y al menos el 99% son de lastre y no de asfalto. Según Ruíz, esto le deja un camino a la muni: construir las calles desde cero, aunque su responsabilidad era solo de mantenimiento y reparación. 

No es solo traspasar las calles, sino traspasarlas teniendo un punto claro de cómo funcionan. Esto no pasó. Las cosas no se hicieron (dentro de la muni) como deberían y este es el resultado”, afirmó el coordinador de Catastro y Topografía de la Municipalidad de Nicoya, Byron Rosales.

Tanto Rosales como Ruíz afirman que las calles poseen visados mal hechos y al momento de aceptarlos planos de las calles, ni el Concejo ni los departamentos encargados tomaron en cuenta la falta de estudios en ellas. Los errores datan desde hace más de quince años y prevalecen hasta la actualidad.

¿Por qué las urbanizaciones no arreglan las calles?

Los urbanizadores traspasaron los planos a la municipalidad y vendieron a personas físicas los terrenos anexos a las calles, por esto, pasan a un tercer plano y quedan exentos de cualquier responsabilidad. En palabras del ingeniero Ruíz, la nueva administración de la muni no puede exigirles rehacer lo que pasadas administraciones aceptaron. 

La comisión técnica afirmó que el próximo año trabajarán en realizar un manual cantonal con los requisitos para aceptar proyectos viales de urbanizaciones, y así, no se repitan los errores cometidos en el pasado. 

El hecho que el Concejo no cuente con un manual para saber cuándo aceptar una calle es uno de los principales problemas por los que pasó esto”, enfatizó Ruíz. 

También trabajarán en traspasar correctamente las calles que faltan y en regularizar las que ya son competencia de la municipalidad. Esto puede durar meses o años.

¿Cuándo repararán mi calle?

Para el ingeniero Ruíz, de la comisión técnica, es complicado decirlo. Aunque ya la municipalidad tiene la potestad en la mayoría de las calles, desconocen la gravedad de los problemas que traen estos proyectos, pues las urbanizaciones no los especificaron al momento del traspaso y así fue aprobado. 

Por lo tanto, la muni debe realizar estudios en las tres urbanizaciones para valorar las dimensiones del terreno, los permisos de acueductos y alcantarillado. Esto les permitirá conocer cómo  afectarían a los hogares aledaños en caso de intervenir las calles. 

Otra observación que realizó Ruíz, es que en este momento el AyA no está dando permisos de construcción viales pues hay un severo problema hídrico en el distrito central nicoyano. Por lo tanto, aquellas urbanizaciones que en este momento se abastecen del  servicio de acueductos irregularmente, no pueden ser intervenidas porque las comunidades quedarían sin agua. 

No es un buen momento para que Nicoya siga el camino de la urbanización, porque hay un problema hídrico que no podemos resolver hoy”, enfatizó.

El nuevo objetivo para la municipalidad es reparar las calles que ya existen, hacer estudios en las que son de lastre y evitar que estos errores vuelvan a ocurrir. Esto también puede durar años. 

Aún así, el presidente del Concejo Municipal, Martín Reyes, expresó durante la sesión que desde ahora la institución seguirá de cerca la situación de los visados para “resolverle el problema” a los habitantes de las urbanizaciones. 

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios