La Voz Chequea

¿Por qué no se ha declarado alerta de emergencia por los incendios forestales en Guanacaste?

This post is also available in: English

La Comisión de Nacional de Emergencias (CNE) no planea declarar una alerta por incendios forestales en Guanacaste, porque no han superado la capacidad de atenderlos del Cuerpo Nacional de Bomberos y el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac).

El Concejo Municipal de Bagaces solicitó el 27 de marzo a la CNE que declare alerta amarilla para Guanacaste, debido al impacto ambiental de los incendios en la provincia: un 70% del terreno quemado dentro de áreas protegidas está en Guanacaste, según datos del Sinac.

Sólo en los primeros tres meses de 2019 se quemaron 800 hectáreas en la provincia, el equivalente a 1.120 canchas de fútbol del Estadio Nacional.

 

 

Consultado por La Voz Chequea, el presidente de la CNE, Alexander Solís, afirmó que anunciar una alerta amarilla no mejoraría el tratamiento actual de los incendios en la provincia, pues no aportaría fondos o una movilización institucional diferente a la que ya se desarrolla.

Establecer una alerta en toda la región tiene un impacto en el turismo y otros sectores, lo que no necesariamente va a ayudar en la atención de la emergencia”, agregó el jerarca.

El regidor propietario, Edgardo Aragón, fue quien presentó la moción ante el Concejo Municipal de Bagaces para hacer la petición a la CNE. Consultado por La Voz Chequea, Aragón afirmó que, al 10 de abril, el concejo no había recibido respuesta por parte de la Comisión.

La Voz Chequea consultó a la Comisión Nacional de Emergencias, el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac) y la Ley Nacional de Emergencias y Prevención del Riesgo, para entender cómo y cuándo se declara una alerta, en qué ayudan y la situación actual de los incendios forestales en Guanacaste.

¿Para qué sirven las alertas?

La Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias (CNE) es la entidad encargada de alertar una situación que afecta o puede llegar a afectar al país, según el artículo 14 de la Ley Nacional de Emergencias y Prevención del Riesgo.

Walter Fonseca, funcionario de la institución, explicó que las alertas de la CNE se declaran para una amenaza particular en un lugar y momento específicos. A diferencia de la petición del Concejo Municipal de Bagaces, que busca una alerta en toda la provincia.

Además aseguró que las alertas no conllevan ayudas económicas, sino que generan un llamado para que las instituciones tomen medidas antes, durante o después de una emergencia.

La Ley Nacional de Emergencias también crea los decretos de emergencia, que son órdenes directas del poder ejecutivo y que pueden aplicarse a cualquier lugar del país.

La declaración de emergencia permite una excepción en el proceso de aprobación del presupuesto, para que el Gobierno pueda obtener ágilmente suficientes recursos económicos o materiales para atender a las personas, los bienes y servicios en peligro o afectados.

En septiembre de 2014, el Gobierno emitió un decreto de emergencia para poder enfrentar la sequía en el país, con vigencia de cinco años. La medida le inyectó fondos a instituciones como el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y permitió la construcción de proyectos de aprovechamiento de agua y riego, según un comunicado de la presidencia.

La CNE estudia la posibilidad de ampliar este decreto, por las consecuencias humanas y ambientales de la sequía, por ejemplo, la quema de bosques. Sin embargo, el gobierno no ha emitido un decreto de emergencia para los incendios en Guanacaste.

El presidente de la CNE explicó que la Comisión no puede hacer una declaratoria por incendios para todo Guanacaste, porque estas se deben hacer para el sitio específico donde está ocurriendo el fuego. Además, los incendios actuales están bajo control del Cuerpo Nacional de Bomberos y Sinac.

“Lo que está ocurriendo ahorita es que tenemos múltiples incendios de charrales, basureros, quemas agrícolas, pero son efectos muy localizados que se intervienen con recursos locales”, agregó Solís.

Sí hay afectaciones

El representante del Sinac en la Comisión Nacional de Incendios Forestales, Luis Román, explicó que aunque no se declaren alertas, en la temporada 2019 el impacto de los incendios forestales en el país es bastante grande, especialmente en Guanacaste.

Román detalló que al 31 de marzo de 2019, de las 1.505 hectáreas de áreas protegidas que se han quemado a nivel país, un 70% están en Guanacaste. Esta es la cifra más alta desde 2007 y ya supera toda la superficie afectada en los 12 meses de 2018 (1.497 hectáreas).

En las áreas de conservación Guanacaste, Tempisque y Arenal Tempisque el Sinac ha apagado 21 incendios que han afectado 800 hectáreas. El más grande fue en el Refugio Nacional de Vida Silvestre Junquillal en La Cruz y afectó 340 hectáreas.

El presidente de la CNE aclaró que puede llegar a declararse una alerta “frente a un gran incendio que pueda afectar a toda una comunidad”. A modo de ejemplo, Solís dio el caso de la alerta amarilla en el incendio del Cerro Durika en Buenos Aires de Puntarenas, que arrasó con 8.000 hectáreas del 18 al 29 de marzo de 2004, según un informe del Programa del Estado de la Nación.

“Nosotros tomamos en cuenta las sugerencias de los comités municipales de emergencia y las demás instituciones, pero valoramos el monitoreo científico y técnico. (…) El Sinac está respondiendo a los incendios en áreas protegidas y el cuerpo de bomberos en las privadas, hasta el momento no hay una situación que supere la capacidad de las instituciones y no hemos visto la necesidad de tomar acciones extra”, detalló Fonseca.

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios