Regional, Nicoya, General, Salud

¿Por qué solo a mí me pasa lo malo?

¿Alguna vez ha tenido la sensación de que la vida es injusta y que solo a usted le pasa lo feo, lo malo y lo que no desea? ¿O ha pensado que los demás tienen todo para ser felices y que para ellos sí les debe resultar fácil conseguir las cosas? ¡Cuidado! usted puede estar siendo víctima del pensamiento rumiativo negativo.

¿Cuál es ese tipo de pensamiento? Pues nada más y nada menos que aquellas ideas negativas que se repiten una y otra vez en nuestra mente cada vez que evaluamos el exterior, ya sea porque estamos inconformes con nuestra realidad actual, o bien, porque pensamos que todo nos sale mal y a los demás nada les cuesta.

Una forma fácil de identificar este problema tan serio es cuando noto que camino por la vida sin una idea clara de qué es lo que quiero y necesito, justamente aquí está la manera de intervenir mi situación y llegar a la cura de esta molesta conducta.

Al pensar no solo ponemos en acción las palabras que salen de nuestra boca sino que también nuestro cuerpo que se alimenta de esas frases y si esas palabras son negativas, entonces estamos alimentando de negatividad a nuestro cuerpo.

Luego de las palabras vienen las decisiones que nuestro cuerpo también llevará a cabo y entonces estas serán también acciones negativas, de manera que nos predisponemos para sentirnos mal y caminar mal -literalmente por la vida-.

¿Entonces cómo hacemos  para no llegar a esto o más aún si ya hemos desarrollado un comportamiento así? ¿Cómo lo cambiamos? La respuesta es teniendo  una idea clara de mis deseos, de mis objetivos, de lo que yo necesito para ser feliz.

Sentémonos con lápiz y papel en mano. Escribamos cuáles son los objetivos que queremos alcanzar este año, este mes, e inclusive podríamos empezar con este día.

Una vez que tengamos claro dónde es que queremos llegar,  vamos a armar un plan para alcanzarlo; créalo, si usted encuentra su vocación, su deseo de vida, encontrará la verdadera felicidad y es ahí cuando las tempestades, los problemas o las crisis,  solo pasarán a ser parte de los obstáculos que ocurren en la vida y ya nunca los verá ni los usará como excusas para no ser feliz.

 

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios