Regional

Proyectos de seguridad podrían aliviar problemas en playas de Sámara y Nosara

This post is also available in: English

Dos nuevos proyectos se unen a los esfuerzos que hace la comunidad de Nosara para evitar ahogos en sus playas, ataques de cocodrilos y daños al ambiente por parte de personas ajenas o de la misma comunidad.

Se trata de un proyecto de ley para crear un Cuerpo Nacional de Salvavidas y un programa para tener vigilantes ambientales “ad honorem” en las playas.

Aunque la policía turística y los guardacostas realizan patrullajes en las playas, el proyecto de salvavidas dotaría de recursos a las instituciones para capacitar a más personal de salvamento para los bañistas.

 

 

También realizaría análisis técnicos de las distintas playas para determinar su peligrosidad y crear señalizaciones cuando sea necesario. Así lo confirmó Nogui Acosta, asesor del diputado Luis Vásquez, quien es el principal impulsor del proyecto.

Este proyecto de ley aparece en la Asamblea Legislativa en momentos en que la seguridad de los turistas se ve amenazada por la aparición de cocodrilos en las playas guanacastecas y el ahogo de turistas que incluso tenían experiencia para nadar.

El año pasado, por ejemplo, falleció un canadiense de 56 años en Playa Barrigona, cercana a Sámara y Nosara. Según un amigo del fallecido, el hombre no era ajeno al mar, pero las autoridades en seguridad no pudieron responder de manera oportuna.

Consultado por La Voz de Guanacaste días después del suceso, el jefe de la Delegación de la Fuerza Pública de Sámara, Jorge Jiménez, explicó que ellos no reciben ningún tipo de entrenamiento sobre rescates acuáticos, ni como reaccionar específicamente en estos tipos de accidentes.

De aprobarse el proyecto de ley, la Comisión Nacional de Salvavidas estaría conformada por representantes de la Cruz Roja, el Instituto Costarricense de Turismo, el Ministerio de Seguridad Pública, la Cámaras de Turismo y el Servicio Nacional de Guardacostas.

Por su parte, las municipalidades serían las encargadas de contratar a las brigadas con personal capacitado de manera permanente y dotarlos de infraestructura y equipos de salvamento con su propio presupuesto.  

Marco Ávila presidente de la Asociación de Desarrollo de Nosara dijo que la iniciativa es necesaria.

Sería algo muy bueno, porque en Nosara no existe ningún tipo de señalización ni salvavidas con el equipo adecuado. En el Río Nosara hay cantidad de cocodrilos y ahí se baña mucha gente y no existen medidas preventivas”, dijo Ávila.

Vigilancia de los recursos

Otra medida que beneficiará a Nosara, así como a las comunidades cercanas a los refugios y los parques nacionales, es el decreto que ordena a los Comités de Vigilancia de los Recursos Naturales (COVIRENAS), firmado por el presidente de la República Luis Guillermo Solís y el Ministro de Ambiente y Energía Edgar Gutiérrez, el pasado 25 de julio en Nicoya.

Quien quiera convertirse en inspector ambiental ad honorem deberá presentar una solicitud ante el Área de Conservación o el Departamento de Prevención, Protección y Control de la Secretaría Ejecutiva del SINAC.

Una mejor organización podría prevenir sucesos como el robo de animales y plantas de estos refugios, así como la tala ilegal. Guanacaste, de hecho, es la provincia más afectada por este mal, según el último reporte del Minae en junio del 2016.

La ley de COVIRENAS entrará a regir en el momento en que se publique en el Diario La Gaceta, mientras que el  proyecto Comisión Nacional de Salvavidas entraría a discusión en el Congreso en los próximos días.

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios