Publirreportaje

Publicidad Nativa: Obras en el acueducto municipal de Abangares garantiza un servicio ininterrumpido de agua

This post is also available in: English

La Municipalidad de Abangares trabaja en la renovación de la infraestructura del acueducto municipal del cantón, con el fin de garantizar a la población de Las Juntas un servicio ininterrumpido de agua potable. Las obras son posibles mediante un financiamiento otorgado por el Instituto de Fomento y Asesoría Municipal (IFAM) 

Tanto en la época seca como en la lluviosa, la comunidad de Abangares enfrentaba constantes cortes, ya fuera por la disminución en las fuentes de agua o por averías durante lluvias fuertes. 

Los problemas más críticos quedaron atrás gracias al financiamiento de ₡1.374 millones del IFAM. Hasta el momento, la institución ha invertido ₡745,5 millones y está por invertir los restantes ₡628,8 millones. 

Entre el 2018 y el 2019, lograron sustituir la línea de conducción —que lleva el agua de la fuente a la planta, en las montañas del cantón— y de distribución que transporta el agua hasta las casas de la comunidad

La población también cuenta con un nuevo tanque de distribución con 600 metros cúbicos de capacidad, mejoras en el tanque existente y un nuevo equipo de desinfección del agua.  

El proyecto ha beneficiado no solo a Las Juntas, sino también a otros distritos del cantón de Abangares. 

Colaboramos con otras comunidades que no son directamente usuarios del acueducto municipal”, explica el gestor ambiental de la Municipalidad de Abangares, José Francisco Bogantes. “Apoyamos con dos o hasta tres cisternas diarias a los otros sistemas, sobre todo en la época seca”, añade. 

Para el IFAM y el gobierno local era fundamental transformar la infraestructura, pues tenía 35 años de construida y el servicio se interrumpía constantemente. “Sufría deslizamientos, desacoples y estaba construido con material que ya no se utiliza”, detalla el ingeniero del IFAM, Arturo Herrera. 

Cuando ocurría una avería, la planta quedaba sin agua en unos 15 o 30 minutos. “Entonces [se solucionaba] hasta que los fontaneros fueran a la montaña y repararan la tubería”, relata. 

De esta forma, prevén que Abangares tendrá suficiente agua y con la calidad adecuada durante los próximos 15 años, tomando en cuenta la población actual como la demanda de la población a futuro, según los datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC). 

“Esto es un proceso que nos permite garantizar, en la medida de lo posible, un recurso que es vital”, enfatiza Bogantes, del gobierno local. “El agua siempre es y será indispensable en la vida del ser humano y tenemos que garantizar una sociedad que la tenga”, agrega.

Un mejor servicio

En la nueva etapa, IFAM trabajará para que el acueducto municipal mejore su respuesta ante la suciedad del agua en su fuente principal, que es el río Aguas Claras. De esa forma, la comunidad no quedará sin el servicio de agua como sucede actualmente cuando hay lluvias intensas. 

Más de siete kilómetros de líneas de conducción y distribución fueron renovados con PVC. Foto: IFAM

Para lograrlo, perforarán un pozo de unos 45 metros de profundidad. Cuando la planta no aguante la suciedad del río Aguas Claras, el pozo inyectará el agua al tanque de almacenamiento o a la red de distribución, explicó el ingeniero del IFAM. 

De esta forma la población abonada al acueducto municipal de Abangares tendrá garantizados la calidad, la cantidad y la continuidad del servicio público. 

“Se espera que esto mejore la calidad de vida de la población y que haya más capacidades para el desarrollo de actividades económicas del cantón. Que haya más gente que quiera migrar ahí y desarrollar el comercio, porque sin agua no se hace nada”, menciona Herrera. En total, el acueducto beneficia a 18.000 habitantes de Abangares.

Comentarios