Regional

Publirreportaje – IMAS invirtió ¢1.400 millones para la atención de las familias afectadas por Otto

This post is also available in: English

El Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) atendió a 1.500 familias afectadas tras el paso del huracán Otto en la provincia de Guanacaste, para lo cual realizó una inversión social de ¢1.400 millones en los cantones de La Cruz y Bagaces.

Previo al ingreso del huracán a nuestro territorio, el Instituto tomó la decisión de hacer una reserva presupuestaria de ¢1.000 millones para la atención oportuna en el momento que se requiriera la intervención institucional.

Cada uno de los Comités Municipales y Regionales de Emergencia contaba con un funcionario del IMAS y, una vez declarada la emergencia, más de 200 funcionarios –encuestadores, cogestores y trabajadores sociales– se desplazaron a las zonas afectadas para valorar a las familias, aplicar la Ficha de la Información Social y asignar el beneficio por emergencia. Se tomó en cuenta tanto a las personas en albergues como a las personas en el campo.

La Junta Directiva del IMAS también sesionó de manera extraordinaria para aprobar un nuevo beneficio llamado “mejoramiento de vivienda para la atención de la emergencia”, que tiene como objetivo agilizar los trámites de formulación, aprobación y ejecución de este beneficio.

El IMAS estableció una ruta de trabajo para la asignación de los recursos, la cual se divide en tres etapas para cubrir el 100% de las necesidades inmediatas de las personas en situación de pobreza, mayor vulnerabilidad y rezago social, que fueron afectadas por el Huracán Otto.

En los primeros 30 días se ejecutaron la primera y segunda etapa de intervención. La primera fase se centró en atender las necesidades básicas de los afectados como alimento, vestimenta, enseres básicos, ayudas técnicas y pago de alquiler temporal de vivienda.

Durante la segunda fase, también de manera inmediata, se realizó una transferencia de dinero para la compra de materiales básicos para la reparación de las viviendas. Entre los materiales que adquirieron las familias se encuentran láminas de zinc, vidrios, puertas, inodoros y materiales para habilitar servicios como agua y luz.

En este momento, el IMAS se encuentra en la tercera etapa de atención, ejecutando el beneficio de mejoramiento de vivienda para atención de la emergencia, el cual consiste en realizar reparaciones en las viviendas que son propias de los afectados. La asignación de los recursos económicos varía según los estudios técnicos y las necesidades particulares de cada una de las familias.

“Desde el primer momento presentamos una estrategia de atención de la emergencia y hemos rendido informes claros y transparentes por cantón que incluye cantidad de familias y personas atendidas, y los montos asignados. Al final de la gestión, la inversión social del IMAS superará los ¢3.500 millones en todo el país”, informó el ministro de Desarrollo Humano e Inclusión Social y presidente Ejecutivo del IMAS, Emilio Arias Rodríguez.

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios