Galería, Sin categorizar

¿Qué hace a la noche guanacasteca tan fotogénica?

This post is also available in: English

Seguramente usted, igual que yo y millones de personas más pasamos levantando la mirada durante las noches con la esperanza de encontrarnos una noche estrellada. Hay otras personas que se quedan ahí durante horas con el único propósito de fotografiar ese evento que nos seduce, que nos convierte en palomillas aleteando sobre un bombillo.

Un evento tan imperdible como cotidiano.

Varios fotógrafos nos compartieron las imágenes que han hecho durante esas noches en vela. Aparecen inmensos árboles muertos, relámpagos mar adentro que se pierden detrás de una isla o llanuras secas que contrastan a la perfección con el azul frío de la noche.

Según estos entusiastas nocturnos, la provincia ofrece muchas facilidades para realizar este tipo de fotografía. 

“Para darte una idea, en otros lugares he tenido que viajar dos horas de ida y dos horas de vuelta para encontrar un lugar lo suficientemente oscuro. En Nicoya puedo caminar 20 minutos y encontrar un cielo fotografiable. Es conveniente, es hermoso y es el lugar donde nací”, cuenta el fotógrafo nicoyano Oscar Vázquez.

Ese cielo oscuro y fotografiable del cual habla Vázquez es muy importante a la hora de hacer fotos de este tipo. Guanacaste tiene menor contaminación lumínica si la comparamos con el Valle Central.  Al haber menos ciudades grandes, se reduce la cantidad de luz artificial en el ambiente, por lo cual es más fácil tener noches estrelladas.

Otra de las razones que vuelve a la provincia un escenario ideal es su diversidad de paisajes: grandes sabanas abiertas y playas desiertas. Además, la época seca hace que los árboles pierdan sus hojas por completo, lo que ayuda a despejar el cielo y también los convierte en protagonistas de muchas de las fotografías.

“Personalmente me gusta la sensación de tranquilidad que regalan estas locaciones, la paz que se respira y la posibilidad de conectar con la naturaleza es algo que no cambio por nada”, agrega Adrián Fonseca, otro fotógrafo nicoyano. 

No hace falta salir con una cámara colgada al hombro para disfrutar de un cielo lleno de estrellas, así que aproveche esta temporada sin lluvias, reúna a sus amigos bien adentrada la noche, escapen a un paisaje oscuro y déjense deslumbrar

Esta es una fotografía tomada en Puerto Carrillo, una noche muy despejada que tuvo como protagonista la luz de nuestra vía láctea. Guanacaste nos regala cielos despejados para poder presenciar a simple vista este espectáculo” – Adrián Fonseca
“Viajaba de Heredia a Nicoya y, como a la media noche, pasaba por el lugar y me llamó la atención el brillo del pasto dorado iluminado por la luna llena. No lo pensé dos veces y me detuve a capturar una hermosa noche de luna guanacasteca” – Adrián Fonseca
“Tomada en Puerto Carrillo, Hojancha, la idea era capturar la vía láctea sobre la característica roca ubicada en Punta Indio con la marea baja, pero un relámpago atravesó el encuadre” – Adrián Fonseca
“Guanacaste es espectacular para fotografiar las estrellas porque tiene muchos campos abiertos y árboles solitarios para hacer encuadres. Esta foto fue tomada en Playa Naranjo dentro del Parque Nacional Santa Rosa” – Leonardo Venegas
“Esta foto la tomamos de regreso de un concierto, decidimos detenernos y apreciar el cielo nocturno” – Oscar Vázquez
“Esta fotografía fue tomada cerca de la entrada del antiguo basurero municipal. En ella puede observarse la vía láctea. Utilicé la técnica de exposición larga junto con la técnica de pintura de luz. La pintura de luz se utiliza para iluminar zonas que de otra manera no podrían apreciarse. Puede utilizarse un foco, o en este caso la luz del flash del celular” – Óscar Vázquez
Planeamos este viaje a Talolinga cerca de luna nueva porque el lugar tiene poca contaminación lumínica y así aprovechar la noche para tomar unas fotos. El pasto estaba dorado y nos llegaba por la rodilla. Soplaba mucho viento, ya la época seca había iniciado” – Óscar Vázquez

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios