Nosara, Política

¿Qué pasará si Nosara logra su independencia administrativa?

This post is also available in: English

El próximo 3 de junio los nicoyanos votarán si están de acuerdo o no con que Nosara se independice administrativamente de la Municipalidad de Nicoya. Pero, ¿cuáles serán las implicaciones de esa decisión?

¿Nicoya sufrirá por ingresos?

De ganar el Sí, a favor de la independencia administrativa de Nosara, el nuevo Concejo Municipal de Distrito (CMD) podrá percibir todo el dinero proveniente de multas, patentes comerciales, permisos de construcción o cualquier otro impuesto originado en el distrito.

Es decir, la recaudación de ese dinero ya no irá a parar a las arcas de la municipalidad de Nicoya, como sucede en la actualidad, sino que se quedará para solventar las necesidades del distrito de Nosara.

Pero, ¿de cuánto dinero estamos hablando? De parte de la municipalidad de Nicoya no existe un documento oficial que indique cuánto dinero le aporta realmente Nosara al cantón, ni hay un estudio que mida el impacto económico que sufrirá la municipalidad de ganar el sí en el plebiscito.

No tenemos un estimado de cuánto se perdería. Porque presupuestariamente manejamos un solo monto del cantón, no separado por distrito. Sería imposible darlo”, dijo Deisy Marín, encargada de presupuesto de la municipalidad de Nicoya.

Sin embargo, Mario Loría, de la tendencia del Sí y ex regidor municipal, aseguró que Nosara aporta al cantón la suma de ¢700 millones anualmente, datos que según él fueron dados por el departamento contable de la municipalidad de Nicoya.

Solo en el rubro de permisos de construcción, en el 2017, Nosara aportó a la municipalidad de Nicoya la suma de poco más de ¢57 millones, un 47% del ingreso total percibido en ese mismo rubro por el gobierno local.

Para la tendencia del Sí, ese aporte que hace el distrito no es recompensado.

Lo que Nosara aporta se diluye en las necesidades de todo el cantón y nosotros solo llegamos a ver un 20% de ese dinero en retorno”, dijo Loría.

Por su parte, un estudio realizado en el 2013 por el Centro por el Turismo Responsable (Crest, por sus siglas en inglés)  reveló que un habitante promedio en Nosara o en Sámara paga entre 5 o 6 veces más por impuestos a la propiedad que aquellas otras personas que viven en otros lugares de Nicoya.

Para la tendencia del No, la preocupación justamente se origina en que Nosara sobresale como el principal generador de recursos para la municipalidad, luego del distrito principal.

La muni utiliza un sistema de reparto de economía social solidaria entre los otros distritos de Nicoya. Este proyecto nos conlleva a que los recursos quedarán únicamente para distribuirse en Nosara”, alegó Edwin Castillo, ex candidato a alcalde en elecciones 2016 y presidente del movimiento del No.

Entonces, ¿cómo compensaría la municipalidad de Nicoya el dinero dejado de percibir?

En términos generales, la municipalidad de Nicoya tiene al menos tres posibles caminos a elegir (o combinar todos ellos). El primero sería la propuesta y ejecución de nuevos proyectos que inyecten capital a la municipalidad. Un ejemplo de ello es la iniciativa para el cobro de parquímetros en el centro de Nicoya.

El segundo camino, y según establece la Ley General de Concejos Municipales de Distritoel nuevo CMD podría negociar con la municipalidad de Nicoya si gira un porcentaje del dinero recaudado a la entidad.

Por último, la municipalidad podría apostarle a una mejora en su eficiencia, y comprometerse a reducir sus montos pendiente de cobro.

Independencia, ¿absoluta?

Si Nosara debe tener algo claro de cara a las próximas elecciones es que no existirá una independencia absoluta entre el CMD y la Municipalidad de Nicoya.

El asesor legal de la Unión Nacional de Gobiernos Locales, Luis Eduardo Araya, explicó que en el caso del futuro presupuesto ordinario del nuevo Concejo en Nosara que deberá presentar cada año, este deberá ser enviado a la muni de Nicoya para que el gobierno local lo envíe a la Contraloría para su aprobación.

El CMD no tiene la posibilidad de hacer todas las gestiones directas ante Contraloría. Entonces imaginemos que la muni tenga un atraso en el envío de ese presupuesto para su aprobación, también se atrasaría la aprobación del presupuesto para Nosara”, dijo Araya.

Claro está, la municipalidad no tiene injerencia sobre ese presupuesto y solo fungirá como un enlace entre el órgano contralor y el Concejo Municipal de Distrito.

La Ley también establece la obligación que el CMD deberá rendir los informes que la municipalidad considere necesarios.

Casi un municipio

Si en el plebiscito gana el Sí, los recursos que ingresen al Concejo Municipal de Distrito de Nosara tendrán que solventar el pago de todas las responsabilidades administrativas, como el salario de los funcionarios que se contraten y el alquiler del edificio que albergue  la intendencia y el concejo, por ejemplo.

Sin embargo, en este momento no hay un estudio que respalde el rendimiento financiero de esa posibilidad. Es decir, no se tiene certeza de cuánto de lo que actualmente percibe el distrito en ingresos deberá ser destinado al funcionamiento del concejo. Por lo que tampoco se tiene claro, ni proyectado, cuáles serán las ganancias reales con las que dispondrán los nosareños para la ejecución de sus proyectos.

No tenemos el estimado de cuánto va a costar el funcionamiento administrativo de la intendencia, pero hay dos años de tiempo después del plebiscito para organizar eso. Si Nosara logra salir exitoso, inmediatamente entraría en proceso de planificación”, dijo Mario Loría, de la tendencia del sí.

En las próximas elecciones municipales los nosareños elegirían los cinco miembros de su Concejo Municipal y a la o el intendente, quienes tendrían las mismas funciones que los regidores y el alcalde, respectivamente.

¿Qué priorizará Nosara?

Según Loría, el proyecto prioritario para los habitantes de Nosara es la mejora de los 133 kilómetros de calle con que cuenta el distrito, principalmente por la contaminación que genera el polvo y que provoca una serie de enfermedades respiratorias en los vecinos.

Otra de las grandes preocupaciones de los nosareños es la recolección de basura. “Dentro de manto acuífero tenemos miles de toneladas de basura porque no hay servicio de recolección de residuos, ni campo de tratamiento”, agregó Loría.

Según el movimiento del Sí, de ganar, también buscarían la forma de construir un polideportivo y de potenciar programas educativos con el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA).

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios