Regional, Nicoya, Medio Ambiente

Quemas en cerros preocupan a nicoyanos y paraliza a Minaet

This post is also available in: English

Los nicoyanos están preocupados  por la reiterada quema de los cerros cercanos a la ciudad pues en lo que va del año ya se han incendiado dos de ellos en cuatro ocasiones.

El primero de los cerros en encenderse fue el Cerro Jesús ubicado en el sector de La Mansión en Nicoya el 13 de febrero.

Randall Briceño, coordinador de la Brigada de Bomberos Forestales, informó que el origen del siniestro fue debido a la quema  de basura en el lote de un restaurante ubicado en las cercanías del cerro, lo cual provocó  la quema de 10 hectáreas de la montaña.

De manera más reiterada el popular Cerro de La Cruz, ubicado en el barrio Chorotega de Nicoya, ya se ha incendiado en tres ocasiones.

La primera quema reportada fue el 16 de febrero, en un sector cercano al Polideportivo de Nicoya y que consumió 15 hectáreas de terreno.

Posteriormente, el 1 de marzo se dio el siniestro de mayor magnitud tras la quema de 35 hectáreas en el sector cercano al Colegio Técnico Profesional de Nicoya (CTP), y que se extendió hasta la parte alta de la montaña, y el martes 11 de marzo se reportaron quemas aisladas en varios puntos de la colina.

Wilberth Ugarte Medina, director del CTP de Nicoya, comentó que algunos de los terrenos quemados son parte de la finca del colegio. El considera que gran parte del problema radica en la libertad de acceso que existe a la propiedad pues cualquier persona puede trepar al cerro cruzando el lote del centro educativo.

A este respecto, Briceño indicó que existe muy poca vigilancia de parte de los dueños de los terrenos colindantes al cerro de La Cruz.

Por su parte Xinia Campos, funcionaria del Ministerio de Ambiente y Energía (Minaet) en Nicoya, informó que los recursos con que cuenta el Minaet en Nicoya son limitados por lo que cuando ocurre una quema grande y repetida, “la oficina se paraliza para atender las emergencias forestales”.

“Actualmente solo tenemos un vehículo tipo pick up para el traslado de los bomberos voluntarios”, explicó Campos.

Briceño explicó que en este momento ellos cuentan con un grupo de 35 bomberos forestales voluntarios que se dividen en cuatro grupos estratégicos para atender las emergencias, además aclaró que también reciben el apoyo del grupo de bomberos de Nicoya, sin embargo, su accionar es reducido puesto que la mayoría de emergencias que atienden son en estructuras ubicadas en la ciudad y no en lugares de difícil acceso como en las montañas.

Briceño considera que ha habido negligencia de los propietarios de los lotes pues muchos de los incendios se podrían evitar si existiera vigilancia de las propiedades y se efectuaran las rondas a lo largo del perímetro de los terrenos a inicios de año.

“No hay vigilancia y las que sufren son las zonas protegidas…toma 15 años para que un bosque se regenere”, sostuvo Briceño.

El funcionario indicó que existe una iniciativa para crear la Asociación de Bomberos Forestales de Nicoya, la cual tendría personería jurídica y podría recibir y gestionar recursos para atender emergencias locales.

También informó que el grupo de bomberos forestales voluntarios efectúan quemas controladas las cuales cuentan con el visto bueno del Minaet. Si usted es dueño de una propiedad y desea obtener más información al respecto de este servicio puede llamar al 2686-6760.

 

 

Reciba de forma gratuita el resumen de las noticias más importantes de Guanacaste.

Dejanos tu correo

Comentarios