General, Estilo de vida

Redefiniendo el significado de la belleza

This post is also available in: English

“No hay nada más hermoso que alguien que dedica parte sí mismo para hacerle la vida hermosa a los demás.”-Mandy Hale

Ejemplos de belleza externa impregnan nuestro mundo, especialmente en los medios de comunicación. Revistas, películas, libros y la cultura pop están llenos de infinitas imágenes de lo que “parece” hermoso. Fotos de mujeres y hombres que tienen cuerpos delgados, pieles impecables y que parecen infinitamente felices y eternos están por todas partes. Pero estas imágenes no transmiten lo que está por debajo de la superficie. Por el contrario, la proyección superficial que los medios de comunicación hacen de lo que es la “belleza,” distorsiona la imagen completamente y no nos muestra los elementos que son más importantes como la personalidad, la salud, la compasión y la inteligencia social y emocional.

Es hora de redirigir este enfoque y mirar profundamente hacia adentro. Es evidente que necesitamos definir una actitud más sana y verdadera de la belleza, y enseñar esto a las futuras generaciones. Al ser abiertos, sinceros y honestos cuando nos referimos a la belleza y apariencia, al peso e imagen corporal, necesitamos empezar por mirar primero hacia adentro y por último hacia afuera.

Entonces, ¿qué es la belleza? ¿es alcanzable? ¿Por dónde empezamos cuando miramos dentro? ¿Es ser amable, hermosa? ¿es auto expresarse genuinamente – incluyendo la tristeza, ira o frustración – es ese tipo de auto expresión hermosa? Todas estas preguntas son muy subjetivas pero también son las más importantes para definir la belleza y la verdadera fuerza interior.

Así que empecemos por allí. Una persona que es fuerte en el interior no necesariamente puede ser representada como hermosa, pero ¿por qué no? Tal vez es hora de relegar el ser amable y genuina cuando hablamos de la autoexpresión (siempre y cuando no haga daño a los otros) como la única forma de la belleza. Por ejemplo, la belleza puede ser cuando uno reconoce que debe cuidarse a sí mismo para poder ayudar a otro individuo o grupo. Ser auto-conciente y ser fuerte y sabio es tan bello como lo es cuidar de su cuerpo y desarrollar una actitud mental y espiritual positiva. La belleza verdadera irradia desde adentro y es un reflejo de la confianza, salud y felicidad que uno tiene. Y cultivar empatía y sensualidad sin importar la apariencia física también es una forma de la belleza. Ser bella es saber quién eres manteniendo una vida emocional y espiritualmente activa.

Envejecer con gracia y naturalmente es definitivamente ser hermosa. Parafraseando a Vivian Diller, una ex modelo y actual psicóloga de los Estados Unidos que ayuda a las mujeres a que se acepten para poder verse y sentirse mejor con la edad. Diller escribió el libro: “Lo que las mujeres realmente sienten a medida que su apariencia cambia”,  en el cual se dirige hacia aquellos que estamos envejeciendo y esforzándonos para ser modelos de la próxima generación, mostrándoles que ser atractivas no sólo está en la superficie, ayudamos a profundizar y a ampliar el significado de la belleza. Estos son hombres y mujeres que no están buscando ser más joven a medida que envejecen sino que se muestran felices y con ganas de vivir los años que se avecinan. “Su fuerza y su belleza se reflejan con orgullo en sus rostros y en sus cuerpos para que todos puedan ver”.

 

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios