Regional, Sámara, General, Estilo de vida

Redes sociales y el civismo

This post is also available in: English

Sámara parece vivir en Facebook. Si usted no está usando Facebook aquí, probablemente se pierde de muchas cosas. Hacemos ventas de cachivaches en línea, alquilamos casas, enviamos invitaciones a eventos sociales y un sinnúmero de otras actividades, todas en Facebook. La mayoría de las veces funciona muy bien. Sin embargo, la red no está exenta de problemas.

Por supuesto que el mismo Facebook tiene problemas técnicos y puede ser frustrante, pero yo no quiero hablar del proveedor. Quiero hablarle los usuarios.

Sepa quiénes son sus amigos y publique consecuentemente

¿Usted tiene 5 amigos en Facebook o 5000? Si sus mensajes son vistos solamente por su familia o sus 5 amigos más cercanos, puede que no necesite de censurar sus comentarios. Pero si sus amigos de Facebook incluyen su jefe, sus clientes y los clientes de su trabajo o negocio, su abuela, su sobrina de seis años de edad o completos desconocidos, su cuenta es un documento público. Las selfies provocativas, los comentarios inflamatorios, las rabietas personales y las palabras poco amables, no pertenecen en las páginas públicas. Le hace quedar mal. Se refleja en su empleador. Puede ofender a la gente que usted no quería ofender.

 

Y por cierto, usted puede tener múltiples cuentas de Facebook, por lo que si sólo quiere publicar esa foto suya borracho donde se desmayó sin ropa interior, súbala en una cuenta privada. Si es un apasionado de la política, el medio ambiente, las muñecas Barbie, la prevención contra la crueldad animal o cualquier otra cosa que en la que crea fervientemente, cree una cuenta independiente para que el interés sea claro acerca de lo que la cuenta se trata, e invite a la gente a seguirla.

Sea cortés

¿Iría a la casa de su vecino a decirle que su religión es estúpida y sus hijos feos, y luego negarse a abandonarla sin dejar de repetir sus insultos, incluso después de saber que ha ofendido a su anfitrión? Espero que no, y si fuera capaz de hacer eso, no venga a mi casa. No lo voy a dejar entrar. Trate a las cuentas de Facebook de las otras personas como si fueran una extensión de su hogar. Si dice algo que ofende al anfitrión de la cuenta, con intención o no, discúlpese y váyase. Porque honestamente,  ¿ usted cree que alguien va a cambiar de religión o abandonar a sus hijos debido a los comentarios desagradables que usted hace en su cuenta de Facebook?

Si Joe postea una solicitud para firmar una petición en favor de la pena de muerte por ejecución inmediata, sin derecho a juicio, para los conductores que exceden el límite de velocidad, y no le gusta lo que dice, no firme su petición . Si a usted le molesta fuertemente esa petición de Joe, entonces puede comenzar una petición opuesta en su propia cuenta, o enviarle un mensaje privado a Joe, o hablar personalmente con él, con calma y educadamente, sobre por qué cree que su petición es errónea, siempre y cuando lo haga con respeto. También puede dejar de salir o hacer negocios con Joe, si siente que al apoyarlo de alguna manera sería ser infiel a sus propios valores. Pero no está bien tratar de censurar a Joe, ridiculizarlo o difamarlo.

Libertad de expresión

Sí creo que usted debería ser capaz de expresar en Facebook cualquier opinión que tenga, porque yo también tengo derecho a la mía . Sin embargo, debe expresar su opinión en su cuenta, no en la mía. Si su amigo Joe es un ateo, no está bien publicar material religioso en su cuenta de Facebook, o que lo etiquete en sus posteos religiosos. Sus opiniones no son hechos y no sustituyen las creencias de los demás.

También es necesario tener en cuenta que pueden haber consecuencias al expresar su opinión. Legalmente, en Costa Rica, difamar a otro es un delito grave. Asegúrese de que tiene la información correcta antes de publicar una declaración negativa sobre una persona o empresa, o mejor aún, sólo escriba mensajes positivos y encuentre otro foro para la ventilación de datos.

Incluso si usted no entra en conflicto con la ley, pueden haber consecuencias significativas. Si publica que esta a favor de la disminución de la población de animales callejeros por ahogamiento inmediato de cualquier animal que no está en una correa, usted puede decir eso, pero no se sorprenda si la gente deja de ser su amigo o de hacer negocios con usted. Sus lectores tienen derecho a responder como lo consideran necesario, al igual que usted tiene el derecho de expresar su opinión. Y no se sorprenda si cada vez que un animal desaparece en el barrio, la policía toca a su puerta.

Manténgalo privado si se trata de algo personal

Si usted quiere saber acerca de la ruptura sentimal de su amiga, llámela o envíele un mensaje privado. No debe publicar comentarios en la cuenta de su amiga que podrían ser demasiados íntimos, o revelar información públicamente que ella quiere mantener en privado. No publique fotos embarazosas de amigos y familiares. No le diga a todos los 5000 amigos suyos de Facebook acerca de sus síntomas cuando cree que tiene una enfermedad de transmisión sexual (y mejor no diga nada, realmente no quiero saberlo).

No sea estúpido

Si llama a su jefe a las 7 am para decirle que no puede ir a trabajar y suena como si tuviera la peste, no publique fotos suyas en la playa en su cuenta de Facebook a las 10 am con el texto: “Ja, ja! Yo debería estar trabajando en este momento, pero bueno…el sol , la arena y el surf me llamaban”

No debe publicar, “Acabo de recibir una invitación a la fiesta del año! #cumpleañossorpresadejennifer”.

No debe publicar, “Estamos cerrando la casa para ir a Europa tres semanas! Amigos, por favor, mantengan un ojo en el lugar mientras no estamos. Esperamos que el nuevo televisor de pantalla grande todavía esté allí cuando volvamos! Jaja! ” Y si lo hace, no se sorprendas cuando regrese a una casa vacía.

Y nunca, nunca publicar su dirección de casa con este mensaje. “Tenemos mucha comida y mucha bebida.”

Facebook es una herramienta valiosa. Esta comunidad y cada uno de los usuarios pueden beneficiarse de usarlo conscientemente, pero sin el sentido común y las buenas maneras, también se puede causar más daño que bien. Úselo sabiamente. Gracias.

No se pierda las últimas noticias de Guanacaste.

Suscríbase a nuestro boletín

Comentarios